Huelva

Condenado a 4 años de cárcel por participar en un alijo de 3.231 kilos de hachís

  • La sentencia de la Audiencia Provincial de Huelva lo considera un delito contra la salud pública 

  • Se absuelve al acusado del delito de atentado a agentes de la autoridad 

Audiencia Provincial de Huelva. Audiencia Provincial de Huelva.

Audiencia Provincial de Huelva. / Alberto Domínguez

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a un hombre a cuatro años, un mes y dos días de prisión por participar en un alijo de 3.231 kilos de hachís, parte del cual transportaba él, pese a no tener carné de conducir, en una furgoneta que fue interceptada por la Guardia Civil en Ayamonte (Huelva).

La sentencia lo considera autor de un delito contra la salud pública, por el que le impone, tres años, nueve meses y un día de cárcel así como el paso de dos multas de 55 y 40 millones de euros con una responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de 43 días; y de un delito contra la seguridad vial por el suma cuatro meses y un día más de prisión.

Lo absuelve, sin embargo, del delito de atentado a agentes de la autoridad con instrumento peligroso del que también se le acusaba.

Se considera probado que el 13 de septiembre de 2018, sobre las 22:43 horas, en el marco de una operación conjunta que Guardia Civil y Vigilancia Aduanera venían desarrollando desde marzo de ese año, fue detectada por los investigadores la salida de una furgoneta de una nave de La Palma del Condado, llegando tres cuarto de hora más tarde a Ayamonte donde permaneció estacionada en las proximidades de la estación de autobuses hasta las 4:50 horas, que puso rumbo al puerto pesquero de dicha localidad.

A la 5:06 el vehículo, conducido por el acusado, salió del lugar precedido de otra furgoneta conducida por un individuo no identificado, dirigiéndose ambas hacia Hueva por la vía de servicio de la autovía A-49, donde agentes de la Guardia Civil procedieron a darle el alto situando el vehículo policial en paralelo a los otros dos.

En ese momento, el conductor de la primera furgoneta se tiró de la misma en marcha, dejándola circulando hasta que colisionócon la puerta del vehículo policial.

Ante esta maniobra el acusado, dio marcha atrás ligeramente con la finalidad de huir reiniciando la marcha aceleradamente motivo por el cual el agente Guardia Civil se apartó de la calzada, perdiendo el acusado el control del vehículo en una rotonda cercana y posteriormente detenido.

En la furgoneta que conducía el acusado se intervinieron 28 fardos de hachís y en la otra 82, que arrojaron un peso de 3.231 kilos, cantidad que hubiera alcanzado un valor en el mercado ilícito de 18.420.120 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios