Batalla Isabel Pantoja-Kiko Rivera Pantoja y su hijo se pelean por el coche

  • La tonadillera le ha quitado al DJ el coche que regaló a sus nietas, sus dos hijas con Irene Rosales

  • Es el último episodio del enfrentamiento que mantienen desde hace semanas

Isabel Pantoja, a bordo de un coche. Isabel Pantoja, a bordo de un coche.

Isabel Pantoja, a bordo de un coche. / Efe

La batalla entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera se recrudece por momentos. El último capítulo se produjo hace unos días cuando dos personas de la confianza de la tonadillera se presentaron en la casa del DJ para reclamarle y llevarse el coche que Isabel regaló a sus nietas, Carlota y Ana.

Isabel con Kiko Rivera, en el coche de la discordia cuando aún reinaba la paz. Isabel con Kiko Rivera, en el coche de la discordia cuando aún reinaba la paz.

Isabel con Kiko Rivera, en el coche de la discordia cuando aún reinaba la paz. / Semana

Dos meses después, Pantoja ha hecho efectiva su amenaza y el vehículo que llevaba aparcado desde hacía varias semanas frente a la casa que Kiko tiene en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta ha partido con rumbo desconocido. El coche del litigio era utilizado por Irene Rosales y Kiko para llevar al colegio a sus hijas.

La propia Irene confirmó la noticia en el programa en el que colabora, Viva la vida: su suegra había mandado a un matrimonio amigo a recoger el coche de la discordia sin previo aviso. La mujer de Kiko también confirmó que, a pesar de que ellos habían adelantado un pago por el coche, era su suegra la que hacía frente a los recibos mensuales del vehículo. Por su parte, su hijo sigue guardando silencio sobre los últimos movimientos de su madre y de Ramón Calderón, abogado y amigo íntimo de Isabel, que ha interpuesto una demanda por las declaraciones del DJ sobre él en un plató de televisión.

Isabel, en verano, con su hermano. Isabel, en verano, con su hermano.

Isabel, en verano, con su hermano. / Europa Press

Este rifirrafe llega entre los insistentes rumores que apuntan a que Isabel estaría pensando en vender Cantora y marcharse a vivir a México, donde la sevillana cuenta con legiones de fans y alguna que otra amistad que estaría encantada de acoger a la intérprete de Marinero de luces. Lo único que la frenaría sería la delicada salud de su madre Ana. Otro de los motivos de este posible cambio de domicilio sería de carácter económico, ya que algunas fuentes apuntan a que la cantante podría llegar a protagonizar una telenovela en México, a 40.000 dólares por capítulo.

Sea como sea, lo que sí ha confirmado la tonadillera de 64 años es su vuelta a los escenarios retomando en este 2021 la gira que tuvo que suspender el pasado año por la pandemia. La fecha es el próximo 7 de agosto en el Festival Tío Pepe en Jerez, tan solo cinco días después de su 65 aniversario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios