Festival de Cine Huelva

Una canción de culto brasileña convertida en una película de éxito

  • René Sampaio y Fabricio Boliverira presentan 'Brazilian Western', una historia sobre desigualdades sociales y raciales.

Renato Russo y su grupo, Legión Urbana, forman parte de la historia de la música pop-rock de Brasil. Y su canción, Faroeste Caboclo, es un tema de culto en el país. Al más puro estilo de Dylan y su célebre Hurricane. René Sampaio tuvo claro desde su adolescencia que un día haría una película de aquellas estrofas. Compró los derechos hace cinco años y ahora la presenta como su estreno en la dirección de largometrajes, Brazilian western, incluida en la sección oficial a concurso del Iberoamericano de Huelva.

"Hice la película pensando en Brasil y en los espectadores, no en la participación en festivales", confesó ayer Sampaio ante los periodistas. "Ya conseguimos nuestro objetivo al lograr que un millón y medio de personas la viera en el país. Competir por un premio es cosa de otro tipo de películas, de autor, pero reconozco que es muy bueno estar acá y estar en contacto con la audiencia, saber qué dice de la película, cómo la interpreta y qué habla de ella", dijo.

"El festival de Huelva es muy famoso en Brasil, muy prestigioso. Cuando nos propusieron competir aquí quise estar pero el premio más importante para nosotros es el del público", insistió René Sampaio.

En su país, se sinceró el director, lo han tenido más fácil por el impacto que tiene la canción en la cultura popular. "La ha visto gente joven, con la que conecta muy bien la historia", explicó. "Pero también los que escuchaban esta música en los años 80 y que ahora tienen 40 o 50 años. Era una responsabilidad muy grande porque había gente que esperaba esta película desde hace veinte años. Unos han dicho que no es lo que esperaban, otros están más satisfechos, pero lo importante es que hay una discusión sobre ello".

Uno de los giros inesperados por el público era que el protagonista de la historia fuera de raza negra. "Hasta la madre de Renato Russo nos dijo que jamás pensó que el personaje de Joao de Santo Cristo fuera negro. Pero esto ha sido bien recibido por todos y ha ayudado mucho a la comprensión de la historia", aseguró Sampaio.

El protagonista, encarnado por Fabricio Boliveira, se encuentra inmerso en una historia de amor, salpicada de violencia, y presidida por las desigualdades sociales y raciales, lo que ha hecho que la identificación sea mayor entre el público brasileño.

"Al exhibirse en el extranjero, como en Nueva York o Toronto, hemos descubierto que hay muchas visiones de la historia y que fuera de Brasil se puede conectar también con los espectadores", explicaron Sampaio y Boliveira.

Para el actor, la discriminación racial sigue siendo constante en muchos ámbitos del país, aunque reconoce que se están tomando medidas para acabar con las diferencias, como cuotas de discriminación positiva en la universidad.

"Por ahora Brasil no está preparado para tener un presidente negro como Obama pero sí es muy necesario. En Estados Unidos es más fácil porque hay negros ricos y poderosos, pero en nuestro país es diferente", explicó Fabricio Boliveira, quien aún sufre el ofrecimiento de papeles "de asesino o traficante" por su raza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios