Pactos poselectorales

El PNV también abraza a Sánchez

  • Urkullu expresa la "disposición absoluta" de su partido para facilitar la gobernabilidad

  • ERC emplaza en una carta a JxCat a reunirse para fijar una posición común en la investidura

Íñigo Urkullu, en la tribuna del Parlamento vasco este viernes. Íñigo Urkullu, en la tribuna del Parlamento vasco este viernes.

Íñigo Urkullu, en la tribuna del Parlamento vasco este viernes. / David Aguilar / Efe

Dijo recientemente el politólogo Pablo Simón que "la política es un partido de once contra once en el que siempre gana el PNV". No parece que esta afirmación vaya a variar próximamente. Los nacionalistas vascos mantienen una estrecha relación con Madrid, mayormente desde el prisma económico, pues los jeltzales lo miran todo con el símbolo del euro clavado en los ojos. Además, en esta coyuntura, su aliado perfecto en La Moncloa es Pedro Sánchez.

El PNV es un partido de derechas tradicional, aunque no ingenuo, y sabe que el PSOE le viene mucho mejor hoy que el PP, aun sin darle la suma para gobernar, pues los populares irían de la mano de Vox y Ciudadanos, los dos principales enemigos de los peneuvistas.

En este tablero de juego, por tanto, era fácilmente previsible que Íñigo Urkullu abrazara, tendiera la mano, a Pedro Sánchez, como constató este viernes desde la tribuna del Parlamento de Vitoria. El lehendakari expresó la "disposición absoluta" de su Ejecutivo para que se garantice la gobernabilidad en España y poder dar así respuesta a los retos económicos, sociales, territoriales y políticos.

El jefe del Ejecutivo vasco valoró el nuevo escenario como "una oportunidad que hay que aprovechar". Reclamó asimismo al futuro Gobierno español que priorice el cumplimiento íntegro del Estatuto de Guernica retomando el calendario de transferencias. E, igualmente, propuso a los partidos del arco parlamentario vasco tejer un "cordón sanitario" frente a Vox para evitar actitudes que permitan "blanquear" a la formación de Santiago Abascal mediante acuerdos institucionales.

Los seis diputados del PNV en la Carrera de San Jerónimo, tras perder uno a costa del PP esta misma semana por el voto por correo, irán directamente a la saca del aspirante socialista, que ya tiene atados a Unidos Podemos (35) y Más País (3). El total de síes para Sánchez por el momento es de 164, a falta de convencer a más partidos periféricos como al cántabro de Revilla, a la alianza canaria, a los gallegos del BNG, a los aragoneses de Teruel Existe... En cualquier caso, seguirían faltando respaldos o abstenciones.

ERC y JxCat quieren ir de la mano

Ahí entra en juego Esquerra Republicana, que emplazó por carta a JxCat a una reunión bilateral entre los dos socios del Govern para planear una estrategia común de los independentistas catalanes con vistas a la investidura. La portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, propuso a ERC y a la CUP una cumbre con los 23 diputados independentistas electos para consensuar sus condiciones a Sánchez. La propuesta de ERC tiene un matiz diferente: los republicanos quieren mantener reuniones bilaterales con JxCat, la CUP y también EH Bildu, un planteamiento que se acordó el jueves.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y la portavoz de la formación republicana, Marta Vilalta, enviaron este viernes una misiva a JxCat para proponer una cita para buscar una "unidad de acción" de cara a la investidura.

La misiva llama a ser conscientes de la fuerza del independentismo y la responsabilidad que tienen con la mayoría social en Cataluña, y en este marco ERC "ya ha dejado claro al PSOE que no cuentan" con su apoyo. "No cederemos, en ningún caso, a ningún chantaje indigno. Todo lo contrario. Hemos sido claros y contundentes a la hora de exigir al PSOE una salida democrática y dialogada al conflicto entre el Estado y Cataluña como condición imprescindible para plantearnos reconsiderar nuestra posición", subrayan en la carta.

Mientras, la vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, y el diputado nacional del Partido Regionalista de Cantabria (PRC), José María Mazón, se reunirán finalmente este sábado, en lugar de 24 horas antes, en Oviedo para negociar un posible apoyo a la investidura. La cita se ha retrasado por un imprevisto en la agenda de la dirigente socialista y finalmente será hoy en la sede socialista de la capital asturiana a las 11:00.

Lastra inició la ronda de contactos el miércoles con Más País y Compromís, además de un encuentro con Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso. El pasado jueves se vio las caras con Gabriel Rufián (ERC) y con Teruel Existe. La semana próxima se ha citado conjuntamente con Coalición Canaria y Nueva Canarias, formaciones que concurrieron juntas a las generales del pasado domingo, y con el parlamentario del BNG, Néstor Rego. De entrada, los canarios ya han avanzado que no bloquearán la legislatura pero exigen el cumplimiento de los derechos reconocidos de las islas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios