Pasarela

La familia Grimaldi casi al completo celebra el Día Nacional de Mónaco

La familia Grimaldi casi al completo celebra el Día Nacional de Mónaco La familia Grimaldi casi al completo celebra el Día Nacional de Mónaco

La familia Grimaldi casi al completo celebra el Día Nacional de Mónaco

Como cada 19 de noviembre, la familia Grimaldi celebró ayer junto a sus compatriotas el día grande del Principado. La Fiesta Nacional de Mónaco se convirtió, un año más, en una de las grandes citas sociales de la temporada. La familia Grimaldi casi al completo, pues sólo faltó Pauline Ducruet, hija de Estefanía, acompañó al príncipe Alberto en todas y cada una de las celebraciones que componen los festejos de este día. En esta edición, la Fiesta Nacional recuperó el esplendor que la caracteriza, diluido el último año en solidaridad con el luto por los atentados de París.

Los mellizos de Alberto y Charlene, vestidos de blanco inmaculado, y la ausencia del nuevo novio de Carlota Casiraghi, el director italiano Lamberto Sanfelice, con el que lleva saliendo desde hace casi un año, fueron los detalles más llamativos de la jornada. También la elegancia de una embarazadísima Beatrice Borromeo, la esposa de Pierre Casiraghi, quienes esperan su primer hijo para principios de año. La joven lució un abrigo de color crudo con un bolso a juego y optó por llevar la melena suelta en lugar de sus habituales recogidos.

Mucho menos acertada en su atuendo estuvo la princesa Carlota, vestida de rojo y con un tocado estilo azafata de la Panam en los años 60, la hija de Carolina, habitualmente bella y elegante, destacó demasiado y, para colmo, iba vestida con los colores de la bandera monegasca. Tampoco gustó Tatiana Santo Domingo, con un ancho vestido cruzado y estampado de rayas. En cambio la princesa Charlene, con vestido oscuro, tocado con detalle floral y maquillaje más llamativo que de costumbre, sí convenció con su estilismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios