Huelva

Acelerar el nuevo Gobierno para despertar a Huelva cuanto antes

  • La FOE y los sindicatos exigen una estabilidad política en el país para que el desarrollo de la provincia avance y se consigan inversiones públicas

Una imagen de una Asamblea General de la Federación Onubense de Empresarios. Una imagen de una Asamblea General de la Federación Onubense de Empresarios.

Una imagen de una Asamblea General de la Federación Onubense de Empresarios. / Alberto Domínguez

Acelerar la conformación de un Gobierno para encarrilar la desaceleración onubense. Son muchos meses los que se cuentan con el mismo escenario político: presupuestos prorrogados y nulas inversiones para la provincia de Huelva. Territorio que además sufre a la cola del empleo y su precariedad, y, sobre todo, el déficit histórico en inversión pública en el marco de las infraestructuras, que incluso se ha cifrado en 1.500 millones de euros. Ahí es nada. La repetición de elecciones generales, ha supuesto, además de acumular seis meses más de paralización en el desarrollo onubense a nivel estatal, que el marco para formar un Gobierno sea prácticamente igual, o incluso más complicado, que en los anteriores comicios. Un hecho sobre el que los empresarios onubenses y los sindicatos piden diálogo y entendimiento para formar un nuevo Gobierno, con el simple objetivo de que España, y Huelva en concreto, avance después de tanto tiempo sumido en el olvido.

Así, desde la Federación Onubense de Empresarios (FOE) confían en la “responsabilidad” de los partidos políticos para conformar de “manera urgente” un nuevo Gobierno que sea capaz de “impulsar la economía nacional”. La Federación que preside José Luis García-Palacios pide la estabilidad política como “prioridad inmediata”, algo que tendrán que conseguir los políticos que han conseguido representación en la Cámara Baja y que va a “requerir de mucha altura de miras” porque las formaciones “tendrán que anteponer el interés general por encima de otro partidista y demostrar así su sentido de Estado”.

Esta estabilidad política que se precisa para España es incluso más urgente para la provincia de Huelva, que como señaló la FOE al final de la campaña de este 10-N y vuelve a reafirmar tras conocer los resultados “va a requerir de una alianza estratégica entre nuestros representantes” para conseguir dotar al territorio onubense de “inversiones”. Partidas económicas para “mejorar nuestra red de infraestructuras y promover un plan de reindustrialización que sea capaz de atraer nuevos proyectos a nuestros territorio y consolidar los existentes en el más amplio espectro de la actividad industrial”. Sin entrar a valorar los posibles pactos, entendimientos y colores políticos, la FOE asegura que el nuevo Gobierno contará con su “lealtad institucional”.

En cambio, tanto CCOO y UGT mostraron su preocupación por el crecimiento de Vox –es la segunda fuerza política– en la provincia onubense. El primero de ellos, en boca de su secretario general en Huelva, Emilio Fernández, apuntó que es un dato “muy negativo”, además que “no compartimos los planteamientos políticos fundamentales de Vox”, por lo que “estaremos muy atentos cuál es la labor” que hacen y “les exigiremos los compromisos que han adquirido con la provincia”. Algo parecido opina el secretario general de UGT en Huelva, Sebastián Donaire, aunque “con los datos en la mano son tres diputados de izquierda y dos de derechas”. Eso sí, “es verdad que Vox ha tenido un aumento bestial y eso es un peor resultado que hace seis meses y preocupa”. De todos modos, Donaire augura que “Vox no será capaz de mantener estos buenos resultados dentro de cuatro años”. Por su parte, el presidente de CSIF-Huelva, Juan Manuel Quilón, remarca que el ascenso de Vox “–algo que pudimos intuir tras el acto de Abascal en las carpas de la Avenida de Andalucía–” en la provincia llega por el “descontento” ciudadano. “Es el voto del hartazgo y el hastío” y ya “lo hemos visto anteriormente con otros partidos, aunque ahora Ciudadanos ha resultado prácticamente cadáver”.

Con el escenario político que ha dejado el 10-N, la prioridad para CCOO y UGT es que “se forme Gobierno”. Fernández asegura que las fuerzas progresistas “tienen la obligación” de entenderse y “ahora más que antes”, a pesar de que “PSOE y Unidas Podemos están más debilitados”. Donaire es de la opinión que estas elecciones “no tenían que haberse repetido. Ha sido una irresponsabilidad por parte de todos”. De ahí que ahora “tienen que tomar buena nota los políticos de esta provincia” porque “no podemos llevar a una extrema situación” al ciudadano con votaciones ya que “ve que no ha servido para nada”. Es fundamental que se forme un Gobierno, en concreto, por el bien de Huelva ya que “estos seis meses no han servido para nada, sin inversiones”. Por eso se necesitan unos “presupuestos para ahondar en infraestructuras” para la provincia, de ahí que “les pido a los cinco diputados onubenses que planteen en Madrid las necesidades que tiene Huelva para sacarla del abandono de los últimos años”.

De igual modo piensa Fernández, quien pone la tarea de “ponerse las pilas” a los representantes onubenses” en favor de la provincia. Juan Manuel Quilón ahonda en que el país “necesita volver a ponerse en marcha”. Y en Huelva, los más de 30.000 empleados públicos “esperan que haya una Administración Pública que tome las riendas”. Por eso, pide que ante esta situación política, a las formaciones les toca “ser responsables, madurar y ser capaces de formar gobierno con las herramientas que los ciudadanos han elegido”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios