Crimen de Matalascañas Los acusados de asesinar al anciano en Matalascañas culminarán la condena en 6 años

  • La mujer procesada ha sido castigada solo por facilitar información sobre la caja fuerte y podrá salir de prisión en algo más de un mes

Un instante de la breve sesión del juicio celebrada ayer, donde los acusados reconocieron los hechos. Un instante de la breve sesión del juicio celebrada ayer, donde los acusados reconocieron los hechos.

Un instante de la breve sesión del juicio celebrada ayer, donde los acusados reconocieron los hechos. / Alberto Domínguez (Huelva)

Comentarios 1

El acuerdo del crimen de Matalascañas estaba en ciernes y se hizo realidad en la mañana de ayer, como había avanzado Huelva Información. Todas las partes, incluidas la Fiscalía y la acusación particular, cerraron un trato muy jugoso para los tres acusados del robo y el asesinato de Pedro Pérez –que se produjo el 13 de mayo de 2015 en el chalé de Torre La Higuera donde vivía solo–, rebajándoles sustancialmente las penas de prisión que se reclamaban en las calificaciones provisionales de las acusaciones.

De este modo, los dos principales procesados, C.R.M. y M.C., tendrán que cumplir finalmente solo diez años de reclusión: ocho años por el asesinato del anciano y dos más por el robo cometido en la vivienda, de la que se llevaron la caja fuerte. Hay que recordar que el Ministerio Público reclamaba 25 años de prisión para cada uno de ellos por estos delitos: 20 por la autoría del primero y cinco por el segundo.

Como contraprestación, los acusados reconocieron en la sala de vistas de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva todos los hechos que se les imputaban: que asaltaron el chalé de Pedro Pérez, lo torturaron hasta asesinarlo y le desvalijaron la casa. La sesión apenas duró seis minutos.

C.R.M. baja del furgón policial ayer, antes del juicio del crimen de Matalascañas. C.R.M. baja del furgón policial ayer, antes del juicio del crimen de Matalascañas.

C.R.M. baja del furgón policial ayer, antes del juicio del crimen de Matalascañas. / Alberto Domínguez (Huelva)

Se beneficiarán de la atenuante de reconocimiento tardío de los hechos. También se les aplica la de reparación del daño, puesto que ayer mismo consignaron en metálico 50.000 de los 90.000 euros en los que se ha fijado la indemnización que tiene que recibir la hermana de la víctima como heredera universal. Para que abonen los 40.000 euros restantes se ha establecido un calendario de pagos.

Hay un asunto a tener en cuenta que no resulta baladí. C.R.M. lleva en prisión desde el 30 de septiembre de 2015, por lo que prácticamente ya ha superado cuatro años en preventiva que, lógicamente, se le computarán. Es decir, que dentro de seis años habrá culminado la pena y estará libre de polvo y paja. Antes, una vez que abone su parte de la indemnización, podrá comenzar a solicitar y disfrutar de los beneficios penitenciarios.

El otro asesino de Pedro Pérez, M.C., también superará los primeros cuatro años entre rejas en este ejercicio, concretamente el 23 de noviembre. En seis años y dos meses habrá cumplido la pena impuesta en la sentencia de conformidad, que tendrá que redactar la Sala presidida por Esteban Brito en los próximos días pero de la que ya se conocen prácticamente todos los detalles.

Más tarde que los otros dos fue detenida la única mujer encausada, O.G.L., en la cárcel desde febrero de 2016. Hasta el momento ha completado ya tres años y siete meses en prisión preventiva. Y la condena que finalmente se le ha impuesto tras el acuerdo es de cuatro años. Es por ello que su abogado, Alberto Mondaca, estima que "en mes o mes y medio saldrá ya en libertad".

M.C. se dirige al interior del Palacio de Justicia, ayer, para el juicio del crimen de Matalascañas. M.C. se dirige al interior del Palacio de Justicia, ayer, para el juicio del crimen de Matalascañas.

M.C. se dirige al interior del Palacio de Justicia, ayer, para el juicio del crimen de Matalascañas. / Alberto Domínguez (Huelva)

Para ella la Fiscalía también había pedido 25 años por asesinato y robo con violencia en casa habitada, pero el pacto entre las partes incluía su exculpación del delito de asesinato. Únicamente se le mantiene el delito de robo, por el que pagará el doble que los otros dos encausados (recordemos, condenados solo a dos años por este ilícito). A cambio a tenido que reconocer que fue ella quien "puso al corriente de las circunstancias de la vivienda y de la existencia de una caja fuerte de gran tamaño en el pasillo de la casa, oculta tras un cuadro, a los otros dos procesados, C.R.M. y M.C.".

Mondaca indicó a la prensa una vez finalizada la breve vista oral que su cliente "tiene un cúmulo de sensaciones: está muy contenta porque se le ha retirado la condena por asesinato, pero sigue muy afectada porque ha cumplido más de tres años en prisión sin haber hecho nada".

Preguntado por el motivo por el que a O.G.L. se le han impuesto cuatro años por facilitar la información que permitió a los otros dos cometer el asesinato de Pedro, señaló que "si hubiera sido menor la pena, se dejaría la puerta abierta a que pudiera reclamar una indemnización al Estado" por permanecer en prisión más tiempo de lo debido.

El abogado defensor de M.C., Antonio Revuelta, apostilló por su parte que la calificación jurídica de este asunto se podría haber modificado "a homicidio o incluso a homicidio imprudente", pero la importante reducción de la condena para su cliente (15 años menos de lo inicialmente peticionado por el Ministerio Público) "nos ha interesado y por eso se ha alcanzado el acuerdo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios