unia | primera semana de los cursos de verano

El Condado usa su patrimonio para potenciar el turismo

  • La sede de La Rábida acoge hasta mañana un encuentro que lleva por título 'Retos de las economías rurales en el siglo XXI. El papel del desarrollo local'

Directores y participantes en el encuentro sobre el papel del desarrollo local. Directores y participantes en el encuentro sobre el papel del desarrollo local.

Directores y participantes en el encuentro sobre el papel del desarrollo local. / alberto domínguez

Los directores del encuentro Retos de las economías rurales en el siglo XXI. El papel del desarrollo local, en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en la sede de La Rábida, María Teresa Jiménez y Juan Márquez, destacaron ayer la importancia del turismo y de la agricultura como motores de desarrollo de la provincia y cómo ambos sectores se pueden relacionar en un mismo propósito.

En el marco de este encuentro, que promueve la Mancomunidad de Municipios del Condado, el catedrático de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Huelva hizo especial hincapié en el valor de "la agricultura de vanguardia" como motor de desarrollo dado su "tremendo poder de arrastre", sobre todo en lo relacionado con la nueva agricultura biogenética y bioeconómica, "que está muy globalizada".

Una de las coordinadoras del encuentro y miembro de la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva, María Teresa Jiménez, explicó que se sigue una estrategia de identidad de esta comarca, destacando elementos comunes y muy enraizados como el vino, el Rocío o la naturaleza.

Jiménez lamentó el escaso conocimiento de los recursos y la poca valoración que de ellos tienen los propios habitantes de la comarca del Condado, ya que "no están suficientemente conocidos y valorados incluso por las personas que están en estas localidades, donde hay monumentos, inmuebles, actividades y un patrimonio inmaterial como puede ser la artesanía, entre otras cosas".

La ponente destacó también que hay aspectos en común en varios pueblos de la zona, pero alertó sobre el problema que supone "a veces querer dividir el patrimonio o la cultura, como se dividen las administraciones territoriales y eso no es cierto. La cultura no está dividida por fronteras, ni en municipios o comarcas".

También participa en el encuentro, que se prolonga hasta mañana, la trabajadora del Grupo de Investigación de Antropología de la Universidad de Huelva (UHU) Celeste Jiménez de Madariaga, que incidió en que el patrimonio de la comarca "está vinculado al turismo y otras actividades que lo ponen en valor", por lo que ha subrayado la importancia de "analizar los instrumentos de desarrollo que están en la comarca que vienen funcionando desde hace 25 años y cómo sería el futuro de esos instrumentos".

La directora del Secretariado de la Sede de la UNIA en La Rábida, María De la O Barroso, agradeció el trabajo de los ponentes del encuentro que se imparte en el contexto del 650º aniversario del Condado de Niebla e informó de que "tiene un número muy interesante de alumnos, que da para trabajar con ello y poder analizar las distintas políticas de desarrollo local que se están haciendo en el territorio".

Teresa Jiménez se mostró asimismo optimista respecto al futuro de las distintas alternativas que se vienen gestando en la comarca. La responsable de la Mancomunidad de Desarrollo del Condado se mostró convendida de que todo ello pasa por "reforzar la identidad de la zona y de destacar las cosas que unen a todos los municipios como son el vino o el Rocío como gran manifestación cultural". Junto a esos dos pilares, Jiménez invocó el hecho colombino y la importancia que tiene la fresa en toda la comarca, ya que implica a todas esas localidades. Se congratuló de que municipios como La Palma o Palos hayan pedido su reincorporación a la mancomunidad, que ya ha cumplido 26 años, dejando a un lado las diferencias políticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios