Huelva

Acusado de conducción temeraria tras una persecución en La Orden

  • El fiscal pide 21 meses de prisión para V.A.P. por los hechos acontecidos el pasado viernes

Pasillos del Palacio de Justicia de Huelva. Pasillos del Palacio de Justicia de Huelva.

Pasillos del Palacio de Justicia de Huelva. / canterla

La Fiscalía ha interesado la apertura de juicio oral contra V.A.P. en un Juzgado de lo Penal de Huelva después de que el pasado viernes condujera presuntamente bajo el efecto del alcohol y las drogas por distintas calles de la capital, ignoró el alto policial y protagonizó una persecución que se llevó a efecto en gran medida por la barriada de La Orden, lo que desató la alarma entre los vecinos.

Detenido y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción 1 de Huelva, que lo dejó en libertad con cargos, el fiscal del caso, Alfredo Flores, ya ha formulado escrito de acusación contra él, un documento al que ha accedido en exclusiva Huelva Información y en el que el Ministerio Público considera que los hechos son constitutivos de un delito de conducción temeraria en concurso ideal con otro delito de conducción sin carné, por los que pretende que el magistrado que lo juzgue le imponga una pena de un año y nueve meses de prisión.

El detenido circulaba saltándose semáforos en rojo, sin carné, bebido y drogado

El acusado es mayor de edad y contaba con antecedentes penales por conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas (en noviembre de 2017) y por conducir sin carné (en junio de este mismo año).

Según el relato de los hechos que Flores plasma en el documento, el suceso se inició en torno a las 11:00 del pasado viernes 27 de julio.

V.A.P. "conducía careciendo de permiso en vigor para ello, en cumplimiento de la condena de 2017 y, tras consumir alcohol y cocaína que limitaban su atención". Como transitaba haciendo zigzag, la Policía Nacional le dio el alto en la calle Montevideo de La Orden. Pero hizo caso omiso a las indicaciones de los agentes y huyó.

Se escapó "circulando a gran velocidad desde esa calle hasta la calle Puerto Rico, rebasando semáforos en rojo, no respetando cedas el paso ni pasos de peatones, cambiándose de carril, obligando a los agentes reseñados y a otros de la Policía Local a perseguirlo dentro del casco urbano, donde numerosos vehículos tuvieron que apartarse de su trayectoria".

Hasta tal punto conducía temerariamente, según el Ministerio Público, que incluso una mujer que caminaba con un carrito de bebé tuvo que "apartarse bruscamente al ir pasando por un paso de peatones" de una plaza cercana para evitar que los arrollara.

El acusado salió a la H-30 hasta que accedió de nuevo al casco urbano capitalino por la calle Valparaíso. Allí llegó a golpear "lateralmente un furgón del Cuerpo Nacional de Policía puesto para interceptarlo". También embistió a la motocicleta de un agente de la Policía Local que, una vez que su moto estaba en el suelo, decidió perseguir a este hombre a pie. En ese seguimiento, el funcionario municipal llegó a efectuar "varios disparos al aire para que se detuviese y poder detenerlo en la calle Puerto Rico".

Como el arrestado presentaba síntomas de embriaguez (deambulación inestable, habla pastosa y fuerte olor a alcohol), los agentes del equipo de Atestados le realizaron la prueba de alcoholemia. Dio positivo: 0,65 miligramos de alcohol por litro de aire espirado la primera vez y 0,53 la segunda, "rechazando someterse a un análisis de sangre para contradecir aquellos resultados". En el hospital le realizaron, además, pruebas de orina por las que dio positivo al consumo de cocaína.

La Fiscalía de Huelva considera, por todo y teniendo en cuenta la agravante de reincidencia, que el acusado debería ser condenado a cumplir 21 meses de prisión y seis años de privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores (con perdida vigencia carnet en caso de obtenerlo), además de asumir las costas judiciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios