formación para la inserción laboral

La cocina como una alternativa profesional

  • Los alumnos de la Escuela de Hostelería del IES Saltés cierran el curso por todo lo alto con un aperitivo para más de 200 comensales

Preparación del aperitivo por parte de los alumnos de la escuela para celebrar el fin de curso. Preparación del aperitivo por parte de los alumnos de la escuela para celebrar el fin de curso.

Preparación del aperitivo por parte de los alumnos de la escuela para celebrar el fin de curso. / reportaje gráfico: jordi landero

Los aproximadamente 120 alumnos que a lo largo de este año se han formado en cocina y restauración en la Escuela de Hostelería del Instituto de Educación Secundaria (IES) Saltés de Punta Umbría cerraron el pasado martes el curso por todo lo alto cocinando un aperitivo de clausura para más de 200 comensales.

La actividad tuvo lugar en el Teatro del Mar de la localidad costera, tras un acto organizado por el centro en el que fueron entregados los certificados y titulaciones correspondientes al presente curso académico, así como otros premios otorgados a lo largo del último año por distintas entidades a dicho instituto en reconocimiento a su labor docente.

El 25% del alumnado procede de otros sectores económicos como la construcción

Así lo detalló Roberto Velasco, subdirector del IES Saltés de Punta Umbría y responsable de su Escuela de Hostelería, quien quiso poner en valor el principal objetivo de este tipo de formación que se imparte en el centro puntaumbrieño: la inserción laboral de los alumnos.

No en vano, según añadió, el 25% del alumnado, cuyas edades van desde los 17 hasta pasados los 50 años dependiendo del nivel de estudios que eligen para formarse en este centro educativo, son jóvenes que proceden de otros sectores económicos como la construcción, entre otros, y que buscan reciclarse desde el punto de vista formativo de cara a abrir sus posibilidades de inserción laboral en la hostelería.

De este modo, según detalló Velasco, el centro ofrece cuatro líneas formativas. La primera de ellas es la Formación Profesional Básica en Cocina, que tiene dos años de duración; la segunda consiste en un Grado Medio de Cocina y Pastelería; la tercera es un Grado Superior en Dirección de Cocina; y la cuarta, que se ha estrenado este año, es un Grado Medio de Servicio de Restauración en Sala y Restaurante.

Todos los niveles cuentan con el denominador común de ofrecer una formación "muy dinámica, práctica y profesionalizada", con el fin de que "puedan aprovechar las posibilidades laborales que ofrece un enclave turístico como es Punta Umbría y el resto de la comarca de la costa onubense, que son muy importantes pese a estar aún muy marcado por la estacionalidad".

Con el fin de lograr el principal objetivo de esta escuela, el propio centro ha creado una bolsa de empleo propia en la que están inscritos todos los alumnos y que se ofrece a los empresarios de la zona.

Entre las materias que se imparten, Roberto Velasco ha enumerado cocina básica, salada, recetas tradicionales, pastelería, cocina internacional, moderna, o nuevas tendencias, "no olvidando nunca nuestras raíces gastronómicas basadas en los productos locales de Punta Umbría, del resto de la provincia y de Andalucía. Aunque en un mundo globalizado como éste con influencias de la cocina oriental, europea, y otras".

En su "estrategia educativa", Velasco afirma que la escuela aprovecha la enseñanza en gastronomía para fomentar valores como trabajo en equipo, buenos hábitos alimenticios, igualdad de género o contra el acoso escolar o bullying, entre otros.

Finalmente, y también en aras de lograr el gran objetivo de la Escuela de Hostelería del IES Saltés de Punta Umbría, ésta cuanta con un módulo de Formación y orientación; otro de empresa e iniciativa emprendedora y finalmente otro de inglés, ya que según concluye Velasco, "los idiomas son muy importantes en el sector turístico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios