Pasarela

El príncipe Enrique ya no aguanta más

  • Kensington Palace reconoce en un comunicado la relación con Meghan Markle y denuncia la campaña de acoso a la actriz

Una de las últimas intervenciones del príncipe, en la que luce la misma pulsera que su chica. Una de las últimas intervenciones del príncipe, en la que luce la misma pulsera que su chica.

Una de las últimas intervenciones del príncipe, en la que luce la misma pulsera que su chica. / telegraph

El príncipe Enrique está acostumbrado a que su vida privada despierte el interés de la prensa de medio mundo. Sus juergas, sus desfases y, sobre todo, sus amores furtivos, han dado mucho juego durante los últimos años a la prensa rosa, aunque esta vez el hijo menor de Lady Di considera que el asunto se le ha ido de las manos. Precisamente por eso, el Palacio de Kensington se ha saltado sus propias normas y por primera vez ha lanzado un comunicado con el que reconoce que el príncipe Enrique y la actriz americana Meghan Markle mantienen un romance "desde hace meses". Pero más que para confirmar un asunto que desde siempre se ha considerado de ámbito privado, el comunicado lo que persigue es dar un tirón de orejas a la prensa, ya que considera que en esta ocasión "los medios de comunicación han cruzado la línea" y recalca que "el príncipe está preocupado por la seguridad de la señorita Markle".

En el comunicado de Kensington Palace se habla de la "oleada de abuso y hostigamiento" que viene padeciendo desde la semana pasada la joven actriz. Más concretamente, citan que el asunto ha generado, entre otras, "una calumnia en la primera página de un periódico nacional, matices raciales en algunos artículos de opinión y un sexismo y racismo rotundo por algunos trolls de las redes sociales y de los comentarios en artículos on line".

"El príncipe Enrique está preocupado por la seguridad de la señorita Markle y está profundamente decepcionado por no haber sido capaz de protegerla. Es consciente de que mucha gente dirá que es "el precio a pagar", pero esto no es un juego: es la vida de dos", explica la nota que rubrica el secretario del palacio de Kensington.

Ha sido el príncipe Guillermo quien ha pedido "expresamente" la emisión de este comunicado, seguramente acordándose de lo mal que lo pasó la duquesa Catalina cuando su relación se hizo pública. Guillermo sale de esta forma en defensa de su hermano pequeño y confía en que esta medida sirva para que "los medios que han cubierto esta historia puedan parar y pensar antes de seguir haciendo daño". "Sabe que es inusual emitir un comunicado como éste, pero confía en que la gente entienda la necesidad de hablar públicamente", dicen desde palacio.

Seguramente uno de los asuntos que más ha dolido al príncipe Enrique es que las escenas subidas de tono que su novia ha protagonizado en los últimos años como actriz y protagonista de la serie Suits estén corriendo como la pólvora en páginas pornográficas de internet.

La relación entre Enrique y Meghan se empezó a rumorear la semana pasada y, desde entonces, las noticias relacionadas con la vida privada de la joven ha ocupado muchos titulares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios