La Reina Letizia, en Londres Doña Letizia se adelanta a la primavera en Londres

  • La Reina inauguró la exposición de Sorolla con un vestido de estampado floral 'arty' de Carolina Herrera

Carlos de Inglaterra recibe a la Reina Letizia a su llegada a la National Gallery. Carlos de Inglaterra recibe a la Reina Letizia a su llegada a la National Gallery.

Carlos de Inglaterra recibe a la Reina Letizia a su llegada a la National Gallery. / Efe

La Reina Letizia viajó a Londres la tarde-noche del miércoles para inaugurar, junto al príncipe Carlos de Inglaterra, la primera exposición británica del pintor español Joaquín Sorolla en más de un siglo. Para tan importante ocasión, la esposa de Felipe VI eligió un elegante vestido con estampado floral de Carolina Herrera con el que se adelantó al arranque de la primavera.

Tan primaveral vestido incluía diferentes tonos de azul marino y coral sobre fondo verde botella. Un diseño satinado de cuello redondo, ajustado a la cintura y falda abollonada de largo midi firmado por una de sus firmas favoritas para eventos importantes. Un nuevo vestido floral sin precedentes en el fondo de armario de la Reina, con un inesperado estampado arty y con una de sus siluetas preferidas y más favorecedoras.

Completando su estilismo, Doña Letizia llevó unos stilettos azul marino de Nina Ricci, y cartera de satén en el mismo tono de Felipe Varela. El pelo lo llevaba recogido en una favorecedora coleta con raya en el medio, con la que deja ver unos pendientes en forma de aro con una piedra de aguamarina de Bulgari.

La Reina, conversando con uno de los comisarios de la muestra, y Carlos de Inglaterra en segundo plano. La Reina, conversando con uno de los comisarios de la muestra, y Carlos de Inglaterra en segundo plano.

La Reina, conversando con uno de los comisarios de la muestra, y Carlos de Inglaterra en segundo plano. / Efe

La Reina, para el acto de inauguración, contó con un anfitrión de excepción: el príncipe de Gales. El encuentro fue motivo de numerosos titulares, como también lo fue el retraso que protagonizó Doña Letizia, quien hizo acto de presencia pasados ya alrededor de quince minutos de la hora prevista. Muchos periódicos británicos destacaron esta circunstancia, algo que no extrañar teniendo en cuenta la estricta puntualidad inglesa. Pero el retraso de la Reina tuvo un motivo claro, que se escapó de sus manos: el intenso tráfico en la capital británica a esa hora, que es punta, sobre todo en el centro de la ciudad, zona en la que se encuentra el museo. Además, la esposa del Rey Felipe tuvo que cambiarse de ropa después de aterrizar en Londres.

El príncipe Carlos, tan disciplinado en lo que a la puntualidad se refiere como su madre, la reina Isabel II, llegaba a la National Gallery diez minutos antes de que diera comienzo el acto. Por esta razón decidió no esperar en la puerta y hacer tiempo en el interior de la pinacoteca haciendo un breve recorrido por la muestra acompañado de sus organizadores. Con todo y pese al breve retraso de Doña Letizia, el príncipe Carlos la recibió con un cariñoso beso en la mano y juntos dieron comienzo oficialmente a la inauguración. La Reina Letizia no viajaba a Londres de manera oficial desde hace casi dos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios