Huelva

El Corpus Christi recorre las calles de Huelva

  • Jóvenes cofrades instalan varios altares en el recorrido de la procesión.

Las custodia procesional de Corpus a su llegada a la Catedral. Las custodia procesional de Corpus a su llegada a la Catedral.

Las custodia procesional de Corpus a su llegada a la Catedral. / Josué Correa

El Santísimo Sacramento ha procesionado esta mañana por las calles de Huelva en la tradicional salida del Corpus Christi, que ha presidido el obispo de Huelva, José Vilaplana Blasco, y que este año tiene como lema 'Y renuevas la faz de la tierra'.

Una procesión que salía de la Santa Iglesia Catedral pasada las diez de la mañana, tras la misa pontifical presidida por José Vilaplana Blasco.

El cortejo lo abría la Agrupación Juvenil de la Santa Cruz de Huelva al que seguía los niños y niñas que han hecho este año la primera comunión, para situarse después las distintas asociaciopnes y hermandades que habitualmente participan de manera masiva ene sta procesión, aunque la presencia de onubenses se mantuvo discreta como en los últimos años.

La procesión por el paseo de la Independencia. La procesión por el paseo de la Independencia.

La procesión por el paseo de la Independencia. / Josué Correa

Asistió la nueva corporación municipal encabezada por su alcalde, Gabriel Cruz Santana, y concejales del PSOE, PP, Ciudadanos y Vox.

A lo largo del itinerario se instalaron varios altares conmemorativos. El primero que se situó era el levantado por al Comisión de Jóvenes de la Virgen del Cinta en La Piterilla, junto al busto de San Marcelo Spínola.

En la parroquia de la Concepción el altar lo presidía en la puerta de Méndez Núñez una imagen del Sagrado Corazón de Jesús, al cumplirse este año el Centenario de la Consagración de España al Corazón de Jesús. En Mora Claros, a las puertas del Centro de Mayores, fueron los jóvenes de la Hermandad de la Virgen del Carmen de la Concepción los que instalaron su altar.

En el Paseo de la Independencia se colocaron otros dos altares realizados por los jóvenes de las hermandades sacramentales de la Salud y de la Merced.

Una de las imágenes más bonita de la procesión del Corpus es su llegada a las puertas de la Santa Iglesia Catedral, donde le arropan todas las representaciones.

El obispo José Vilaplana tuvo una alocución final en el porche de la Merced, en la que se refirió al acto celebrado como “un acto de fe, un acto de esperanza y un acto de amor”, destacando la presencia del “Dios con nosotros” que “se queda en el pan que hoy bendecimos”; destacó que es “el maestro del amor más grande”, un amor que dijo hay que acercar a los que sufren, a los que tienen dudas y a los que vacilan”.

Tras la bendición se escuchó la Marcha Real, mientras se mezclaba con el repicar de las campas. Eran ya las doces cuando el Santísimo se recogía, mientras en el campanario sonaba la hora de Ángelus y fue el canónigo y maestro de ceremonias Diego Capado quien invitaba a todos a rezarlo, con lo que concluía este acto eucarístico con el saludo a María Inmaculada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios