Huelva

La DGT pone en marcha desde hoy una campaña de control del transporte escolar

  • Las inspecciones sobre vehículos y conductores se extenderán hasta el 29 de enero. La velocidad y las distracciones, principales causas de los accidentes en los que están implicados estos vehículos 

La DGT intensificará los controles sobre los autobuses escolares. La DGT intensificará los controles sobre los autobuses escolares.

La DGT intensificará los controles sobre los autobuses escolares. / H, Información

La Dirección General de Tráfico sigue trabajando por la mejora y la seguridad vial, en este caso en un sector concreto como el transporte escolar; así, desde hoy pone en marcha una nueva campaña de control del Transporte Escolar en las carreteras onubenses que se extenderá hasta el 29 de enero. Durante estos días, los agentes de la Guardia Civil de Tráfico y policías locales de los ayuntamientos que decidan sumarse voluntariamente a la misma intensificarán las inspecciones sobre los vehículos destinados al transporte escolar, comprobando que las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos sean los correctos para la prestación del servicio. Esta campaña forma parte de la Programación anual de Campañas de la DGT.

Durante los cinco días de duración de la misma, los agentes intensificarán las inspecciones, comprobando que  dichos vehículos sean los correctos para la prestación del servicio. Asimismo, los agentes verificarán que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción o los tiempos de conducción y descanso.

La seguridad es la máxima prioridad y las cifras de siniestralidad anuales reflejan que éste es un sector seguro. Alrededor de un 40% de toda la flota privada de autobuses realizan servicios de transporte escolar.  El 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo, o justo en los instantes inmediatos, y en muchos casos se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar, o de los padres.  

El transporte escolar está sometido a una serie de normas de cuyo cumplimiento depende en muchos casos la seguridad de los menores. Exigirlas, a través de los centros educativos o las asociaciones de padres que se encargan de contratar las rutas, es un derecho de todos. 

Velocidad y distracciones 

La velocidad inadecuada y las distracciones son las principales causas de los accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos. Está comprobado que a 50 km/h, que es la velocidad máxima permitida en vías urbanas, las posibilidades de que un niño sobreviva sin ninguna medida de seguridad es prácticamente nula, ni siquiera a poca velocidad se garantiza su supervivencia.

En este sentido, destacar que a partir de 2013, todos los camiones y autobuses nuevos de la UE deben contar con un sistema de frenado de emergencia que se active automáticamente cuando detecta la posibilidad de una colisión. 

A lo largo de esta campaña de la DGT que arranca hoy, se prestará especial atención al uso del cinturón de seguridad en aquellos autobuses que lo tengan instalado. En el autobús escolar, el uso del cinturón de seguridad es vida. Cerca de 17.000 autobuses realizan en España servicios de transporte escolar y desde octubre de 2007 se deniega la matriculación a cualquier autobús que no lleve instalados los sistemas de retención. 

En la campaña que se realizó entre los días 3 a 7 de febrero de 2020, la ATGC y las distintas policías locales en Huelva, controlaron 42 vehículos de transporte escolar, de los que  19 fueron denunciados, por carecer de la autoridad de transporte escolar o del seguro de responsabilidad civil y vulnerar las condiciones técnicas y elementos de seguridad. Participaron los Ayuntamientos de Huelva,  Beas, Bonares, La Palma del Condado, y Minas de Riotinto, entre otros. 

El interés de la DGT porque los menores vayan sentados y abrochados con el cinturón de seguridad o el dispositivo de retención infantil adecuado a su peso, talla y edad, es tal que uno de los indicadores de seguimiento de las líneas básicas de la Estrategia de Seguridad Vial, aprobada en 2011 por el Consejo de Ministros, es que no haya ningún menor fallecido sin sistema de retención infantil. 

Con la intención de promover la movilidad sostenible desde edades tempranas la DGT s está fomentando e incentivando los caminos escolares seguros, que favorezcan y estimulen el desplazamiento a pie, en bici o en transporte público en la ida y vuelta al colegio. 

Educando en el bus escolar 

Los trayectos de casa al colegio pueden ser buenos momentos para que el adulto que acompaña a los menores les recuerde algunos mensajes sobre seguridad vial, tales como: 

  • No pararse nunca detrás del autobús.
  • Esperar la señal del conductor y cruzar siempre al menos tres metros por delante.
  • Dentro del autobús, mantenerse sentado y con el cinturón puesto, si éste lo lleva instalado.
  • No correr al llegar al autobús, ni al salir.
  • Obedecer al conductor y al monitor.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios