Huelva

El Ayuntamiento paraliza el desalojo del mercado de San Sebastián

  • Jesús Bueno comunica a los detallistas que las obras no comenzarán aún, por lo que hoy no tendrá lugar el desahucio

Creen que el sentido común se ha impuesto en un conflicto cuya solución tendría que haber llegado antes. Sin embargo, la satisfacción que ayer sintieron los comerciantes del mercado de San Sebastián al conocer que hoy no tendrán que desalojar la plaza de abastos municipal pudo más que cualquier crítica.

Y es que el presidente de la asociación de detallistas, Juan Carlos Salguero, les comunicó a la treintena de afectados que el concejal de Empleo, Desarrollo Económico y Proyectos, Jesús Bueno, le llamó por teléfono para explicarle que, al no estar aún previsto el inicio de las obras del mercado, no tendrán que cumplir la orden de desahucio, que tendría que ejecutarse en el día de hoy.

Desde el Ayuntamiento confirmaron que el desalojo no tendrá lugar de momento, así como que el lunes está previsto que el Consistorio y la adjudicataria de las obras del mercado (Joca) aborden cuándo tendrá lugar el inicio de las obras.

Según explicó ayer Salguero, los comerciantes confían en que esta paralización continúe hasta que el Ayuntamiento costee e instale una carpa en la que se agrupen todos los puestos en el solar del antiguo Manuel Lois. Sin embargo, explicó que aún no hay un acuerdo cerrado con el Consistorio.

En todo caso, el portavoz de los comerciantes quiso agradecer a la oposición municipal su apoyo, así como al equipo de gobierno su disposición para entablar las negociaciones para poder sacar adelante el proyecto.

La paralización del desalojo se produce después de que el pasado jueves los comerciantes se echaran a la calle al grito de "carpa ya". Además de exigir que mientras se lleve a cabo la rehabilitación del mercado (el periodo previsto para las obras es de un año) puedan trabajar bajo una carpa en un espacio cercano a su barriada, también pidieron que se regularice la situación de las concesiones administrativas, ya que provienen de los años cincuenta y es necesario adaptarlas a la normativa vigente.

Ante esta protesta, el alcalde de la ciudad, Gabriel Cruz, aseguró que el Ayuntamiento está abierto a todas las posibilidades que, en todo caso, "deben de estar vinculadas con la viabilidad técnica y jurídica". "Seguro que hay soluciones", manifestó, al tiempo que dejó claro que le preocupa "que haya 30 familias que se vean en una situación comprometida y delicada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios