Semana Santa

La Cofradía del Nazareno insiste en no pasar por la Carrera Oficial

  • A pesar de cobrar la parte de la venta de palcos que le corresponde sólo a las que la hacen

Una multitud arropa al Nazareno a su llegada a La Placeta en su recogida, el punto de entrada a Carrera Oficial Una multitud arropa al Nazareno a su llegada a La Placeta en su recogida, el punto de entrada a Carrera Oficial

Una multitud arropa al Nazareno a su llegada a La Placeta en su recogida, el punto de entrada a Carrera Oficial / Alberto Domínguez

La Cofradía del Nazareno volverá por tercer año consecutivo a solicitar a la Delegación de Hermandades la dispensa del Obispado para no realizar la Carrera Oficial, a la que están obligadas todas las cofradías.

Así lo dio a conocer al pleno del Consejo de Hermandades celebrado esta semana el hermano mayor, José Luis Borrero Ochoa, en el apartado de ruegos y preguntas. En su intervención dijo que la Hermandad del Nazareno volverá, al igual que el año anterior, a solicitar la dispensa al Obispado para no cumplir el artículo 61 de los Estatutos del Consejo de Hermandades, que obliga a todas las hermandades a pasar por la Carrera Oficial.

La junta de gobierno que preside Borrero Ochoa hasta el momento reproduce los mismos pasos que en años anteriores. Presentación en plazo de los horarios como si fuera a realizar la Carrera Oficial, recibir la parte proporcional de la venta de los palcos que gestiona el Consejo de Hermandades, para luego anunciar que pedirán la dispensa.

Mientras que, en años anteriores, una vez concedida esta y no realizar el recorrido oficial como todas las cofradías de la Semana Santa de Huelva, en ningún momento devolvió la parte recibida, que este año alcanza los 4.240 euros.

De acuerdo con los vigentes estatutos, solo tiene derecho a ella las cofradías que realizan el recorrido oficial, punto de encuentro de todas en la estación de penitencia.

En su momento a la hermandad que no salía en Semana Santa por estar en el periodo de prueba por su feligresía ni recibía la parte de la venta de palcos y con el tiempo sólo parte de la ayuda municipal que se destina a través del Consejo a las cofradías.

La del Nazareno es una situación que se viene repitiendo en los últimos años no sin polémica en el seno del pleno de hermanos mayores. En la Semana Santa de 2015 solicitaron no realizar la Carrera Oficial y así se aprobó. Al siguiente año, volvieron a pasar por ella pues el pleno de hermanos mayores así lo consideró ya que en entendían que no se daban las circunstancia que en el anterior año. Así que realizan entrada a las 05:00 y salida a las 6:45.

Ello llevó a la Hermandad del Nazareno a solicitar en 2017 la dispensa ante la Delegación de Hermandades, a lo que accede la vicaría de hermandades “atendiendo a los problemas de seguridad expuestos por la junta de gobierno de la hermandad que informa sobre este inconveniente”.

Este año en la reunión mantenida por el Ayuntamiento y las hermandades, presidida por el alcalde Gabriel Cruz, para analizar los problemas en los recorridos procesionales, el propio hermano mayor de la Hermandad del Nazareno, José Luis Borrero, no hizo mención alguna a si existía problemas de seguridad en el tramo de la Carrera Oficial y sí a los que se producen en La Placeta a la entrada de calle Plus Ultra en la recogida.

La cuestión del Nazareno y su pretensión de no realizar la Carrera Oficial es el tema central por el que se encuentra paralizada la renovación de los estatutos del Consejo, en lo que llevan ya algo más de una década y en ninguna votación salió a adelante. En el pleno del pasado mes de junio tuvo el rechazo más contundente a sus pretensiones, con solo dos votos a favor -osea el apoyo de una hermandad pues el otro se supone del propio hermano mayor del Nazareno-, frente a un total de 17 votos en contra y seis en blanco.

La junta del Consejo de hermandades mantiene hoy jueves una reunión con el obispo de Huelva, José Vilaplana, para ver la posibilidad de desbloquear la renovación de los estatutos que, por otra parte, el prelado dijo siempre que no lo impondrá por decreto sino que lo deberán aprobar los hermanos mayores.

Lo que se pretende desde el Nazareno en esta renovación -a lo que se niega la mayoría del pleno- es un artículo ad hoc en el que se indique que las cofradías “que, realizando su estación de penitencia en la madrugada del Viernes Santo, y mientras que no procesione habitualmente ninguna otra hermandad, podrán optar por un itinerario alternativo a la Carrera Oficial”.

Una cuestión a la que no están dispuestas la mayoría de las hermandades, pues para muchas el llegar hasta la Carrera Oficial supone un gran esfuerzo que se traduce en materia horaria en su recogida, por lo que no entienden distingo alguno.

El problema clave es la escasa presencia del público que presencia el discurrir de la Cofradía del Nazareno por la Carrera Oficial, lo que tiene abierto el debate en el seno de la propia hermandad como en la ciudad de cambiar la hora de entrada por otra más de mañana.

La junta del Consejo se reúne hoy con el obispo para abordar también el tema del Resucitado

La otra cuestión que presumiblemente se aborde por parte del obispo es la inclusión del Resucitado en el Consejo, a lo que los hermanos mayores también mostraron su rechazo. Aquí todo sería más fácil, pues no es una cuestión organizativa de una cofradía en la calle, como el caso del Nazareno. Sólo faltaría la indicación por parte del Obispado de su inclusión en el pleno del Consejo como se realiza con el resto, en este caso como una más de la Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios