Cifras del Banco de Alimentos en el primer semestre de 2019 El Banco de Alimentos recibe un 8,9% más de comida hasta junio

  • La asociación maneja 1.623.405 kilos de productos gastronómicos durante los seis primeros meses del año

  • El número de beneficiarios desciende y no llega a los 12.000

Varios voluntarios del Banco de Alimentos recogen comida en una de sus múltiples actividades. Varios voluntarios del Banco de Alimentos recogen comida en una de sus múltiples actividades.

Varios voluntarios del Banco de Alimentos recogen comida en una de sus múltiples actividades. / Alberto Domínguez

El Banco de Alimentos de Huelva no cesa en su actividad por lograr kilos de comida que sustenten a miles de personas que lo necesitan. Haciendo un balance del primer semestre del año, la entidad que preside Juan Manuel Díaz Cabrera, ha recibido 1.623.405 kilos de alimentos, lo que supone un 8,9% más que en el mismo periodo de tiempo que el pasado ejercicio donde el listón rozó el millón y medio (1.499.032). Esta cifra se divide, según los datos que facilitó la entidad a este periódico, en 625.153 kilos de frutas y verduras que llegan como excedentes agrarios –desde diferentes puntos del país–. Hasta el mes de junio se han recibido un 13% menos de estos alimentos.

Otra de las entradas de alimentos es a través del Fondo Europeo de Ayuda a Desfavorecidos (FEAD), que acumula entre enero y junio un total de 600.278 kilos de comida –un 6,58% más que en el primer semestre de 2018–. Ese fondo envía alimentos al Bando en tres fases a lo largo del año y consiste en comida no perecedera en un abanico de 15-16 alimentos básicos.

Por último, el trabajo propio del Banco de Alimentos en la provincia de Huelva se ha traducido en esta primera mitad de año en la consecución de 397.979 kilos de comida. Una cifra que supera con creces –más del 80%– al primer semestre de 2018, cuando se recogieron 219.924 kilos. La comida que entra en la entidad por esta vía trata de las ocasiones en las que los voluntarios del Banco van a los diferentes supermercados y tiendas a pedir comida a los ciudadanos; también cuando se realiza un evento concreto; además de las distintas donaciones.

En el apartado de entidades que colaboran con el Banco de Alimentos, y que hacen llegar los diferentes artículos gastronómicos a los más necesitados, se contabilizan hasta 77, mientras que en el primer semestre de 2018 la suma llegó hasta 89. Esto es debido a que “han desaparecido entidades” por diversos motivos, aunque principalmente porque “no tienen soporte humano para gestionar la entidad”, en referencias a varias de pequeña dimensión.

“Hay menos beneficiarios porque hay menos necesidad. Hay más trabajo y más empleo”, explica a Huelva Información Juan Manuel Díaz Cabrera, quien añade que el número de destinatarios de esos alimentos también ha descendido por la lógica de que ha habido un recorte en el número de entidades beneficiarias. Por todas estas razones el número de beneficiarios del Banco de Alimentos de Huelva ha bajado de 14.000 a 11.956 durante los seis primeros meses de 2019 en comparación con la primera mitad del ejercicio pasado. El incremento del número de kilos de comida recibidos por la entidad que preside Díaz Cabrera y la caída de los destinatarios de esos alimentos ha provocado que los kilos repartidos por beneficiario crezcan hasta los 136, cuando entre enero y junio del pasado año esta cifra se situaba en 107. Por otro lado, el Banco de Alimentos ha reducido sus gastos corrientes un 2% pasando de 38.666 euros a 37.908 euros.

Dos personas organizan cajas de alimentos en el almacén del Banco. Dos personas organizan cajas de alimentos en el almacén del Banco.

Dos personas organizan cajas de alimentos en el almacén del Banco. / Josué Correa

Díaz Cabrera muestra su satisfacción de los datos que manejan de los seis primeros meses de 2019. “El año va muy bien. Desde el punto de vista de alimentos no cabe aumentar mucho más en el sentido de que lo que viene de Europa es lo que viene; frutas y verduras podría venir más pero recibimos unas cantidades asumibles por la cantidad de beneficiarios que tenemos; y en la actividad del propio Banco es muy difícil mejorar los números”.

En cifras redondas, y según figura en la memoria anual de 2018, el Banco de Alimentos de Huelva distribuyó durante el pasado ejercicio hasta 2.846.741 kilos de comida, siendo el reparto medio por beneficiario de 174,46 kilos. Esto lo hicieron posible un total de 68 voluntarios fijos con los que cuenta la entidad, así como con la colaboración de 4.198 personas que ayudaron en la gran recogida –el mayor evento del Banco– y en las distintas operaciones kilo.

Con una visión al pasado, el Banco de Alimentos contaba en 2013 con un total de 101 entidades que hacían llegar posteriormente los kilos de alimentos a los más necesitados. Esta cifra llegó hasta las 121 en 2014 y con el paso de los años ha descendido hasta las 89 que se contabilizaron en 2018. Como es lógico, el nivel de beneficiarios presenta con el paso de los últimos ejercicios un aspecto similar. En 2013 había 21.604 personas a las que le llegaban alimentos, una cifra que ascendió en un año a los 28.476 beneficiarios para después comenzar un descenso paulatino hasta los 16.314 del pasado año. Con el número de alimentos suministrados el análisis es diferente. El Banco ha llegado a crecer en, prácticamente, cuatro años en casi dos millones de kilos pasando de los 1.195.624 a los 3.051.171 del 2017. Lo que nunca ha parado de crecer es la cantidad de kilos por beneficiarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios