Huelva

Coronavirus Huelva: Los sanitarios piden a la Junta soluciones “más drásticas”

  • Satse y Sindicato Médico advierten de que a finales de enero puede existir “riesgo de colapso en los hospitales onubenses” si continúa el aumento de los contagios por Covid-19

Dos sanitarios introducen a una paciente en una ambulancia en las inmediaciones del Hospital Juan Ramón Jiménez. Dos sanitarios introducen a una paciente en una ambulancia en las inmediaciones del Hospital Juan Ramón Jiménez.

Dos sanitarios introducen a una paciente en una ambulancia en las inmediaciones del Hospital Juan Ramón Jiménez. / Josué Correa (Huelva)

“Insuficientes”. Así califican los sanitarios de la provincia de Huelva el conjunto de restricciones actuales para frenar el avance del virus en el territorio onubense. El motivo de esta apreciación radica en “el riesgo de colapso que se avecina en los hospitales si continúa la tendencia ascendente de contagios”, según expresa a esta redacción el secretario provincial de Satse en Huelva, Antonio Botello. De hecho, si el ritmo de casos no cesa, los centros hospitalarios onubenses “podrían tener complicaciones a partir de los últimos días de enero o en los primeros de febrero”.

Con ánimo de “evitar situaciones de riesgo”, desde Satse abogan por “medidas más drásticas”. En este sentido, los sanitarios concretan que, pese a que “la vida social y económica debe continuar, la única solución es el confinamiento domiciliario”, un escenario que “ya funcionó” durante los meses de marzo, abril y mayo, declara Botello.

La petición de unas restricciones “más duras” viene dada por las consecuencias que auguran los propios sanitarios para su colectivo si se produce una tercera ola de coronavirus, dado que, según Antonio Botello, en estos momentos “es evidente el desgaste físico y psicológico tras dos oleadas”. Así, desde Satse advierten de que la actual evolución del virus puede “traer consecuencias indeseables para los profesionales del sector sanitario, un hecho que repercutirá en nuestro trabajo”.

La citada opinión es también compartida por el Sindicato Médico de Huelva, cuyo representante, Joaquín González, vaticina “unos meses de enero y febrero muy difíciles, pese a que haya comenzado la campaña de vacunación”. Por ello, “si bien es cierto que esperamos más medidas porque las actuales son insuficientes”, lo que pide la central sindical es “una mayor concienciación social en la población”.

En esta línea, desde Satse también apelan a la responsabilidad y, pese a que “se ha reforzado la protección de los colectivos más vulnerables, es importante que el resto de la población actúe de acuerdo a las medidas impuestas por la Junta de Andalucía”.

Precisamente, sobre las mencionadas restricciones, ambos sindicatos onubenses consideran que han sido las “débiles” medidas de las fiestas navideñas las que han traído consigo un aumento “considerable” de los positivos. No obstante, tanto Satse como el Sindicato Médico son “conscientes” de que “no se puede echar la vista atrás y que, por tanto, la necesidad apremia a implantar nuevas restricciones”.

A este respecto, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, afirmó a comienzos de la presente semana que, en función de la evolución que tenga la pandemia en la comunidad autónoma, “no se descartan nuevas medidas restrictivas a finales de esta semana”. En este sentido, Marín recordó que la revisión de los datos e informes se realiza de forma “diaria”, por lo que tras el próximo fin de semana podrían entrar en vigor nuevas restricciones que frenen la propagación del virus.

Del mismo modo, precisó que, si no fuese necesario, se revisaría el próximo día 24 de enero el conjunto de medidas actuales, pero quiso señalar que “si de aquí al viernes o al sábado la evolución es creciente y puede haber problemas en la asistencia hospitalaria y en las camas UCI” la toma de decisiones se adelantaría.

En lo que se refiere a las medidas actuales, cabe resaltar que Andalucía se encuentra en estos momentos en situación de cierre perimetral, aunque están permitidos los desplazamientos entre las ocho provincias que componen la autonomía.

Además, salvo por causa justificada, los andaluces no pueden salir de sus hogares entre las 22:00 y las 06:00, por lo que el toque de queda se amplió una hora con respecto al que estaba en vigor durante las fiestas navideñas.

Respecto a los horarios comerciales, las últimas medidas restringen el horario de los comercios, que pueden estar abiertos hasta las 20:00, a excepción de aquellos que realicen actividades esenciales, los cuales mantendrán su horario habitual.

En hostelería, el escenario se asemejar al de antes de Navidad. Los bares y restaurantes están abiertos hasta las 18:00, si bien pueden preparar pedidos nocturnos. Por su parte, las cafeterías pueden abrir hasta las 20:00 sin servir alcohol a partir de las 18:00. Las reuniones se limitan a seis personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios