'In the air' La cadena que divide

  • El documental de Rocío Carrasco ha generado una brecha divisoria, en Telecinco y en la calle, entre los partidarios de la hija de Rocío Jurado y los de su nieta

Rocío Flores, entre su madre y su padre.

Rocío Flores, entre su madre y su padre.

Puede que no sea exagerado decir que Rocío Carrasco ha generado un auténtico seísmo en la crónica social al romper su silencio. Su relato ha estremecido a millones de personas en nuestro país y prácticamente nadie ha querido quedarse al margen. Todos opinan. El debate está en la calle y, por supuesto, también en la televisión, donde su caso ocupa horas y horas de la parrilla. En Telecinco se libra una batalla dialéctica entre los colaboradores, repartidos en dos bandos: los que están a favor de Rocío Carrasco y los que se mantienen firmes al lado de Rocío Flores.

Rocío Carrasco, llorando, en su entrevista en Telecinco. Rocío Carrasco, llorando, en su entrevista en Telecinco.

Rocío Carrasco, llorando, en su entrevista en Telecinco. / Mediaset

El grupo a favor de la madre es quizás más amplio que el de su hija. No en vano enarbolan la bandera de la lucha contra la violencia de género. Sin embargo, el llamamiento público que hizo Flores para reconciliarse con su madre le hizo ganar muchos adeptos. Uno de ellos fue su jefa, Ana Rosa Quintana, quien vio en su tertuliana la sinceridad de una hija que lo está pasando mal: "Yo sí te creo. Esta niña está sufriendo un acoso, una revictimización. Con esta criatura se está siendo muy injusto", dijo la periodista. El último miércoles, Ana Rosa sí que puntualizó, a tenor de la agresión a la progenitora por la que la joven fue condenada, que eso era "una verdad jurídica", no sólo la verdad de Rocío Carrasco.

Rocío Flores, en el plató de 'El programa de Ana Rosa'. Rocío Flores, en el plató de 'El programa de Ana Rosa'.

Rocío Flores, en el plató de 'El programa de Ana Rosa'. / Mediaset

Tras el nuevo capítulo, en el que la madre narró la paliza que le propinó su hija –y varios episodios violentos más protagonizados por la joven– las redes sociales han vuelto a arder divididas entre su apoyo a Carrasco y Flores. Con el hashtag #boicotdocufakeysalvame, un gran número de tuiteros salió en defensa de Flores pidiendo además un boicot para Sálvame, Telecinco y sus anunciantes. "Están dejando a una chica señalada de por vida, como si fuese la criminal de una serie de la mafia...", comentó una internauta llamada Capi. Incluso llegaron a calificar la actitud de la cadena privada como de "linchamiento público", a la vez que la acusan de "manipulación". Una manipulación que también achacan a una 'mano negra' que según ellos está retirando las tendencias en Twitter contra Rocío Carrasco.

Miles fueron también los apoyos que recibió la protagonista del programa, a la vez que se criticaba con contundencia a Antonio David y se demandaba a Mediaset que dejara de contar con "la agresora" Rocío Flores como colaboradora en El programa de Ana Rosa.

Divide y vencerás, dicen. Tanto discurso está logrando lo que la 'cadena amiga', dividida ahora, quería: generar audiencias millonarias. El problema de la violencia familiar y de género se diluye peligrosamente entre tanta tertulia chabacana. Menos debates, y más actuaciones de la Justicia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios