Huelva

La iglesia de la Concepción y alrededores protagonistas del Belén municipal

  • Este año, para garantizar toda las medidas necesarias de seguridad se ha instalado en la Casa Colón

Los niños son los que más disfrutan de este plan navideño. Los niños son los que más disfrutan de este plan navideño.

Los niños son los que más disfrutan de este plan navideño. / Josué Correa

Los onubenses ya pueden disfrutar del Belén que cada año presenta el Ayuntamiento de Huelva. Este atípico año, en el que todo ha cambiado, también el Nacimiento municipal se ha visto afectado por la situación de crisis sanitaria y ha tenido que abandonar su tradicional ubicación, en el patio del consistorio, por la Sala Cien de la Casa Colón, para garantizar el cumplimiento de las medidas necesarias seguridad. Y allí va a permanecer abierto hasta el próximo 5 de enero.

Una edición más, el conocido belenista Antonio Quiñones ha preparado un montaje en el que la Huelva antigua es la protagonista. Así, a través del Belén se puede recorrer el entono de la Iglesia de la Concepción, en su esquina con la calle Méndez Núñez, así como esta emblemática calle en dirección a la Plaza de Las Monjas. Durante el recorrido el visitante puede ver una representación de comercios de ayer como la confitería El Buen Gusto o la sastrería Izquierdo Benito, junto al mítico Los Ángeles, pionero en traer el concepto de alimentación gourmet a Huelva y que todavía está presente, como decano del comercio onubense.

Pero sin duda una de los protagonistas de este año es la recreación que se ha hecho de la iglesia de la Concepción, que aparece majestuosa y es el centro en torno al que se ha construido todo. Llama la atención la profundidad que se observa desde la puerta lateral, que aparece representada abierta, como ha estado siempre, para que todo el que pase pueda girar la cabeza y ver al fondo al Nazareno, el Señor de Huelva.

Pero además de la belleza del Nacimiento, algo que año tras año casi se da por hecho, aunque realmente nunca deja de sorprender, este año también los protocolos de seguridad e higiene tienen un papel fundamental. En este sentido, desde el Ayuntamiento han organizado un dispositivo en el que lo primero que da la bienvenida al visitante son los correspondientes dispensadores de gel hidroalcohólico. Una vez cumplido el paso de lavarse las manos, dos vigilantes están controlando para que en todo momento se lleven las mascarillas puestas, se cumpla la distancia de seguridad y se mantenga el aforo de seis personas permitido en el interior del recinto.

Todas estas medidas, tomadas por el consistorio para prevenir las temidas aglomeraciones, han sido muy bien recibidas por los onubenses que han aprovechado el fin de semana para visitar el Belén. Así, y según han comentado los responsables, aunque el tráfico de personas ha sido continuo durante los dos días, no ha habido ninguna incidencia y el distanciamiento social se ha mantenido en todo momento.

El Belén municipal estará abierto al público hasta el 5 de enero y se podrá visitar de lunes a viernes en horario de mañana, de 11:00 a 14:00 y por las tardes, de 16:00 a 18:00. Los fines de semana y festivos estará disponible exclusivamente de 11:00 a 14:00, abriendo solo las mañanas de los días 6, 7, 8, 24 y 31 diciembre, y permaneciendo cerrado el 25 de diciembre y el 1 de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios