Huelva

El Ayuntamiento elabora el Plan de atención para las personas sin hogar

  • El objetivo es afrontar situaciones de exclusión social extrema con notable riesgo de cronificación de un fenómeno estacional

Un voluntario de Cruz Roja atiende a un sin techo en Huelva. Un voluntario de Cruz Roja atiende a un sin techo en Huelva.

Un voluntario de Cruz Roja atiende a un sin techo en Huelva. / alberto domínguez

El Ayuntamiento de Huelva llevó a la Comisión Municipal de Personas Sin Hogar la elaboración del primer Plan Local de Atención para las Personas Sin Hogar que viven en la capital. Un documento que, como avanzó la concejala de Políticas Sociales e Igualdad, Alicia Narciso, "se aborda para tener en el mes de septiembre el primer borrador con la finalidad de mejorar la calidad de vida de uno de los colectivos más vulnerables, afrontando la situación de ciudadanos que se mantienen en un estado de exclusión social extrema con notable riesgo de cronificación".

La decisión se adopta tras confirmar la estacionalidad del fenómeno y establecer un primer diagnóstico de la situación a partir de los resultados obtenidos en el segundo censo de personas sin hogar realizado en la ciudad a finales del mes de junio, para contrastar los datos con el elaborado en enero de 2017. Con la asistencia técnica de RAIS Fundación y la imprescindible colaboración de voluntarios de entidades como Cáritas, Cruz Roja, Huelva Acoge y Faisem, el Ayuntamiento de Huelva llevó a cabo un segundo recuento de personas sin hogar en la ciudad el pasado 21 de junio, utilizando diferentes técnicas de investigación social para la recogida y análisis de una información que incluye, además de la ubicación, cuestiones sobre antecedentes y situación personal, recursos y servicios que utilizan o demandan, salud, consumos, ingresos, problemas legales y experiencias de discriminación y victimización.

Los datos confirman la estacionalidad del sinhogarismo en la capital porque de las 78 entrevistas realizadas en enero de 2017, se ha pasado a 95 en el mes de junio de 2018, con la particularidad de que si en enero, 36 personas vivían en la calle frente a 42 que se encontraban en los distintos dispositivos residenciales existentes, ahora son 26 las que se han encontrado en el espacio público, mientras que 69 están haciendo uso de los recursos asistenciales.

Con el nuevo documento, el Ayuntamiento pretende establecer nuevos protocolos de coordinación e intervención adaptados a los distintos perfiles para resolver cuestiones que tienen que ver tanto con el propio individuo y sus derechos humanos, como con su relación y convivencia en sociedad. En este sentido, Alicia Narciso insiste en que "cada persona que se encuentra sin hogar es única, y como tal debemos considerarla y tratarla", por ello "tenemos que huir del mecanismo de respuesta única, estableciendo una diferenciación en el tratamiento de los casos según cada perfil psicosocial y adoptar los cauces más adecuados para salir de esta situación".

Se trata de establecer un modelo de tratamiento integral para promocionar la autonomía de las personas sin hogar, mediante la articulación de distintas cuestiones de salud pública, vivienda, formación o empleo y la creación de una red de recursos que posibilite la acción coordinada de los agentes y las distintas instancias de la administración implicadas.

Un modelo integral en el que se incluyan además aspectos, apuntó Narciso, como "las demandas de los vecinos que conviven con el colectivo en las calles de la ciudad y tienen que ver con la limpieza y la salubridad de la vía pública; o la atención sanitaria de los animales que acompañan a muchas personas sin hogar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios