Educación

El Diego de Guzmán recupera el profesor de apoyo perdido este curso

  • Dos niños precisan de su intervención así como de monitores de los que por el momento solo hay uno en el centro

Imagen de las pistas deportivas del Diego de Guzmán. Imagen de las pistas deportivas del Diego de Guzmán.

Imagen de las pistas deportivas del Diego de Guzmán. / Domínguez (Huelva)

El IES Diego de Guzmán y Quesada reincorporará en breve, la figura del Profesor Ayudante Curricular (PAC) que en un principio, fue eliminada para el presente curso. Así lo anunció el pasado miércoles el Servicio de Ordenación Educativa de la Delegación Territorial de Educación a una madre que lo llevaba pidiendo desde hace ya meses por las necesidades que presenta su hijo, alumno de este instituto, y que padece una enfermedad neuromuscular. Otra noticia positiva que atañe a este centro docente es que se han llevado a cabo trabajos de adecuación de acceso a las pistas deportivas, una aspiración que se hizo reclamación hace tres años y que por fin se ha hecho realidad. Con ello se quita un obstáculo más en el camino a la igualdad entre todos los alumnos.

En el Diego de Guzmán y Quesada hay dos alumnos con necesidad de PAC. Según indicó la propia Delegación de Educación, los profesores de apoyo curricular están destinados a alumnos con problemas motóricos o auditivos”. En la provincia hay solo cuatro docentes de estas características ya que se considera que “son para casos graves” aunque su trabajo es con alumnos que tienen perfectas sus capacidades intelectuales con lo que su ayuda se dirige tanto al ámbito científico-tecnológico como al socio-lingüístico.Nani Romero es madre de uno de los alumnos del Diego de Guzmán que precisan de PAC.

Es asimismo, vicepresidenta de la Asociación de Enfermedades Neuromusculares de Andalucía que engloba una serie de las denominadas patologías raras con todo lo que esto conlleva. La asociación entre otras cosas, procura que los niños que están afectados por una de esas enfermedades, tengan una adecuada asistencia en los centros docentes.En el caso del Diego de Guzmán, Nani Romero añadió que otro de los recursos con los que un centro docente debe contar es el de los monitores escolares de los que el Diego de Guzmán tiene uno con la promesa de incorporar otro a media jornada. Romero se congratula de que poco a poco se van incorporando los medios humanos necesarios “aunque todavía son insuficientes”.

El monitor de este instituto ha de atender a cuatro chavales. Esta madre no solo considera que la lucha por contar con personal necesario es importante para que estos alumnos puedan llevar bien su formación, sino que “es un asunto de derechos básicos que deben ser respetados como la posibilidad de contar con profesionales que les facilite el que puedan participar en las actividades extraescolares como por ejemplo una excursión”, con todo lo que eso conlleva de inclusión social.

Nani Romero recuerda cómo su hijo tuvo que pasar, para su ingreso a la Secundaria, la valoración psicopedagógica que la llevan a cabo los orientadores, siendo totalmente apto ya que su enfermedad no le afecta en absoluto sus capacidades intelectuales.Sea como fuere, nos encontramos ante la problemática de un grupo de estudiantes que debe sortear una serie de problemas y obligados a que se estiren los pocos recursos que hay. De hecho, esta misma semana, en calidad de vicepresidenta de Asense, Romero y el resto de la junta directiva de esta asociación fueron recibidos por el jefe del Servicio de Orientación y Atención a la Diversidad de la Consejería de Educación.

En ese encuentro, “nos transmitieron que no había recursos para contar con más personal necesario para atender a los alumnos con necesidades especiales”. Ayer, tanto Romero como otras familias de Andalucía, presentaron en el Registro de la Consejería de Educación, cerca de 10.000 firmas pidiendo precisamente, mayor cantidad de personal para estos alumnos. En la provincia hay más de 1.000 monitores. Es una cifra que puede parecer elevada pero hay que tener en cuenta que buena parte de ellos tienen jornadas laborales muy reducidas. Su situación laboral ha sido muy problemática durante los últimos años y ha dado lugar a distintas movilizaciones que, el pasado verano, dieron como resultado la pérdida del carácter de fijo discontinuo. Respecto a los profesores de apoyo curricular, la Delegación de Educación añadió que había otro docente que compartía tiempo entre el Pablo Neruda y el Pérez Mercader siendo éste el único en esta situación en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios