Huelva

Coronavirus Huelva: La provincia contiene la incidencia por primera vez en la tercera ola

  • La mitad de los municipios con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes reducen su tasa de contagio

  • Palos de la Frontera supera el umbral del cierre perimetral

Cruce de la calle Puerto durante la jornada de ayer. Cruce de la calle Puerto durante la jornada de ayer.

Cruce de la calle Puerto durante la jornada de ayer. / Alberto Domínguez (Huelva)

Detrás de los datos, las cifras diarias que a veces resultan frías, siempre hay más. Es la tendencia. Cuando surgen las olas, y la pandemia va por la tercera, lo hace de forma suave, con un ligero incremento inicial que avisa antes de dispararse en todos los registros. Siempre es preciso observar ese aumento a 6-7 días para calibrar como la evolución ascendente acelera. El freno, o la desaceleración como usan algunas administraciones, sigue el mismo patrón. No hay un indicativo claro que fije el punto desde el que todo vuelve a bajar, pero hay tendencias que lo apuntan.

La provincia registró ayer, diez días después de las nuevas medidas restrictivas, un leve descenso global en la tasa de incidencia. El primero desde que se declaró la tercera ola. Pasó de 1.053 casos por cada 100.000 habitantes a 1.047. La diferencia es mínima en términos globales pero vaticina que la cresta de la curva no queda lejos. El dato general adquiere mayor dimensión si tiene en cuenta que diez de los veinte municipios que se encuentran en el nivel máximo de restricción lograron descender su incidencia. En la mitad de esos municipios ya no crece. Uno de ellos, Castaño del Robledo, se encuentra con 448 casos por cada 100.000 habitantes y podría abandonar todas las restricciones a partir del sábado al cumplir el ciclo de 14 días. Dependerá de los datos que arroje hoy, cuando se tome la segunda referencia semanal.

Especialmente significativo fue el caso de Isla Cristina. La localidad ha sido la más castigada en términos absolutos del último repunte. Después de una semana de encierro que se añadió al autoconfinamiento pudo ver cómo su tasa bajaba de 3.917,4 a 3.621,1. También lo hizo La Palma del Condado de 1.440 a 1.431. Es significativo en dos de los municipios con mayor población de cuantos tienen las máximas restricciones. Descendieron su tasa de incidencia Villalba ,1. del Alcor (5.422,4 a 5.032,9), Encinasola (4.444,4 a 3.754,7), Villanueva de las Cruces (3.753 a 2.412), Calañas (2.794 a 2.723), El Cerro de Andévalo (2.072 a 1945) y Beas (1.315,4 a 1198). Villarrasa (827),Cartaya (971) y Aljaraque (931) por su parte lograron bajar del umbral de los 1.000 casos por cada 1.000 habitantes precisamente en la jornada en la que entraban en vigor las restricciones, por lo que deberá acreditar durante 14 días el control de la pandemia.

Los incrementos en cambio fueron reducidos salvo en Berrocal que pasó de 3.525 a 4.487. El resto de las localidades tuvieron leves aumentos como Paymogo (2.847 a 2.933), San Bartolomé (1.864 a 2.034), Ayamonte (1.838 a 1.933), Lepe (1.1461 a 1.505), Villanueva de los Castillejos (1.347,5 a 1.382), Punta Umbría (1.246,5 a 1.358) y Aracena (1.036,1 a 1.122,4).

En cuanto a los municipios con más de 500 casos por cada 100.000 habitantes, la noticia no fue tanto el descenso en 10 de las localidades como el hecho que solo Palos de la Frontera (513,77) se incorporase al grupo. La localidad entrará en cierre perimetral a partir del sábado si hoy se mantiene por encima del umbral. Otros seis pueblos mantienen congelada la incidencia como son El Almendro (968,5), Cabezas Rubias (821,9), Alosno (790,2), La Nava (751,8), Escacena del Campo (586,7) y Minas de Riotinto (545,73). Algunos de ellos, por su baja población son vulnerables a oscilaciones acusadas en cuanto se detecta algún caso o brote. De los que llevaban con restricciones desde al menos la semana pasada solo tres han incrementado la incidencia. Son Higuera de la Sierra (854,7 a 932,4), Cortegana (814,4 a 835,8) y San Juan del Puerto (784,9 a 795). En cambio, cinco municipios que ayer estrenaron cierre perimetral siguieron con la tendencia al alza en la tasa de contagio.Nerva (668,5 a 744,9), Rociana (636,53 a 674,7), Bollullos 636,53 a 665,6) y Zalamea 521,5 a 586,7) necesitarán todavía de varios días para notar el impacto de las restricciones en el freno de la tercera ola. La capital, cuya peso demográfico resulta clave en la tasa provincial, vivió un descenso por primera vez en varios días para 879,8 a 869,3. Sin ser una variación relevante, sí puede ser indicativa de la tendencia.

Todo ello en una jornada en la que la provincia de Huelva registró cinco fallecidos. Las muertes se produjeron en Encinasola, La Palma, dos en Isla Cristina y en un municipio sin identificar. En total, la provincia acumula ya 166 muertos por la Covid-19.

La jornada registró 440 positivos nuevos por la enfermedad, eran 441 inicialmente pero hubo un falso positivo de la jornada anterior, si bien la tasa de incidencia tiende a contenerse con un leve descenso con respecto a la jornada anterior. Los nuevos casos se han confirmado en: Almonaster la Real (1), Aracena (12), Berrocal (3), Calañas (1), Cortegana (1), Higuera de la Sierra (1), Jabugo (2), Minas de Riotinto (1), Nerva (4), Santa Ana la Real (1), Valverde del Camino (10), Zalamea la Real (2), Almonte (2), Beas (1), Bollullos del Condado (10), Bonares (3), Gibraléon (12), Lucena del Puerto (5), Moguer (10), La Palma del Condado (21), Palos de la Frontera (14), Paterna (2), Rociana (5), San Bartolomé de la Torre (9), San Juan del Puerto (2), Trigueros (8), Villalba (7), Aljaraque (13), Alosno (1), Ayamonte (33), Cartaya (14), Huelva capital (113), Isla Cristina (31), Lepe (38), Paymogo (1), Punta Umbría (24), San Silvestre (1), Villablanca (4) y Castillejos (2). Hay 17 nuevos casos en municipios sin especificar.

En cuanto a la presión hospitalaria, hay en estos momentos 245 personas hospitalizadas, de las que 22 en UCI. Supone dos más en planta y la misma cifra en Cuidados Intensivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios