Huelva

El número de participantes del Barómetro de la Memoria de AFA en Huelva se reduce un 90%

  • Sólo una de las personas valoradas por el equipo de sicólogas de la asociación presenta un deterioro cognitivo

Instalaciones de AFA Huelva. Instalaciones de AFA Huelva.

Instalaciones de AFA Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

El número de personas que participaron en el programa Barómetro de la Memoria, de la Asociación de Familiares de Personas con Alzhéimer y otras Demencias de Huelva y Provincia (AFA Huelva), se redujo un 90% en la última edición en relación a años anteriores, a ello contribuyó la actual situación derivada del coronavirus y el nuevo sistema que hubo que aplicar para adaptarse al nuevo escenario.

El proyecto, que se realizó con la colaboración del Ayuntamiento de la capital onubense, está dirigido a personas mayores de 55 años que presentan “quejas subjetivas” de memoria, así como fallos frecuentes en la ejecución de tareas conocidas, sin diagnóstico clínico.

Del centenar de participantes de años anteriores se ha pasado a los diez de la última edición. En esta ocasión, el equipo de sicólogas de AFA realizaron las valoraciones a través de videollamadas.

Aunque también se hicieron valoraciones presenciales en la Unidad de Entrenamiento de Memoria, situada en la calle Galaroza, junto a la sede de la Asociación de Familiares de Personas con Alzhéimer y otras Demencias de Huelva y Provincia. Se realizaron a aquellas personas que carecían de medios para hacer la videollamada.

De las diez personas que se sometieron al Barómetro de la Memoria, ocho lo hicieron a través de videollamadas y dos de manera presencial. La mayoría de los participantes es mujer, seis frente a cuatro hombres.

Las edades de los diez que se presentaron al programa están comprendidas entre los sesenta, del más joven, y los setenta y siete, del mayor.

De las personas valoradas, el equipo de sicólogas de AFA Huelva sólo detectó un caso de deterioro cognitivo. Así lo apuntó Gabriela Consuegra, una de las sicólogas de la asociación, que señaló que se le comentó al participante y a su familia que sería conveniente que “fuera a su médico de cabecera” y que acudiera también al centro de AFA “para recibir terapia de estimulación para que la enfermedad no se desarrolle tan rápido”, pero “la familia ha preferido esperar, debido a la pandemia, para que reciba estimulación en la asociación”.

Aparte, otra de las personas que participaron en el Barómetro de la Memoria “aunque no tenía deterioro cognitivo decidió recibir atención de manera preventiva y viene a la asociación”. Consuegra explicó que se le ha recomendado que tenga “una vida activa y se cuide”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios