Huelva

La FOE pide arropar a la industria como motor económico onubense

  • Los empresarios apuntan directamente al sector como el impulsor de la mejora del nivel de vida de los ciudadanos

  • Exigen un apoyo en forma de inversiones de las administraciones

Imagen del complejo industrial de Huelva desde la avenida Francisco Montenegro. Imagen del complejo industrial de Huelva desde la avenida Francisco Montenegro.

Imagen del complejo industrial de Huelva desde la avenida Francisco Montenegro. / alberto domínguez

Comentarios 1

La Federación Onubense de Empresarios (FOE) recogió el testigo del alcalde de la capital quien, en un desayuno informativo organizado por Huelva Información, el pasado jueves, defendió la esencia industrial de la ciudad como creadora de riqueza, empleo y bienestar social, así como hizo un llamamiento a no convertirse en el único lugar donde este tipo de instalaciones presentan problemas. Ahora ha sido el turno de los empresarios, quienes en un comunicado difundido durante el día de ayer pidieron un apoyo al sector como un elemento dinamizador de las necesidades de empleo y riqueza para la sociedad onubense. La FOE sustanció la necesidad de dicho impulso haciéndose eco de la noticia adelantada el pasado lunes por Huelva Información en la que se posicionaba a la provincia como la segunda de entre todas las andaluzas con menor nivel de renta.

Los empresarios expresaron de manera inequívoca su pretensión de lograr que se reconozca la "necesidad de que las actividades industriales alcancen un protagonismo de primer orden para llegar a un crecimiento económico equilibrado y sostenible en el futuro que nos permitan acabar con un desempleo asentando de más de 48.000 personas que resulta del todo insostenible".

Desde la FOE se recordó que "cuando apostamos por la industria lo estamos haciendo decididamente por el empleo. Un empleo de calidad y estable, integrado por personas altamente cualificadas que cuenta con la ventaja de que no depende de ciclos cortoplacistas de actividad".

Además, la FOE considera que "la contribución que realiza la actividad industrial a la economía y a la sociedad no se reduce a la riqueza y al empleo generado por sí misma, sino que trasciende al propio sector y va mucho más allá, con un significativo efecto arrastre en toda la cadena de valor provincial, aportando bienestar a los ciudadanos y generando un consumo de productos y servicios que a su vez posibilitan el desarrollo de actividades esenciales como el comercio y la hostelería, sin olvidar que desde hace tiempo el turismo encuentra en la industria un nuevo segmento que ofertar a quienes nos visitan y que está obteniendo interesantes resultados nada desdeñables".

El objetivo principal consiste en lograr "aumentar el atractivo industrial", algo que debe implicar a "todos los ámbitos administrativo, empresarial, económico y social, fundamentado en un mayor desarrollo del sector, una mejora de su estabilidad, calidad y seguridad, la innovación, la formación especializada, la internacionalización, la mejora de la productividad, la cooperación mutua entre empresas y el aumento de la dimensión empresarial. Todos ellos, factores esenciales para que nuestras empresas sean más competitivas y puedan caminar hacia posiciones de liderazgo en los mercados globales".

En definitiva, según la FOE, se trata de impulsar la competitividad de nuestra base industrial auxiliar y complementaria de las grandes industrias tractoras ubicadas en la provincia, y de aquellas otras que puedan instalarse, y a las que hay que saber atraer. Pide la FOE "actuar con soluciones concretas y eficaces para que la industria se convierta, sin fisuras, en el auténtico motor de nuestra economía, seña de identidad y garantía de futuro para vencer nuestro elevado desempleo estructural y que la sociedad en su conjunto así lo entienda, valorando los beneficios sociales y económicos que genera".

Actualmente, contar con un centro industrial del que dependen 10.000 familias, a lo que habría que añadir las derivadas de la actividad portuaria y otras actividades auxiliares, con una inversión acumulada de casi 6.000 millones de euros en las últimas dos décadas y media, es justificación más que suficiente para confiar en la industrialización de Huelva y exigir voluntad, compromiso y esfuerzo conjunto para respaldarla. Se insiste, además, desde la FOE en asumir los objetivos que nos marca Europa que pasan necesariamente por creer en la industria y en una política que la desarrolle consecuentemente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios