Huelva

Cepsa invierte la mayor cantidad de su historia en mejoras medioambientales

  • Los objetivos apuntan a la reducción del consumo de agua y a poner en marcha plantas de bicombustibles a partir de aceites vegetales y restos animales

  • La energética cumple con creces los límites de emisiones establecidos por la legislación

Presentación de las declaraciones ambientales de Cepsa en el campus de La Merced.

Presentación de las declaraciones ambientales de Cepsa en el campus de La Merced. / Josué Correa (Huelva)

Desde hace más de 24 años, la presentación de la Declaración Ambiental de Cepsa para sus dos instalaciones situadas en la provincia tiene el doble objetivo de transparencia y cumplimiento de los límites legales en todas sus emisiones. La de ayer tampoco fue una excepción y con una doble sesión –la primera más técnica y la segunda más social– supuso la confirmación de que la energética se encuentra claramente por debajo de los límites establecidos legalmente para todas sus emisiones, así como del compromiso que mantiene con continuar en la senda de su reducción. De hecho, el objetivo es llegar al 2050 con cero emisiones. Para ello, se ha destinado a las distintas mejoras medioambientales una cantidad de 30,3 millones de euros entre la Química de Palos y la Refinería (ahora llamada Parque Energético); en la primera de ellas, los 17,9 millones empleados en inversiones, suponen el mayor registro histórico jamás alcanzado, lo que le permite sobrepasar a Cepsa los 403 millones de euros desde el año 1997 cuando se presentó la primera de esas Declaraciones.

En el Parque Energético se ha instalado una nueva unidad de tratamiento de compuestos volátiles en el muelle Torre Arenillas, junto con el proyecto de abatimiento de partículas de la unidad FCC entre los más destacados; de hecho, éste último supone una inversión hasta el año 2024 de más de 13 millones.A ello se añade que el gasto medioambiental llega casi a los 24 millones.

Por lo que respecta a la planta Química, las nuevas unidades de tratamiento térmico oxidativo de los orgánicos volátiles y las mejoras introducidas en la Planta de Tratamiento de Efluentes, son los dos proyectos más destacados, que permiten elevar la inversión acumulada a los 79 millones de euros desde 1997, con un gasto este año de 11 millones de euros y 153 desde el 97. La inversión y el gasto acumulados en temas medioambientales desde 1997 en los dos centros de Cepsa se eleva hasta los 970 millones de euros.

Los objetivos señalados por los responsables de las Declaraciones de Impacto Ambiental de Cepsa, Alfonso Huerta Ourcel y Antonio García Sánchez de la Química y Refinería respectivamente, apuntan a que este ejercicio insistirán “en la reducción del consumo de agua en ambas instalaciones, así como la producción de biocombustibles partiendo de aceites vegetales y de grasas animales” en un intento por reducir su huella de carbono.

Esther González y Jorge Acitores, directores de la Química y Refinería respectivamente. Esther González y Jorge Acitores, directores de la Química y Refinería respectivamente.

Esther González y Jorge Acitores, directores de la Química y Refinería respectivamente. / Josué Correa (Huelva)

Es en este capítulo donde las inversiones en sostenibilidad alcanzan su mejor ejemplo. Así, el año pasado, La Rábida terminó con un déficit de 286.896 en derechos de emisión de CO2, mientras que La Química pudo disponer de 58.536 para sacarlos al mercado ya que no consumió los 270.936 que tenía asignados.A ellos hay que añadir el agujero que supone la cogeneración, fruto de un mercado eléctrico sin competencia y que no recoge ningún derecho de emisión gratuito, lo que suma otras 415.286 a un balance de emisiones que cerró el ejercicio con un déficit de 643.646 toneladas. Si se tiene en cuenta, tal y como señalaron ambos técnicos durante la presentación de resultados, que es déficit debe ser paliado comprando más derechos en el mercado y que el precio de cada tonelada el año pasado estaba en 80 euros (este año ya va por 90), sólo en este apartado Cepsa ha tenido que abonar casi 51,5 millones de euros con lo que, según reconoció a Huelva Información el director de La Rábida, Jorge Acitores, “se justifica la necesidad de invertir en mejorar las condiciones de producción y en tecnologías que sean cada vez más respetuosas con el medio ambiente, ya que de lo contrario se penaliza”.

Objetivos cumplidos

El cumplimiento global de objetivos medioambientales fue a lo largo del pasado ejercicio del 97,1% en el Parque Energético La Rábida, y en ellos destacaron los que tienen que ver con el avance en economía circular, que han alcanzado el 100% gracias a los proyectos de mejora de caracterización, gestión y aprovechamiento de residuos, en el que la valorización como carga de lodos con hidrocarburos fue uno de los ejemplos de éxito.

En el caso de la Planta Química Palos el cumplimiento global de los objetivos alcanzaron el 99,1% y entre ellos destacaron los trabajos realizados para dar cumplimiento a los nuevos requisitos establecidos en la Autorización Ambiental Integrada, que incluyen las exigencias aplicables a la instalación de las Mejores Técnicas Disponibles en los ámbitos atmosféricos y de efluentes líquidos.

Antoni García Sánchez y Alfonso Huerta Ourcel responsables de Protección Ambiental de Cepsa. Antoni García Sánchez y Alfonso Huerta Ourcel responsables de Protección Ambiental de Cepsa.

Antoni García Sánchez y Alfonso Huerta Ourcel responsables de Protección Ambiental de Cepsa. / Josué Correa (Huelva)

Emisiones controladas

La Rábida mantiene sus emisiones de SO2 en los valores más bajos de la serie histórica, las emisiones atmosféricas fueron muy inferiores a los límites establecidos, incluido el CO2 cuyo índice relativo a la carga y la producción mejora valores prepandemia, a pesar de no haber recuperado aún toda la capacidad. Esto resuena con el hecho de que el índice de eficiencia energética (EII) en 2021 ha sido de 84,2, lo que supone una mejora de 1,4 puntos respecto de 2020.

Además, se han reutilizado 1,88 millones de metros cúbicos de agua, un aumento significativo respecto de años anteriores, y una cantidad que Cepsa se ha propuesto aumentar en el futuro. En términos absolutos, el consumo de agua ha descendido un 3,9%. Este descenso se ha debido principalmente a dicho aumento del consumo de agua reciclada y mejoras de la red contraincendios.

La Planta Química Palos mantiene las emisiones atmosféricas en valores muy inferiores a los límites establecidos destacando que sólo se utilizan combustibles gaseosos por lo que las emisiones de compuestos como SO2 y partículas son ínfimas. Además, se realizaron importantes modificaciones exigidas por la administración en los controles de los vertidos líquidos cumpliéndose de forma holgada los límites legales establecidos.

Salón de actos de la facultad de Empresariales del campus de La Merced. Salón de actos de la facultad de Empresariales del campus de La Merced.

Salón de actos de la facultad de Empresariales del campus de La Merced. / Josué Correa (Huelva)

Satisfacción

Para Jorge Acitores, director de Parque Energético La Rábida, y Esther González, directora de la Planta Química en Huelva “esta declaración ambiental es el resultado de un trabajo exhaustivo de muchos años, de la innovación continua, de cultura ambiental y es la evidencia de que la compañía energética está en el mejor punto de partida para afrontar los ambiciosos retos de descarbonización y sostenibilidad que nos hemos propuesto en nuestra estrategia 2030, Positive Motion”.

Además, es para Cepsa muy importante “el hacer públicas estas declaraciones auditadas y dar difusión a nuestros resultados de gestión ambiental son evidencias de la transparencia y el compromiso con los ciudadanos, que pueden comprobar, año a año, los avances y la mejora continua para estar entre las empresas líderes del sector energético”.

Acitores reconocía a Huelva Información poco antes de la presentación pública de las declaraciones su satisfacción “por el grado de cumplimiento de los objetivos que, por ejemplo nos ha llevado a que el año pasado la Unión Europea nos concediera una distinción por ser una de las mejores empresas, de las más eficientes. Eso justifica la inversión que se hace por parte de Cepsa en materia de políticas medioambientales, así como en seguridad y también ser conscientes de lo que tenemos por delante y de las mejoras que se pueden aplicar”.

Por su parte, la directora de la Planta Química, Esther González, defendió el trabajo llevado a cabo en sus instalaciones “para tratar de que sean lo más eficientes posibles.Hemos invertido este año la mayor cantidad en mejoras ambientales de nuestra historia, con lo que la mejora es constante de todos nuestros procesos. Se han reducido las emisiones y se trabaja también en el objetivo de la valorización de residuos para continuar la mejora”.

En la presentación pública de las declaraciones ambientales de Cepsa, estuvieron presentes los máximos representantes de Gobierno central, Junta de Andalucía, Ayuntamiento, Diputación, la Asociación de Industrias Químicas,Básicas y Energéticas (Aiqbe), la presidenta de la Autoridad Portuaria, además de los responsables de instituciones académicas, económicas y sociales de toda la provincia de Huelva.

Imagen de los asistentes al acto en el campus de La Merced. Imagen de los asistentes al acto en el campus de La Merced.

Imagen de los asistentes al acto en el campus de La Merced. / Josué Correa (Huelva)

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios