Huelva

Antonio España SL logra un acuerdo con sus acreedores para salir del proceso concursal

  • La empresa de reciclaje que mantiene 80 empleos directos pacta un 50% de quita de su deuda y el pago del resto en diez años

Asamblea de los trabajadores celebrada en la tarde de ayer en las instalaciones que la empresa tiene en la capital. Asamblea de los trabajadores celebrada en la tarde de ayer en las instalaciones que la empresa tiene en la capital.

Asamblea de los trabajadores celebrada en la tarde de ayer en las instalaciones que la empresa tiene en la capital. / M.G.

Nueva etapa para Antonio España e Hijos SL. Los representantes de la empresa firmaron a primera hora de la tarde de ayer el convenio que les permitirá salir de la situación de concurso de acreedores en la que se encuentra desde hace más de tres años, con una deuda de 8 millones de euros. La compañía de reciclaje, que mantiene 80 empleos directos, necesitaba el apoyo del 65% de su pasivo ordinario y ha conseguido que se adhiera más del 75%, con lo que, una vez que se dicte sentencia, pondrá fin a la parte procesal del concurso. A partir de entonces, se abre una nueva fase en la que la sociedad deberá ejecutar los acuerdos a los que se llegaron ayer: una quita del 50% de la deuda y diez años para pagar el resto. A esta fase llega una mínima parte de las empresas que entran en concurso (no más del 5%) y hacerlo garantiza en buena parte la viabilidad de la empresa y que sus acreedores puedan cobrar sus créditos.

Los dirigentes de la empresa y sus representantes legales no podían esconder sus satisfacción al salir de la sede judicial de la Alameda Sundheim, especialmente el director general de la empresa, Alberto España, cuyas primeras palabras fueron de "agradecimiento a todos los que lo han hecho posible". Acto seguido, mantuvo una asamblea con sus trabajadores, en la planta de Joaquín Turina para hacerles partícipes de la nueva situación de la empresa que se prevé que pueda llegar a partir del mes que viene.

La compañía onubense, con más de 60 años de historia, entró en diciembre de 2014 en concurso de acreedores ante la incapacidad de hacer frente a la deuda acumulada durante los dos años anteriores por la puesta en marcha de su segunda unidad de negocio, la planta de tratamiento de plásticos agrícolas, una iniciativa por la que apostó para solucionar de forma integral el problema medioambiental que históricamente vienen provocando los residuos generados por los plásticos agrícolas y para el que hasta ese momento nadie había planteado ninguna medida.

La puesta en marcha del proyecto supuso una inversión de casi seis millones de euros. Un proyecto de escasa rentabilidad debido al alto grado de contaminación, principalmente tierra silícea, que presentaban los residuos plásticos y que llevó a que el coste de producción fuese superior al precio de venta del material procesado. Ante la falta de rendimiento, la propiedad decidió presentar el concurso. Actualmente, Antonio España e Hijos se ha reajustado, ha optimizado sus recursos para llegar a una facturación anual de 7 millones, mantener 80 empleos directos y "asumir puntualmente" sus compromisos de pago.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios