Festival de Cine Huelva

I Semana Cinematográfica de Punta Umbría, estirpe de los festivales de cine en Huelva

  • Del 16 al 21 de agosto de 1955 Punta Umbría acogió la cita, de gran repercusión, surgida de la mano del director Arturo Ruiz del Castillo y el alcalde de barrio, José Figueroa.

Comentarios 3

Todo sucedió a raíz de una fotografía de Diego Ramírez Cayuela, a quien el historiador del arte José María Rodríguez acudió para preparar el trabajo de investigación fin de master del Patrimonio Histórico y Natural de la Universidad de Huelva (UHU), centrado en la imagen patrimonial de Punta Umbría en el cine. José María, que actualmente es profesor de Historia del Arte en el Aula de la Experiencia de la Onubense, se sorprendió al ver que sobre la fachada del antiguo Cinemar San Fernando de la entonces barriada costera lucía un enorme cartel que anunciaba la Primera Semana Cinematográfica Española de Punta Umbría.

Con la ayuda del investigador Diego Ramírez Cayuela, fuentes documentales, el Archivo Histórico Provincial y el Archivo Histórico Municipal pudo concretar que Punta Umbría acogió entre el 16 y el 21 de agosto de 1955 toda una muestra cinematográfica y, tras realizar una ardua labor de hemeroteca, añadió al tema inicial de su trabajo esta nueva aportación "desde el punto de vista de la importancia que tienen aquellos documentos que se generan a la hora de filmar una película en un lugar determinado".

Entre la documentación localizada por Rodríguez figura la Memoria de la Semana de Cine, escrita por José Figueroa, primer alcalde pedáneo (entonces Punta Umbría pertenecía a Cartaya), el 30 de octubre de 1955, y el programa de actos. En la hemeroteca, además, el investigador se adentró en las publicaciones recogidas en Odiel, Alcázar, ABC o Fotogramas, que corroboran y complementan lo encontrado en los archivos.

Según Rodríguez, que mañana ofrecerá en el Museo Provincial a las 19:00 una charla sobre El origen de los festivales de cine en Huelva, esta Semana Cinematográfica Española nació cuando el director Arturo Ruiz del Castillo, quien ya dirigió en 1953 la película Dos Caminos (con algunas escenas rodadas en Punta Umbría) buscaba de nuevo escenarios junto al guionista Jesús Vasallo y Clemente Pamplona para Pasión en el mar. Tras mantener reuniones con Figueroa y otras autoridades provinciales, se fraguó la idea y el martes 16 de agosto de 1955 quedó inaugurada la cita, en la que no hubo sección a concurso, sino exhibiciones de cintas propias de la época.

La I Semana Cinematográfica Española de Punta Umbría arrancó con la proyección de La pícara molinera, interpretada por Carmen Sevilla, Francisco Rabal y Pepe Isbert bajo dirección de León Klimosky. Los invitados fueron después al Club Marítimo "para terminar la jornada con una cena fría y baile". Rodríguez explica que aunque Carmen Sevilla fue invitada, finalmente no pudo acudir a la inauguración. Sin embargo, sí asistieron otras figuras de primer nivel como Francisco Rabal, César Fernández Ardavín, Giovanni Piergili, José Santugini, Fernando Merelo, Maruja Asquerino, María Fernanda Ladrón de Guevara, María Rivas, Antonio Vilar, Luís Gómez Mesa, José de la Cueva, Antonio Guerrero Llamas o José María Salmerón, entre otros muchos.

Las proyecciones se ofrecieron en el Cinemar San Fernando de Punta Umbría, pero también en el Teatro Mora y en la Plaza de Toros de La Merced, ambos en la capital. Se exhibieron Good-Bay, Sevilla, Congreso en Sevilla, Hay un camino a la derecha, Duelo de pasiones y Cuerda de presos, Contrabando, Suspiros de Triana y Orgullo. "Aparte de comidas, cenas, bailes, coloquios y proyecciones, se realizaron excursiones para publicitar las excelencias patrimoniales y naturales de la provincia. El 16 de agosto se programó una visita al Santuario de la Cinta, el 20 al de La Rábida y el 18 a Ayamonte, con una visita rápida a Portugal", asegura el historiador.

Según comenta Rodríguez, los invitados se alojaron entre Punta Umbría y la capital, pernoctando en los hoteles Victoria, Granada y Colón de Huelva y otros en el Esperanza de Punta Umbría, así como en una casa alquilada en el municipio. "En los años Cincuenta a Punta Umbría solo se podía acceder por mar, utilizándose para ello las canoas, lo que suponía un recorrido agradable pero muy lento. De igual manera, una vez desembarcados los invitados en el muelle de la ría, los bultos y equipajes se colocaban en burros que los trasladaban hasta las instalaciones", comenta Rodríguez.

Esta Semana Cinematográfica fue el punto de partida de otros festivales de cine que con posterioridad se realizarían en Huelva y su provincia. No obstante, desde su celebración en 1955 no hubo más noticia de festivales de cine en Huelva hasta 1972, cuando se solicitó autorización para la celebración del Iberoamericano. De esta manera, el 7 de diciembre de 1975 José Luís Ruiz Díaz iniciaría en la capital onubense la I Semana de Cine Iberoamericano de Huelva

"Fue el primero, el que abrió las puertas a los festivales que vinieron después. En la Memoria de José Figueroa ya se proponía que para las siguientes ediciones esta Semana se ampliara a nivel internacional y que se denominara Semana de Cine Hispanoamericano. Por lo tanto, ya existía una intención de celebrar una muestra hispanomericana", explica Rodríguez.

Así lo corrobora, tal y como explica, la información publicada en prensa: Una reseña en el diario Pueblo del 24 de agosto de 1955 indica que "en unas breves palabras de despedida el alcalde de Huelva sugirió que debería ser la Virgen de la Cinta patrona de la cinematografía y terminó diciendo que Huelva es el más bello y el más adecuado de los escenarios para celebrar el Festival Cinematográfico hispoanoamericano".

La muestra supuso que en 1955 Punta Umbría tuviera "gran repercusión nacional". Como ejemplos, Rodríguez cita el Diario hablado de Radio Nacional de España (Clemente Pamplona dedicó cuatro crónicas) y se ofrecieron nueve crónicas de Álvarez de Uribarri y Leblic en la emisión más escuchada, la de las 10:30. En prensa "se escribieron 36 artículos, crónicas o envíos de agencia en siete diarios de Madrid y quince de provincia". Además, la dirección de NO-DO envió un equipo que realizó un reportaje recogiendo "aspectos de la vida veraniega y deportiva de Punta Umbría, así como la excursión a La Rábida con ocasión del homenaje que se tributó en el Monasterio a Antonio Vilar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios