política

Un año de Pablo Casado en la montaña rusa

  • Los primeros 12 meses del líder del PP en el cargo han estado marcados por la inestabilidad en el centroderecha

Pablo Casado, ayer en un acto del PP en recuerdo de Miguel Ángel Blanco, ayer en Vitoria. Pablo Casado, ayer en un acto del PP en recuerdo de Miguel Ángel Blanco, ayer en Vitoria.

Pablo Casado, ayer en un acto del PP en recuerdo de Miguel Ángel Blanco, ayer en Vitoria. / IGOR MARTÍN / efe

Comentarios 2

El 21 de julio de 2018 Pablo Casado pasó de candidato por sorpresa a nuevo líder del PP, en sustitución de Mariano Rajoy. Desde entonces ha vivido un año lleno de acontecimientos, con luces y sombras. El presidente del "nuevo PP", como él mismo lo denomina, ha pasado por muchas etapas y más de cinco vueltas a España, según su cuentakilómetros. Este primer año culminará con la sesión de investidura de Pedro Sánchez, en la que Casado pretende mantenerse firme en su postura del no. Y confirmar así que tiene su propio Manual de resistencia para consolidarse en el liderazgo. Un libro que puede resumirse en ocho capítulos:

1 CASO MÁSTER

Casado inició su mandato con un lastre, el de las supuestas irregularidades del máster en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. La jueza del caso pidió que se le investigara por prevaricación administrativa y cohecho impropio, pero el Tribunal Supremo rechazó hacerlo, aunque no descartó que pudo haber "un trato de favor". El partido dio por zanjada la polémica.

2 LA CORRUPCIÓN

El líder del PP ha intentado apartarse de los casos de corrupción que llevaron a la salida de Rajoy de La Moncloa. Se ha desligado de esos años de gestión y ha insistido en que ese tipo de comportamientos en el seno del partido son cosa del pasado.No habla del asunto y cuando tuvo que afrontar la dimisión de María Dolores de Cospedal, tras publicarse los audios del caso Villarejo, aseguró que sería "implacable" ante cualquier conducta irregular.

3 LA PRUEBA ANDALUZA

Tras solo medio año al frente del PP, Casado afrontó la prueba electoral en Andalucía, donde se volcó como si él fuese el candidato y no Juanma Moreno. Pese a que pocos auguraban que el PP podría gobernar, finalmente la suma con Ciudadanos y Vox dio a los populares la llave de la Junta. El PP bajó hasta el 20,75 % y se quedó con solo 26 diputados, pero el resultado fue vendido como una victoria por los populares que, tras el acuerdo con Cs y Vox, acabaron con 37 años de gobierno socialista. El Gobierno andaluz ha servido como base para acuerdos en otras autonomías y supuso un respiro para Casado justo antes de poner rumbo a las siguientes elecciones.

4 CONVENCIÓN NACIONAL

La primera gran cita a nivel interno para Casado fue la convención nacional programática celebrada en el mes de enero, un encuentro para marcar la nueva hoja de ruta del partido. Casado salió con energías renovadas de este foro después de obtener el espaldarazo del expresidente José María Aznar, quien tuvo un gran protagonismo y volvió a pedir el voto para el PP tras años alejado.

5 RENOVACIÓN TRANQUILA

Casado ha emprendido al frente del partido una "renovación tranquila", que no lo ha sido tanto. En el último año, muchos de los nombres más emblemáticos del PP han abandonado la actividad política por distintos motivos. Desde el propio Mariano Rajoy, que dejó la primera línea para volver a su plaza de registrador de la propiedad, hasta Cospedal, salpicada por las escuchas del caso Villarejo. También dejó la política la ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, contrincante de Casado en las primarias, y varios de los ex ministros de Rajoy, como Íñigo de la Serna, Íñigo Méndez de Vigo y Fátima Báñez,

6 ELECCIONES GENERALES

Los malos resultados electorales del PP el 28 de abril, con la pérdida de más la mitad de los escaños, 66 frente a los 137 de 2016, fueron un duro revés para la dirección del partido, que intentó minimizar los daños. La debacle hizo resurgir las voces críticas con la dirección, entre ellas las de varios dirigentes regionales, y el rumbo a la derecha emprendido para restar espacio a Vox. Casado vivió sus peores horas y su liderazgo llegó a cuestionarse.

7 PACTOS tras el 26-M

El PP consiguió salvar los muebles en los comicios autonómicos y municipales, pese al recorte de casi un millón de votos y 2.500 concejales menos que las municipales de 2015. Pero de las posibilidades que creía tener para gobernar en cinco autonomías -Castilla y León, Comunidad de Madrid, Murcia, Aragón y Navarra- sólo se ha concretado, de momento, la primera.

8 LÍDER DE LA OPOSICIÓN

Casado afronta el reto de consolidarse como líder de la oposición, un puesto que le disputa el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. Para desempeñar este papel, Casado ha moderado su tono y se presenta como un hombre de Estado dispuesto a reunirse con Pedro Sánchez, cuantas veces le convoque y ofrecerle pactos para dar estabilidad a la legislatura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios