Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Huelva

Detenida por obtener fraudulentamente 15.000 euros en ayudas sociales

Un agente junto a dos vehículos de la Policía Nacional.

Un agente junto a dos vehículos de la Policía Nacional. / antonio l. juárez (Huelva)

Una mujer residente en Francia ha sido detenida por el Cuerpo Nacional de Policía en Eibar acusada de obtener fraudulentamente unos 15.000 euros en ayudas sociales. La detenida de nacionalidad marroquí alegaba que vivía, en el municipio guipuzcuano donde está empadronada, con su hijo menor, quien en realidad reside en Huelva con su padre. Todo ello con el fin de percibir ayudas sociales de Lanbide de manera fraudulenta.

El Ministerio del Interior ha informado, en un comunicado, de que el arresto se llevó a cabo el 11 de enero, en una operación en la que ha colaborado la Policía Municipal de Eibar, quien alertó de los delitos de estafa de esta mujer.

Una vez iniciada la investigación, Lanbide suspendió las ayudas, tras lo que los agentes de la Brigada de Extranjería y Fronteras de San Sebastián averiguaron que la sospechosa, de nacionalidad marroquí, había solicitado prestaciones alegando que vivía en Eibar únicamente con su hijo menor de edad.

La mujer tenía varias de las habitaciones del piso de Eibar subarrendadas a otras personas y, además, se sirvió de un tercero, previo pago, para empadronar en su casa a una de estas personas con el fin de solicitar más ayudas públicas. Cuando Lanbide se percató de la situación, la mujer alegó que esa persona era un ciudadano ucraniano desplazado por la guerra, cuando en realidad se encontraba en España desde 2003 y residía en este domicilio de manera continuada desde 2020, a cambio de un alquiler de 300 euros por una habitación.

La investigación acreditó que la sospechosa residía de manera continuada, al menos desde enero de 2022 en la ciudad francesa de Niza, donde tenía alquilada una vivienda y había constituido una sociedad para regentar una local de ocio. La arrestada había logrado de esta forma que se le concediera la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) (672,48 euros) y la Prestación Complementaria de Vivienda (275 euros), con lo que sumó 14.913 euros cobrados fraudulentamente entre octubre de 2021 y noviembre de 2022.

Además, los agentes averiguaron que también había solicitado en Francia una prestación económica alegando que tenía a su cargo un hijo menor de edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios