Entrevista | Presidente del Partido Popular

Pablo Casado: "No sólo busco sumar, sino sacar un escaño más que el PSOE"

  • El candidato del PP en las elecciones generales sostiene que ya se encuentra en empate técnico con el PSOE

Pablo Casado, fotografiado en Málaga. Pablo Casado, fotografiado en Málaga.

Pablo Casado, fotografiado en Málaga. / Javier Albiñana

Pablo Casado afronta estas elecciones generales en una situación mejor que las anteriores, cuando el PP sólo obtuvo 66 escaños. El candidato popular dedicó la jornada del viernes a viajar a Málaga, Granada y Jaén. La entrevista tiene lugar en la caravana que le lleva desde Torremolinos a Granada y le acompaña en el interior de la furgoneta del partido el presidente andaluz, Juanma Moreno.

-Ahora que han pasado los dos grandes sucesos que iban a macar el inicio de la campaña electoral -la exhumación de Franco y la sentencia del Supremo y respuesta violenta en las calles-, ¿damos el voto por asentado o aún puede variar sobre lo que venimos viendo en los sondeos? Cualquiera de estos dos hechos habría alterado, radicalmente, una campaña.

-Voy a reformular el tema: hay campaña por esos dos hechos. Y ésa es la gran irresponsabilidad de Sánchez. Como presidente del Gobierno en funciones, sabía perfectamente hasta cuándo había plazo para dictar sentencia en el caso del Supremo, porque se acababa con la prisión preventiva, y podía saber cuándo los jueces del Supremo iban a autorizar la exhumación de Franco. La gran irresponsabilidad de Sánchez no es sólo que ha ido a elecciones, teniendo cuatro fórmulas distintas para evitarlas, sino que ha sometido la estabilidad institucional de España a estos dos asuntos, sobre todo el de Cataluña, para sacar rédito personal. Y ya le dije en la sesión de investidura, y no sólo yo, sino tres más, incluido los independentistas, que tuviera cuidado porque los adelantos electorales a la carta ni le salieron bien a Susana Díaz ni a Artur Mas, por no hablar de algunos países europeos. No se juega con la estabilidad de España para intentar ganar algunos escaños. Y no le va a salir bien.

"Los adelantos electorales a la carta no salen bien, ni le funcionó a Susana Díaz ni le sirvió a Artur Mas"

-¿Busca en estas elecciones una estrategia como la de Juanma Moreno, la de la suma a tres?

-Juanma Moreno no buscó esa estrategia, le dijo a los andaluces que había una posibilidad real de cambio y no se equivocó. Juanma Moreno salió a ganar y yo salgo a ganar; por cierto, con una estrategia de campaña similar a la que tuve la suerte de compartir con él en diciembre. Y cuando lo decimos, no es un eslogan electoral, creo que podemos sacar un escaño más que el PSOE.

-No van por ahí los sondeos. ¿Por qué lo cree?

-No sólo digo por qué, sino para qué. Sánchez ha sido incapaz de desbloquear la parálisis de España con cuatro posibles opciones para gobernar. No ha querido ninguna. Sánchez pudo hacerlo también en 2015, 2016; Sánchez es sinónimo de parálisis. Quien no ha sido capaz de desbloquear España con Ciudadanos, por ejemplo, que le hubiese dado la mayoría absoluta, o a tiro de esa mayoría con Unidas Podemos, cómo va a hacerlo ahora con menos escaños. Por eso digo, con humildad, ¿por qué hay que darle una segunda oportunidad a quien nos ha querido llevar a elecciones.

-¿Y por qué dice que pueden sacar más escaños?

-Porque ahora mismo, todas las encuestas de la última semana nos sitúan a una distancia de cinco, cuatro y tres por ciento del PSOE, lo que ya es un empate técnico, demoscópicamente hablando. Pero, además, cuando hay una previsión de caída de la participación y cuando hay un nuevo partido nacional en la ecuación, es probable que ese empate técnico se convierta en una ventaja en escaños para el PP. Insisto, con prudencia y humildad, ya no hablamos de sumar una mayoría suficiente, sino de que con un escaño más que el PSOE desbloquearemos España. Y lo digo con el aval de haberlo hecho en los gobiernos autonómicos y municipales, en los que pudimos pactar a izquierda y a derecha con 12 partidos distintos, sin renunciar a nuestro compromiso con los electores.

-¿En su Gobierno habría ministros de Ciudadanos y de Vox?

-No hablaría de composición de Gobierno. 

"Los acuerdos locales y autonómicos han sido un éxito, estamos satisfechos"

-¿Pero le pone reparos a alguno? ¿Vox, por ejemplo?

-Le pongo hemeroteca. Es Vox quien no ha querido formar parte de nuestros gobiernos, pasó en Andalucía, en la investidura, por cierto, descartando los asuntos en los que no estamos de acuerdo, y lo han hecho con los Presupuestos de la Junta, apartando lo que nos distancia y centrándonos en impuestos, sanidad, regeneración. Y pasó lo mismo en Murcia, Madrid, Castilla y León y en bastantes diputaciones y ayuntamientos. Sin embargo, Ciudadanos sí quiso, tienen más puntos en común y debo decir que, pasado medio año, ha sido satisfactorio. Han sido un éxito.

-Usted señaló a Vox después de las elecciones como un partido de extrema derecha. ¿Le pone reparos?

-Los reparos los han puesto ello, pero, insisto, la relación está siendo buena con esos gobiernos. ¿Por qué el CIS poslectoral sostenía que sólo el 2% creía que el PP se iba a abstener a Pedro Sánchez? Porque los españoles son muy listos, y lo que no querían es que en un Gobierno de convergencia con nosotros, PP, PSOE y Ciudadanos, dejaría la alternativa de España en manos de Vox y de Podemos. Por eso, estamos apelando a un Gobierno con Ciudadanos, con un acuerdo de investidura que no nos haga renunciar a nuestros principios y, a lo largo de la legislatura, seremos capaces de alcanzar otros pactos, incluso algunos de Estado con el PSOE como le llevo ofreciendo hace unos meses.

-¿Y si la única fórmula de formar Gobierno fuese un acuerdo entre PP y PSOE?

-Sólo PP o sólo PSOE son capaces de formar Gobierno, esto ya es algo que hemos ganado en estos seis meses. Ya nadie duda de que en España va a haber un Gobierno del PP o del PSOE. Mi análisis es que el PSOE fue a unas nuevas elecciones para sacar unos 160 escaños más o menos, como Zapatero en 2008, para gobernar con eso que Rubalcaba llamó la geometría variable. Bien, pero eso ha virado con las encuestas y ahora lo que hay es un intento de repetir el Gobierno Frankenstein, vuelvo a citar a Rubalcaba, que en paz descanse, en su genial expresión. ¿En qué hemos notado eso? En Cataluña, por ejemplo, se mantienen en el funambulismo de Iceta, sin romper con ERC y de no desagraviar a Torra, por si necesita los votos de esos dos partidos, al PNV e, incluso, a Bildu. Arnaldo Otegi lleva meses diciendo que interesa un Gobierno de Sánchez. Y al mismo tiempo, fortalecerse en los territorios más regionalistas del PSOE, como Baleares, Cataluña, Navarra y Galicia, a costa de que le vaya peor en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Esta estrategia la ha marcado, claramente, Pedro Sánchez. Se ve en Cataluña y se ve en las estrategia ante la crisis económicas, que ellos ya reconocen. Ellos en Nueva York decían apenas hace tres semanas que la reforma laboral era buena, que no iban a subir los impuestos y salen otras encuestas, y quieren derogar la reforma, subir impuestos; en definitiva, vuelta al pacto con Podemos y al Gobierno Frankenstein.

-¿Qué diagnóstico hace de esta crisis? Tamaño, duración...

-Hay una frase de Sánchez que resume esto: viene una crisis económica y repartiremos las cargas entre todos. Es terrible esta frase, porque reconoce, primero, lo que venía negando, que hay crisis; segundo, porque admite la incapacidad para pararla y, tercero, reconoce que durante la crisis de Zapatero aplicó las cargas sobre las clases trabajadora y media. con esto se constata que el PSOE es incapaz de enfrentarse a una crisis; pasó entonces, tres millones de empleos perdidos, pensiones congeladas, sueldos de funcionarios recortados y quiebra en la sanidad. Las cifras macroeconómicas están ahí, y Bruselas lo ha visto, ha visto que el cheque que ofrecía Sánchez es un cheque sin fondos, porque no han reconocido los 30.000 millones de euros de sus famosas 730 medidas ni repercuten los 5.000 millones de euros de ese infierno fiscal pactados con Podemos. 

-¿Cuál es su propuesta contra la crisis?

-Sánchez lleva diciendo desde hace año y medio que esto iba bien; no, esto no iba bien, y ahí están los datos de la última EPA. 18.000 mujeres más que se van al paro; 17.000 jóvenes de menos de 24 años que se van al paro; 30.000 autónomos que cierran la persiana, y 17.000 hogares más en España donde todos están en paro, son 1.100.000 en toda España. Esto es un drama.

Pablo Casado, en Málaga. Pablo Casado, en Málaga.

Pablo Casado, en Málaga. / Javier Albiñana

-¿Sus propuestas?

-Introducir competitividad en la economía. Primero, impuestos: supresión de Donaciones, Sucesiones y Patrimonio; supresión de Actos Jurídicos Documentados para jóvenes que accedan a una vivienda; bajada del IRPF y de Sociedades. Segundo, flexibilidad laboral: tarifa plana de 12 meses para autónomos y de 24 meses para aquellos que tienen especial vulnerabilidad. Y tercero: eliminar trabas burocráticas, le llamamos autopistas administrativas, en cinco días creación de empresa. Cuarto, educación. Y quinto, sectores que necesitan apoyos, como el turismo, que lo está sufriendo; la industria, y el sector agrícola. ¿Por qué deben creernos? Porque antes de que llegase Sánchez, estábamos creando medio millón de empleos al año. Y cuando gobernamos en los noventa, creamos cinco millones de empleo.

Cataluña

-¿Sigue usted proponiendo la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional en Cataluña? ¿No es mejor que Mossos siga en la Consejería de Interior para que la Generalitat asuma sus contradicciones?

-Sí, lo sigo pensando. No es normal que Torra haya anunciado que va a investigar y a expedientar a los mossos que garantizaron las libertades públicas. ¿Cómo puede estar Torra al frente de un cuerpo armado de 16.000 hombres y mujeres, si los va a investigar y a expedientar? La Ley de Seguridad permite mejorar la efectividad. ¿Cómo es posible que hubiera 1.000 guardias civiles de los GRS, del cuerpo de élite, acantonados en el puerto de Barcelona, mientras estaban hiriendo a policías nacionales en las calles? El problema es que Torra no quiere ver miembros de la Benemérita por las calles de Barcelona, pero los catalanes no quieren que les rompan los cristales y le incendien los coches. Claro que hay que aplicar la Ley de Seguridad Nacional.

-¿Con eso basta? 

-He propuesto otras medidas a medio plazo, como la devolución de las políticas de instituciones penitenciarias para que no haya trato de favor a los presos condenados por el Supremo. O que la alta inspección educativa actúe contra el adoctrinamiento en las escuelas. O que se modifique la ley audiovisual para que no haya propaganda en los medios públicos. O que se aplique una ley de símbolos. O una de lenguas. No sólo proponemos medidas punitivas, también preventivas.

 -¿Cree que se puede aplicar ya el artículo 155 de la Constitución?

-En vez de cartearse tanto con Torra, Sánchez debe enviarle ya el requerimiento para que deje de incumplir la Constitución. Para que, de momento, deje las resoluciones parlamentarias impulsadas por JxC que contravienen las sentencias del Supremo y la jurisprudencia del Constitucional, que ya ha dicho que artículo 155 se aplicó frente a esos actos formales contra la legalidad. El Constitucional sí ha apercibido a Torra y a Torrent. Sánchez, no, porque es rehén de quienes le dieron el Gobierno.

Juanma Moreno

-¿Qué le parece el giro verde de Juanma Moreno?

-Que ya era hora. Andalucía es un paraíso natural, y era hora de que un presidente en la Junta se ocupase de protegerlo.

-La declaración de parques naturales viene desde los gobiernos de Rodríguez de la Borbolla. No es el primero, la novedad parece que alguien den el PP asuma estos postulados ecologistas.

-No, hombre no, el PP fue el partido que creó el primer Ministerio de Medio Ambiente de la historia de España, con Isabel Tocino. Fue el partido, su Gobierno, que firmó el acuerdo de Kyoto, después el de París y que rubricó los Objetivos del Milenio. Y fue el Gobierno del PP en la anterior legislatura el que puso fin al uso de las bolsas de plásticos, con un calendario concreto. Esa bandera no ha estado en la izquierda, ni siquiera históricamente, sólo hay que recordar que la mayor parte de las catástrofes medioambientales tuvieron lugar en países del socialismo real. El medio ambiente ha sido una bandera nuestra porque estamos por la adaptabilidad. Estamos contra el catastrofismo de la izquierda y frente al negacionismo de los populistas. La novedad, por parte de Juanma Moreno, no es que sólo sea una política sectorial, sino que todos los apartados del Presupuestos tengan su huella medioambiental. No sólo lo apoyo, sino que haré lo mismo si soy presidente del Gobierno.

-¿Le gustan más las listas del PP en las provincias andaluzas ahora?

-Son unas listas ganadoras, la sintonía con la dirección del PP andaluz es máxima y lo que pedí es que las personas electas siguiesen en una de las dos Cámaras. A nosotros se nos nota que somos de provincia y sabemos que las organizaciones locales tienen muy buen oído.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios