Huelva

Comienzan los trabajos para la adecuación de la nueva ubicación del Mercadillo en Marismas del Polvorín

  • Las traseras del parque comercial se dotarán de infraestructuras para prestar el mejor servicio posible tanto a la clientela como a los vendedores ambulantes, y con todas las garantías en aplicación de la normativa de prevención del Covid

La concejal de Comercio durante su visita a la nueva ubicación del Mercadillo La concejal de Comercio durante su visita a la nueva ubicación del Mercadillo

La concejal de Comercio durante su visita a la nueva ubicación del Mercadillo / H.I.

El Ayuntamiento de Huelva trabaja ya en la planificación de los trabajos destinados a dotar al nuevo emplazamiento del Mercadillo en Marismas del Polvorín de las infraestructuras necesarias para esta actividad, al objeto de “acondicionar la zona para que preste el mejor servicio posible tanto a la clientela como a los vendedores ambulantes, y con todas las garantías en aplicación de la normativa de prevención del Covid”.

Así lo ha puesto de manifiesto la concejala de Comercio y Mercados, Tania González que, junto a técnicos de su departamento, ha revisado sobre el terreno las necesidades de adecuación que presenta este espacio, así como la ubicación de los puestos y la disposición más idónea para distintos elementos, como los puntos de venta de comida y bebida; el punto de control policial; las vallas; contenedores; la señalización de las normas vigentes en la pandemia; así como las zonas de carga y descarga y los aparcamientos.

Los viarios delimitados por el Consistorio en las traseras del parque comercial de Marismas del Polvorín para la nueva ubicación del Mercadillo -entre las calles Calatilla, Choza, Gravera y Salinas- habilitan un máximo de 6.500 metros cuadrados en el caso de que la zona albergara los 205 puestos que marca como tope la nueva Ordenanza de Comercio Ambulante aprobada en el Pleno municipal de enero.

Con la nueva normativa, además de dar cumplimiento al requisito legal de adaptar la ordenanza a la Ley de Comercio Ambulante de 2012, “conseguimos que el Ayuntamiento de Huelva opte a las ayudas y subvenciones autonómicas para este tipo de comercio y damos seguridad jurídica a los comerciantes del Mercadillo”, ha apuntado González.

Con el respaldo de todos los grupos políticos y la abstención de VOX, la sesión plenaria dio luz verde definitiva a la normativa que ha incorporado las mejoras aportadas desde el sector comercial a través de la Mesa del Comercio para potenciar la modernización y regulación del comercio ambulante; y favorecer la sinergia con el resto del tejido comercial de la ciudad y la provincia, dotándolo de un mejor posicionamiento, haciéndolo más competitivo.

Con esta ordenanza, el equipo de Gobierno quiere dar un salto de calidad al comercio ambulante y potenciar el Mercadillo con las medidas consensuadas en la Mesa del Comercio, “no solo con el cambio de ubicación que vienen demandando reiteradamente los comerciantes para contar con un recinto mejor acondicionado y conectado con la ciudad, sino reprogramando su celebración a los domingos, como nos pedían los usuarios, para que muchos más onubenses y, cuando lo permitan las circunstancias, visitantes, tengan la oportunidad de acudir a una cita que queremos relanzar como oferta de ocio de la capital”, ha señalado la edil, recordando que “en el área metropolitana de Huelva no existe ningún otro mercadillo en domingo y esto va a suponer un revulsivo muy importante”.

De esta manera, como marca la nueva ordenanza, una vez se acondicione el nuevo emplazamiento y en función de la evolución de la situación sanitaria, el Mercadillo se trasladará a Marismas del Polvorín y pasará a celebrarse todos los domingos del año -salvo si coinciden con los festivos de Navidad, Año Nuevo o Reyes-; en horario de 8.00 a 14.00 horas.

Respecto al nuevo emplazamiento, González ha agregado que, además de estar mejor acondicionado urbanísticamente y más integrado en la ciudad, favoreciendo sinergias y dinamizando la barriada, “ofrece otra importante ventaja al estar esta zona mejor conectada a través de las líneas de autobús urbano, ya que los comerciantes se quejaban de que para llegar a la actual ubicación del Mercadillo hay que coger como mínimo dos autobuses, lo cual resultaba muy incómodo sobre todo a la clientela de avanzada edad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios