Huelva

Cepsa subraya el trabajo conjunto de la refinería y la planta química

  • La compañía destaca su reducción de la huella de carbono

Un trabajador en la Refinería de La Rábida. Un trabajador en la Refinería de La Rábida.

Un trabajador en la Refinería de La Rábida. / H. Información (Huelva)

Cepsa reúne en Huelva dos plantas de primer nivel como son la refinería La Rábida y la planta química de Palos, las cuales se encuentran a pocos metros de distancia, lo que facilita las sinergias entre ambos centros de producción. 

Así lo ha destacado el responsable de Medio Ambiente de Cepsa Refinería La Rábida, Antonio García, que, junto a su homólogo en la planta Cepsa Química, Alfonso Huerta, ha analizado la situación y valores ambientales de las instalaciones. 

En este punto, ambos han coincidido en la capacidad de tracción de la empresa respecto a otras y otros servicios, toda vez que han resaltado el intercambio de materias primas entre ambas instalaciones lo que supone "una reducción importante de la huella de carbono". 

Los dos expertos en materia medioambiental han defendido la importancia de minimizar las distancias en el intercambio de materias primas y productos, aspecto "estratégico" para las plantas de Cepsa en Huelva. En concreto, Huerta ha explicado que la planta química de Palos se centra en la producción de fenol, "es la mayor planta integrada de fenol del mundo", y se sitúa al lado de la refinería para aprovechar su sinergia y sus materias primas (benceno y propileno), la cual se aporta desde la refinería. 

Por su parte, desde la planta química les aportan propano y otra serie de subproductos que "son recuperados en refinería", de manera que esta cercanía y forma de trabajo "como si fuéramos un solo centro" hace que "se reduzcan costes, procesos y así somos más eficientes", han sostenido. 

La refinería La Rábida procesa unos diez millones de toneladas de crudo al año y la planta de Cepsa Química unas 600.000 toneladas de fenol, lo que las convierte en centros "competitivos" donde "cada vez se busca más la excelencia". A su juicio, este objetivo se puso de relieve con la ampliación de la capacidad de producción de destilados medios de la refinería, que contó con una inversión de 1.100 millones de euros

"Con esta ampliación se ha conseguido reducir el consumo energético por tonelada de crudo procesado de forma radical", ha proseguido Antonio García, quien ha reiterado que en Cepsa el "compromiso con la eficiencia energética es total". 

De este modo, García y Huerta han explicado que toda inversión ambiental, sea de gran envergadura o bien de menor tamaño se evalúa por parte del departamento de Optimización de la compañía para evaluar la idoneidad o no de la misma y su eficacia.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios