Huelva

Cepsa y la Junta renuevan su labor de estudio en la Laguna Primera

  • Desde el 2001 existe un programa de actuaciones para la protección de aves amenazadas

Varias personas estudian las características de un ave en la Laguna Primera de Palos. Varias personas estudian las características de un ave en la Laguna Primera de Palos.

Varias personas estudian las características de un ave en la Laguna Primera de Palos. / M.G.

Desde el año 2001 Cepsa y su Fundación, en colaboración con la Junta de Andalucía, llevan a cabo un completo programa de actuaciones de carácter medioambiental en la Laguna Primera de Palos: la detecciónde impactos, el mantenimiento y mejora de la vegetación, el fomento del uso público y la divulgación de sus valores naturales. Asimismo, destacan este espacio para el estudio y protección de aves amenazadas.

Con este objetivo, el pasado mes de mayo la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y la Fundación Cepsa volvieron a ratificar su acuerdo de colaboración en materia de espacios naturales y educación ambiental, según informó la Fundación.

Entre las actividades desarrolladas en la Laguna Primera se encuentra el seguimiento de la flora y fauna; la comunidad de aves acuáticas y rapaces es el núcleo principal de análisis por ser los grupos de mayor relevancia en la Laguna dado que, entre ambas, contabilizan más de 50 especies amenazadas. De este modo, se cumple casi una década desde que Cepsa comenzara a celebrar jornadas de anillamiento dirigidas a la comunidad ornítica lo que permitió detectar algunas especies amenazadas que se encuentran en las listas rojas, tal como el Colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus), el Torcecuello (Jynx torquilla) o la Curruca zarcera (Sylviacommunis).

Es en el año 2017, cuando ya la Fundación Cepsa promueve y crea la Estación de Anillamiento Científico Laguna de Palos (EACLP), la primera en la provincia de Huelva, mediante la que formaliza y sistematiza estas campañas de anillamiento. Esta iniciativa permite seguir de cerca el éxito de las mejoras que se realizan en este espacio natural así como colaborar en el aumento del conocimiento sobre especies de interés, muchas de las cuales están experimentando descensos poblacionales a nivel nacional.

Para ello, la Estación de Anillamiento participa en el programa coordinado Pasem (Plan de Anillamiento para el Seguimiento de Especies Migrantes) que es de ámbito nacional y cuyo objetivo es obtener, mediante datos de anillamiento, información sobre las tendencias poblacionales y patrones fenológicos (reproducción, muda, invernada, etc.) de las aves migrantes en nuestro país. A largo plazo, el programa Pasem permitirá evaluar la variación de los procesos migratorios, lo que es especialmente relevante en el escenario actual de estudio sobre los efectos del cambio climático. El programa se divide en dos subprogramas correspondientes a los períodos de migración prenupcial (antes de la reproducción y realizados en primavera) y postnupcial (realizados a final del verano u otoño) realizándose ocho jornadas de anillamiento en cada periodo, lo que suponen 16 al año.

Las jornadas de anillamiento constituyen además un recurso muy atractivo en la sensibilización y educación ambiental ofreciendo una oportunidad única de acercar a la población a la naturaleza. Por ello, están abiertas al público, que participa de forma activa y muy motivada en las diversas labores como son el montaje de las redes, la identificación de las especies, la toma de datos así como en la liberación de las aves.

La Laguna Primera de Palos (laguna natural de agua dulce) se encuentra incluida en la Red de Espacios Protegidos de la Junta de Andalucía con la figura de Paraje Natural, y desde 2005 tiene categoría Ramsar (Convenio Internacional para la conservación de estos espacios). La Laguna se ubica prácticamente en terrenos propiedad de Cepsa, que en el año 2000 colaboró con la Junta de Andalucía en labores de restauración de un espacio natural definido por la Ley para Espacios Protegidos. Este espacio, ejemplo de compromiso adquirido ligado a uno de los valores de Cepsa, la sostenibilidad, es referente de diversidad biológica y recuperación de especies vulnerables. Desde su restauración Cepsa lleva invertidos alrededor de dos millones de euros en trabajos de investigación, mantenimiento y uso público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios