Huelva

Coronavirus Huelva: Los sindicatos piden más protección para evitar rebrotes en la desescalada

  • Satse reclama que los tests al personal sanitario se realicen por venopunción y se analicen en laboratorio para “una mayor fiabilidad”

Una trabajadora coloca un cartel en una entidad bancaria del centro de Huelva. Una trabajadora coloca un cartel en una entidad bancaria del centro de Huelva.

Una trabajadora coloca un cartel en una entidad bancaria del centro de Huelva. / Josué Correa (Huelva)

Las principales fuerzas sindicales de la provincia piden que se extremen las precauciones y más protección para trabajadores y usuarios en el inicio de esta fase 1 de la desescalada para evitar rebrotes del coronavirus. UGT, CCOO, CSIF o el Satse destacan la “vuelta a la vida” en las calles con la apertura de muchos negocios, pero hacen hincapié en la “necesidad de garantizar los equipos de protección individual” y la higiene para eludir los contagios. Y también hacen referencia a la responsabilidad ciudadana.

El secretario general de UGT en Huelva, Sebastián Donaire, evidencia una preocupación especial por el sector textil. “La descontaminación de la ropa que se venda debe extremarse o puede ser un foco” de Covid-19. Otra de las actividades en las que considera que hay que ser muy cautos con el virus es la de las ITV. “Va a haber una afluencia de demandantes de revisión de vehículos y habrá que mantener las distancias de seguridad”. La necesidad de reactivar al economía “no nos debe impulsar a desandar lo andado”, advierte el líder ugetista.

Emilio Fernández,  secretario general de CCOO de Huelva, pide a las empresas que desde ayer pudieron reactivarse “que prioricen la seguridad de trabajadores y clientes”. Desde el sindicato se va a poner en marcha una campaña “en defensa del comercio local, de barrio, prioritaria para que volvamos al consumo de cercanía y el dinero se quede en nuestro entorno”.

Para ello pretende coordinarse con los ayuntamientos onubenses, a los que además quiere implicar en la creación de un servicio de asesoramiento técnico para pymes y micropymes, “que en muchos casos se encuentran con dificultades para entender la normativa y para aplicarla”.

Es pronto para tener datos de incumplimientos de medidas de seguridad en los negocios, pero se podrán ir conociendo, de producirse, a lo largo de la semana. No obstante, Fernández destaca que los problemas que se presentaron en sectores ya activos como la construcción, la mar o el campo “se han ido corrigiendo de forma general”, por lo que confía en que lo mismo ocurra con los que ayer retomaron el camino hacia la normalidad.

La necesidad de reactivar la economía “no nos debe impulsar a desandar lo andado”

Desde CSIF, su presidente en Huelva, Juan Manuel Quilón, subraya que “entre fase y fase hay mucha desinformación”, algo que genera incertidumbre. Sin embargo, asegura que “lo que más me preocupa es que en Huelva muchos ciudadanos no se están tomando en serio la desescalada: no respetan la distancia social ni usan mascarilla y esto puede hacernos dar un paso atrás".

A su juicio, “no debemos olvidar que seguimos conviviendo con el virus, que sigue ahí y que si la gente no tiene conciencia social y responsabilidad individual nos podemos encontrar con un rebrote” nefasto para la economía y la sociedad.

Quilón valora positivamente la reincorporación del personal de las administraciones públicas, pero en materia de sanidad reclama que los diagnósticos para el personal que trabaja en primera línea de fuego sean “más fiables”.

Según el secretario provincial de Satse en Huelva, Antonio Botello, la situación en los hospitales “está más tranquila al no haber apenas pacientes con coronavirus”, pero destaca que “no entendemos cómo en Madrid se están distribuyendo mascarillas FFP2 a los ciudadanos cuando en Huelva los sanitarios estamos usando las quirúrgicas”.

De la calma tras la tormenta en los hospitales, al foco principal del problema, que localiza en la Atención Primaria. “Estamos esperando a que terminen de llegar los equipos de protección y se está dando la circunstancia de que cuando un médico sale del centro de salud para atender a un paciente Covid-19 en su domicilio, se traslada con su propio vehículo”, algo que considera de todo punto inaceptable.

Al responsable onubense del Satse también le quita el sueño un posible rebrote. “Estamos expectantes y nos preocupa lo que vemos en la calle, donde parece que la mayoría está como si la situación fuera de total normalidad y no lo es”.

Botello destaca que después de que el 30% de contagiados en la provincia haya sido personal sanitario, se hacen imprescindibles los tests. Lo más fiables, dice, son los rápidos llamados Elisa, analizados posteriormente en un laboratorio. “Los compañeros están solicitando que se hagan por venopunción, que es lo que recomienda el fabricante para que den mayor fiabilidad”, remarca.

Desde su punto de vista, “quedan muchos sanitarios a los que analizar todavía”. No obstante, en el hospital Juan Ramón Jiménez “se van a hacer ahora las pruebas pero insistimos en que deben hacerse con la mayor fiabilidad”. El test Elisa “es el que te dice si has estado contagiado y el PCR es para ver si tienes el virus; ambas pruebas son vitales para el personal sanitario”.

Es más, enfatiza que el colectivo ha estado y está muy expuesto al Covid-19, por lo que “somos las principales fuentes de contagio en estos momentos”. Y los centros de salud también son instalaciones donde el coronavirus puede campar a sus anchas, por lo que Botello pide que apuren las precauciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios