Huelva

Coronavirus Huelva: La labor de los sindicatos

  • UGT reclama que los Ertes se prorroguen hasta Semana Santa

  • CCOO reconoce un “esfuerzo enorme” por atender y asesorar

  • CSIF pide un plan de contingencia social

Reivindicación sindical onubense en el ámbito sanitario. Reivindicación sindical onubense en el ámbito sanitario.

Reivindicación sindical onubense en el ámbito sanitario. / Alberto Domínguez

El eslabón más cercano a los trabajadores, los sindicatos, han jugado y lo siguen haciendo, un papel fundamental en estos meses en los que la inestabilidad del empleo se ha convertido en una consecuencia directa de la crisis generada por la pandemia del coronavirus. Con el paro al alza, los Ertes han sido un instrumento esencial para sostener la actividad económica y a muchas empresas que han visto cómo las cuentas no cuadraban a final de mes. “De marzo hasta junio creo que fuimos servicios esenciales”, apunta a Huelva Información el secretario general de UGT en Huelva, Sebastián Donaire. Y es que más allá de la negociación de los convenio colectivos y otros quehaceres sindicales habituales la carga de trabajo se ha visto aumentada “dando cobertura a muchos miles de compañeros que tenían problemas y dudas”, donde los Erte han protagonizado las cuestiones a resolver y se ha complementado con guiar sobre el Ingreso Mínimo Vital.

El esfuerzo se ha doblado en estas semanas de incertidumbre. Semanas de documentación y burocracia que sigue siendo un quebradero de cabeza para muchos. “Es muy habitual que nos llamen trabajadores, afiliados o no, delegados de empresas con consultas y con problemas relacionados con Ertes”, reconoce a este periódico el secretario general de CCOO en Huelva, Emilio Fernández. “En ese sentido hacemos un esfuerzo enorme por atender y asesorar”.

De manera concreta, sobre el Erte, Fernández lo considera como un “instrumento que da mucha seguridad jurídica, laboral y salarial a los trabajadores”. Y no solo a ellos sino “también a las empresas para no destruir empleo”. Hasta el momento el final de los Erte tiene el 31 de enero como telón de fondo. Sin embargo desde CCOO apuntan que mientras dure la pandemia “vamos a seguir presionando para que se prorroguen” con tal de “dar garantías a las empresas y trabajadores”. Sebastián Donaire va más allá y señala que “como mínimo” se tienen que alargar hasta la próxima Semana Santa. “Nuestra principal reivindicación es que a los trabajadores y a las empresas hay que darles la cobertura suficiente para que puedan hibernar tanto en cuanto no puedan reactivar su actividad al 100%”. Es más, el secretario general de UGT advierte que “como mínimo, hasta el verano que viene el sector servicios no va a empezar a ver la luz”.

También hay críticas a las Administraciones a raíz del coronavirus. Por ejemplo, el presidente de CSIF Huelva, Juan Manuel Quilón, apunta a Huelva Información que la pandemia “ha puesto de relieve la escasez de medios en el ámbito público y ha revelado una Administración obsoleta en cuanto a la adaptación a nuevas formas de trabajo, como el teletrabajo”. Asimismo desde el sindicato exigen “una mayor regulación del teletrabajo y una aplicación real, ya que se está constatando que se está aplicando en un escaso 5% a nivel provincial”. Tanto es así que “se deniega la mayoría de peticiones del teletrabajo aun cuando las funciones se puedan realizar con la misma eficiencia. Quilón, además, remarca que “es curioso cómo en la Administración, que puede desarrollarse telemáticamente, hay trabas, y en sanidad, que es más necesario, las consultas son vía telefónica”. Por su parte, desde CCOO se ha denunciado el “retraso” respecto a la documentación administrativa. Y continuarán con la demanda de ayudas económicas para las empresas y un plan de ayudas sociales para los trabajadores, que en esta caso son los Erte, cuando haya “una medida restrictiva en el plano económico”.

Una de las preocupaciones de UGT es el sector servicios. Concretamente lo vinculado a la restauración, a lo turístico que “prácticamente son los que están sufriendo en primera mano, desgraciadamente, esta pandemia porque son los que están sufriendo más restricciones”. En esa línea, Sebastián Donaire explica que “estamos exigiendo al Gobierno que haya ayudas para el sector servicios y sobre todo para los autónomos”. Y es que, advierte el secretario general, “nos podemos encontrar que si no hay ayudas suficientes pues más de un tercio” de los negocios “vinculados a la restauración y al pequeño comercio pueden cerrar en las próximas semanas”. Una petición que hacen a la Junta de Andalucía, mientras que al Gobierno le reclaman que los presupuestos “tienen que estar muy volcados a intereses sociales para que se pueda minimizar la situación que van a padecer, porque desgraciadamente no va a terminar a corto plazo”.

Por su parte, Juan Manuel Quilón apunta que tienen reuniones de forma “permanente participando en los comités de salud y prevención para verificar que se cumplen los protocolos, y que se tenga una adecuada dotación de EPIs”. A nivel social, añade, “es necesario un plan de contingencias, ayudas suficientes para los sectores más afectados y planes de empleo con ayudas a la contratación y el autónomo”. Asimismo, el presidente de CSIF Huelva señala que la pandemia “ha evidenciado la necesidad de avanzar en conciliación: flexibilidad horaria, adaptación de puestos…”. Por sectores desde este sindicato critican que, por ejemplo, en Educación “no se han bajado las ratios, ni se han reducido horarios ni desdobles. Hay un alto riesgo de exposición. Y existe una tardanza a la hora de realizar pruebas a docentes y alumnado”, entre otras cuestiones. En el ámbito de la Sanidad, CSIF critica la “falta de recursos, y de personal”, además que “no hay gente en bolsa para contratar”.

Ante las últimas medidas que se están tomando para hacer frente al coronavirus, CCOO apunta que “se pueden anticipar y consultar con los sindicatos, o que se informe de manera oficial. En algunos casos da la sensación de medidas descoordinadas. Hemos exigido no tanta improvisación”. Por su parte, Sebastián Donaire dice que el paro ha subido, entre otras cuestiones, porque “muchos trabajadores que eran fijos discontinuos en el sector turístico no se han llegado ni a incorporar a su trabajo. También hay muchas empresas que no han podido sobrevivir a esta situación, ni con ayudas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios