Huelva

"Esperanza" y "unidad" en el PSOE onubense ante el relevo en Moncloa

  • Caraballo ve el triunfo de Sánchez como una "bocanada de ilusión para Huelva"

  • Sanchistas y susanistas dicen que la brecha abierta en las primarias es cosa del pasado

Intervención de Ignacio Caraballo durante el comité provincial del PSOE celebrado el pasado febrero. Intervención de Ignacio Caraballo durante el comité provincial del PSOE celebrado el pasado febrero.

Intervención de Ignacio Caraballo durante el comité provincial del PSOE celebrado el pasado febrero. / huelva información

Desde 1995 no ocurría. El relevo en la Moncloa ha propiciado -más de dos décadas después- que las cuatro administraciones públicas con presencia en la provincia se tiñan de rojo. Por ello, en el PSOE onubense se respiran aires de "ilusión" y de "esperanza", si bien también hay conciencia de que lo excepcional de la circunstancia determina que los cambios que puedan llegar a la provincia serán graduales y requerirán su tiempo. Más aún con unos presupuestos ajenos (están por verse las enmiendas que en el Senado hagan los populares de las cuentas que ellos mismos elaboraron junto al PNV).

Los socialistas choqueros, en todo caso, consideran que el nuevo Gobierno encabezado por Pedro Sánchez será beneficioso para la provincia tras seis años y medio de "parálisis" y de "maltrato" y, en este contexto, tanto quienes en su día dieron un paso al frente para apoyar a Sánchez en las primarias, como quienes se alinearon junto a la cúpula andaluza para alzar (frustradamente) a Susana Díaz, insisten en que la brecha que se abrió está hoy más que superada.

"La institución y las personas están por encima de los procesos. Los procesos se pasan, se cierran y aquí formamos parte de una gran familia que trabaja codo con codo. No hay ningún problema ni resquemor que venga del pasado y estoy seguro de que no habrá problemas en ningún sentido. No hay grietas y vamos todos a una. Tras unos años del PP que han sido nefastos para Huelva, esperamos que la provincia empiece a contar para el Gobierno central", señaló ayer el secretario general del PSOE de Huelva.

Ignacio Caraballo, en declaraciones a este periódico, aseguró que, tal y como ya ha dicho la presidenta de la Junta, "a Andalucía siempre le ha ido bien cuando en Madrid gobierna el PSOE". En este sentido, el también presidente de la Diputación ve el triunfo de Sánchez como "una bocanada de ilusión para Huelva, que por fin tiene posibilidad de cambiar la dirección de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para los próximos años.

Para explicar su ilusión y traducir el posible beneficio que estos cambios pueden traer a Huelva, Caraballo puso un ejemplo: "Para que nos recibiera el ministro de Fomento tardamos cinco años. Así que, teniendo en cuenta que en Madrid tendremos a compañeros y, además, con otra sensibilidad, los proyectos que están parados saldrán adelantes poco a poco y gradualmente. Pero no de hoy para mañana, porque hay muchos condicionantes".

De ello son muy conscientes los diputados José Juan Díaz Trillo y Pepa González Bayo, quienes han vivido en primera persona una semana que tildan de "histórica". Ambos coinciden en su valoración de que el PP ha estado "de espaldas a la provincia", por lo que ahora confían en que Huelva recibirá el trato que merece y con un Gobierno "que estará de cara", algo por lo que aseguran que pelearán.

Desde una segunda línea, también alberga grandes esperanzas Juan Ceada, para quien han quedado "en el olvido" las diferencias entre susanistas y sanchistas. Así lo corrobora, según apuntó, el hecho de que "todos los líderes territoriales han apoyado a Pedro Sánchez".

El ex alcalde de Huelva, que estuvo al lado del ahora presidente del Gobierno y le apoyó públicamente "cuando nadie daba un duro por él", cree que su partido -con 138 años de rodaje- ha aprendido que la unidad es "sustancial" a la hora de gobernar y más aún en unas condiciones difíciles.

La secretaria ejecutiva de Pesca del PSOE federal, María Luisa Faneca, tampoco cree que el mayoritario apoyo a Díaz en las primarias vaya a tener consecuencias negativas para Huelva, sino todo lo contrario.

"El secretario general en Huelva es Ignacio, en Andalucía es Susana y en Madrid es Pedro. Y yo hablo con claridad, digo lo que tenga que decir y también los defiendo a los tres por igual. Dentro del PSOE hablamos y se aclaran las cosas", aseguró. A su juicio, ahora mismo es necesaria la unión y, por ello, considera que entre todos hay que poner un granito de arena para normalizar la situación del país.

Faneca siempre ha estado al lado de Sánchez. La ex alcaldesa de Isla Cristina aguantó a su lado cuando éste anunció su intención de promover un gobierno alternativo. Entonces presentaron su dimisión 17 miembros de la dirección federal y ella fue la única andaluza leal a Sánchez. Por ello, su nombre suena desde el viernes como posible miembro del Gobierno de Sánchez, algo de lo que asegura no tener constancia alguna. Hay quienes la sitúan como futura subdelegada del Gobierno, pero ella desmiente haber recibido de momento oferta alguna.

"Eso son conjeturas, quinielas, cosas que se dicen. No hay nada. Yo estoy en Galicia, soy funcionaria en el Instituto Social de la Marina y estoy en mi trabajo y a disposición siempre del partido", aseguró. "Feliz" de estar en la Ejecutiva con Sánchez, para la isleña, al margen de estar o no junto a Sánchez a otros niveles, lo importante es "que llevemos a Madrid nuestras reivindicaciones".

Otro de los nombres que suenan es el de Manuela Parralo. La exportavoz del grupo municipal del PSOE en la capital, ex candidata a la Alcaldía y cabeza visible de la plataforma Militantes en Pie, fue una de las socialistas que se movilizó para ayudar a que Sánchez recuperase la Secretaría General de los socialistas.

Así, estuvo a su lado cuando el 25 de abril ofreció un mitin en Los Desniveles y más tarde renunció a integrar la lista de los 18 delegados escogidos en el congreso provincial del PSOE al entender que deberían ser cinco los sanchistas incluidos en la misma y no sólo dos, tal y como impuso la ejecutiva. Al final Faneca fue la única afín a Sánchez incluida en el listado, que fue susanista al 94%.

Parralo está muy satisfecha con la llegada a la Moncloa de Sánchez, cuya "dosis de responsabilidad", "coraje" y "talante abierto" pueden propiciar el "diálogo y el consenso" en la cuestión territorial. Sin embargo, la catedrática de Lengua castellana y Literatura, que actualmente es profesora en el IES La Orden, aseguró lo mismo que Faneca: "Estoy siempre a disposición del partido pero en ningún momento me han comentado nada". Parralo dejó claro que su apoyo a Sánchez atiende a que cree en su proyecto de partido, algo que hace "de corazón" y "nunca por ambición personal o por buscar un puesto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios