España

Rajoy pide a sus ministros "dialogar y pactar mucho"

  • El nuevo Gobierno celebra su primer Consejo de Ministros tras tomar posesión. Los primeros mensajes del Ejecutivo: se cumplirá con el déficit de este año y se reformará la Lomce para suspender los efectos de las reválidas.

Comentarios 13

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha transmitido este viernes a sus nuevos ministros la necesidad de "hablar, dialogar, pactar y consensuar mucho" con el fin de llegar a acuerdos en la presente legislatura y de cumplir el objetivo de que la economía y el empleo sigan creciendo. 

El nuevo portavoz del Ejecutivo y ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, se ha hecho eco del mensaje que Rajoy ha trasladado a su nuevo gabinete en la primera reunión celebrada en el Palacio de la Moncloa después de jurar o prometer sus cargos. "Ha sido una reunión muy grata en la que el presidente se ha referido a la necesidad de hablar mucho, dialogar mucho, pactar mucho y consensuar mucho", ha destacado Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. 

Ante las críticas del PSOE de que el equipo diseñado por Rajoy "no es un gobierno para el diálogo", Méndez de Vigo ha discrepado de esta impresión, al tiempo que ha tendido la mano a los socialistas para buscar el entendimiento. "No sé de dónde saca el PSOE que no es colaborativo (el Gobierno), pero desde aquí, expresar la voluntad de colaborar con el PSOE", ha afirmado el portavoz.

Méndez de Vigo ha afirmado que España cumplirá con el objetivo del 4,6% del PIB este año y que la recaudación vía impuestos "va en muy buena dirección", al tiempo que ha insistido en que la aprobación del techo de gasto es prioritaria y se debatirá con los grupos parlamentarios. El nuevo portavoz del Gobierno ha explicado que "todas las variables económicas examinadas" van encaminadas a que España cumplirá con los compromisos de déficit marcados por Bruselas. 

Ha señalado que los ministros de Economía y de Hacienda, Luis de Guindos y Cristóbal Montoro, respectivamente, han presentado sendos informes sobre la situación económica española y ha dicho que el Gobierno confía en que este año se cumplirá con el déficit del 4,6% del PIB. Ha recordado que el crédito de España depende del cumplimiento de las metas de déficit y ha reiterado que todas las medidas acometidas en los últimos meses, tanto presupuestarias como fiscales, "están produciendo buenos resultados". 

Al respecto, se ha referido al endurecimiento del adelanto del pago fraccionado del Impuesto de Sociedades aprobado recientemente y ha dicho que "está produciendo buenos resultados". Ha incidido en que los últimos datos de recaudación vía impuestos van bien, "incluso en muy buena dirección" y, aunque no ha especificado el periodo temporal, ha añadido que los ingresos procedentes del IRPF han crecido el 6%, los relativos al IVA, el 4,4% y los procedentes del Impuestos Especiales, el 1%. 

Méndez de Vigo ha insistido en la fortaleza del crecimiento del PIB que también llevará a la consecución del objetivo del déficit del 3,1% para 2017 y al cumplimiento de la senda de consolidación fiscal. El nuevo portavoz ha anunciado que próximamente se remitirá a Bruselas la actualización del proyecto presupuestario de 2017 que remitió a la Comisión Europea el pasado 15 de octubre, pero no ha detallado si el documento recogerá las medidas de ajuste necesarias para cumplir con los déficit. 

Posteriormente -ha dicho- que el Ejecutivo hablará con los grupos parlamentarios sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2017 para remitirlos a la Unión Europea. Al respecto, ha indicado que el techo de gasto del próximo año deberá aprobarlo el Consejo de Ministros en noviembre, pero que el Ejecutivo quiere presentarlo antes a los grupos parlamentarios. 

En cuanto a su Cartera concreta, el también ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno ha afirmado que el Ejecutivo va a suspender "próximamente" los efectos académicos de las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato para dar cumplimiento al compromiso de investidura con Ciudadanos de cara al Pacto por la Educación. Asimismo, ha indicado que se va a crear una subcomisión de Educación en el Congreso para la negociación de un posible pacto educativo entre las formaciones políticas porque, según ha recordado, "es uno de los objetivos de la Legislatura". 

"Me pongo ahora el casco de ministro de Educación", ha bromeado el nuevo portavoz antes de informar de que "este mes" va a convocar en su departamento a las comunidades autónomas a la Conferencia Sectorial de Educación para concretar la orden ministerial que regula las características de las mencionadas evaluaciones porque la de Bachillerato sustituye este curso a la antigua Selectividad.  "Hay que mandar un mensaje de tranquilidad y serenidad a todos los estudiantes respecto a las pruebas de acceso a la Universidad y ha insistido en que esta evaluación "va a ser muy parecida a las PAU".  El Gobierno tiene de plazo hasta el 30 de noviembre para aprobar esta orden ministerial. Además de pasar por la Sectorial de Educación tiene que ser dictaminada primero por el Consejo Escolar del Estado, que actualmente está bloqueado sin altos cargos que lo puedan convocar.  

Toma de posesión de los nuevos ministros

La mañana de este viernes ha sido intensa para los trece ministros, ocho hombres y cinco mujeres, que forman el nuevo Gobierno de  Rajoy. A primera hora han jurado o prometido  sus cargos ante Felipe VI en una ceremonia celebrada en la Zarzuela, cuatro días después de la jura del líder del PP como jefe del Ejecutivo para un segundo mandato. Casi cinco años más tarde de que lo hicieran ante el Rey Juan Carlos los trece integrantes del primer Ejecutivo de Rajoy -cuatro de los cuales repiten ahora en el Gabinete-, los elegidos por el presidente del PP han acudido al Salón de Audiencias para formalizar su juramento o promesa ante Felipe VI en esta ceremonia con la que se ponen fin a 320 días de Gobierno en funciones. 

A diferencia de 2011, cuando eligió la fórmula del juramento, la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, ha optado  por la promesa, al igual que la nueva titular de Defensa, Dolores de Cospedal, mientras que los once ministros restantes han preferido jurar, como hicieron en su día todos los integrantes del primer Gabinete de Rajoy. Otra de las novedades ha sido una ligera modificación del protocolo tradicional de esta ceremonia que ha permitido al Rey estrechar la mano y dar la enhorabuena, sonriente, a cada uno de los trece ministros después de que todos hubieran jurado o prometido su cargo. 

El titular de Justicia, Rafael Catalá, que conserva el cargo al que llegó en septiembre de 2014, ha sido el primero en jurar ante un ejemplar de la Constitución y otro de la Biblia, situado junto a un crucifijo, para poder así actuar como notario mayor del Reino y dar fe del juramento de sus compañeros de Gabinete, en presencia de Rajoy. "Juro cumplir con las obligaciones de ministro de Justicia, con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros", ha sido la frase leída por Catalá, fórmula que han empleado después, uno por uno, los otros doce ministros. 

Tras él, ha formalizado el compromiso Sáenz de Santamaría y, a continuación, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, como titular del departamento más antiguo, al que han seguido Dolores de Cospedal (Defensa), Cristóbal Montoro (Hacienda y Función Pública), Juan Ignacio Zoido (Interior), Íñigo de la Serna (Fomento), e Íñigo Méndez de Vigo (Educación, Cultura y Deporte). 

El orden de la ceremonia ha seguido con Fátima Báñez (Empleo y Seguridad Social), Álvaro Nadal (Energía, Turismo y Agenda Digital), Isabel García Tejerina (Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente), Luis de Guindos (Economía, Industria y Competitividad) y Dolors Montserrat, visiblemente nerviosa, que ha prestado juramento en último lugar como titular del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de más reciente creación. 

Además de prometer, en lugar de jurar, Sáenz de Santamaría -muy sonriente durante toda la ceremonia- y Cospedal han sido también los únicos ministros que han formalizado su compromiso sólo sobre la Constitución, mientras que la mayoría -siete de ellos- han jurado mientras extendían la mano derecha sobre la Carta Magna y la izquierda sobre la Biblia. En cambio, han optado por jurar exclusivamente sobre la Biblia, con la mano izquierda extendida sobre el libro sagrado, los ministros Montoro, Zoido, García Tejerina y De Guindos, quien se ha acercado además a la mesa del juramento con las manos cogidas tras la espalda, en un gesto muy espontáneo. 

De la ceremonia han sido testigos la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y el presidente del Senado, Pío García Escudero, así como los del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, y el Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. 

Acompañaban además a don Felipe el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín; el secretario general, Domingo Martínez Palomo; y el jefe del Cuarto Militar, vicealmirante Juan Ruiz Casas. El ejemplar de la Carta Magna utilizado en este acto solemne, un facsímil del original publicado por las Cortes Generales en 1980, estaba abierto por el título IV, artículo 100, que se refiere al nombramiento y separación de sus cargos de los miembros del Gobierno. 

En cuanto a la Biblia, un ejemplar editado en Valencia en 1791 que fue propiedad de Carlos IV, mostraba las páginas del capítulo 30 del Libro de los Números en un pasaje que habla "del voto y juramento y de su obligación y cumplimiento". 

Una vez finalizada la ceremonia, los trece ministros han posado para los medios gráficos junto al Rey, quien ha conversado con ellos y con el resto de autoridades de forma distendida mientras los informadores presentes abandonaban el Salón de Audiencias del palacio. Acto seguido se han desplazado a La Moncloa para asistir al primer Consejo de Ministros.

Las primeras medidas del nuevo Gobierno

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y sus nuevos ministros han revisado las primeras medidas que pretenden tomar a corto plazo después que el Ejecutivo haya estado diez meses en funciones. Éstas son las principales prioridades que el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha destacado tras la primera reunión del Consejo de Ministros:

Presupuestos y techo de gasto

El Gobierno va a remitir próximamente a Bruselas la actualización del proyecto de presupuestos de 2017 que remitió a la Comisión Europea el pasado 15 de octubre, con la incógnita de si incluirá las medidas de ajuste para cumplir el objetivo de déficit. Posteriormente, el Ejecutivo hablará con los grupos políticos sobre los Presupuestos Generales del Estado del próximo año para remitirlos a la UE. En cuanto al techo de gasto del próximo curso, la idea es que el Consejo de Ministros lo apruebe en noviembre, con la intención de presentarlo antes a los partidos de la oposición.

Pacto de Toledo y diálogo social

En materia económica, el Gobierno también tiene en mente una próxima convocatoria del Pacto de Toledo para ir analizando el futuro de las pensiones. Igualmente, la intención es reanudar el diálogo social con la patronal y los sindicatos para debatir sobre las cuestiones pendientes entre las partes.

Financiación autonómica y conferencia de presidentes

El Gobierno ha ratificado su compromiso de abordar de manera inmediata la revisión del modelo de financiación autonómica para que sea "estable y suficiente". Como paso previo, se celebrará en próximas fechas una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera y una Conferencia de Presidentes autonómicos en el Senado.

Retocar la Lomce y nuevo pacto

El Ministerio de Educación va a retocar la Lomce con el fin de suspender los efectos académicos de las pruebas finales de cuarto de la ESO y de segundo de Bachillerato, conocidas como reválidas. También va a poner en marcha, en breve, una subcomisión en el Congreso para ir avanzando en un gran pacto educativo en línea con el que defienden PSOE y Ciudadanos. Otra medida ya programada es reunir a la Comisión General de Educación, previa a la Conferencia Sectorial que habrá este mes, para "dar tranquilidad" a los estudiantes.

Ratificar el acuerdo del cambio climático

A propuesta de la ministra de Agricultura, Isabel Tejerina, el Gobierno pretende incluir en el orden del día del próximo Consejo de Ministros el acuerdo sobre el cambio climático alcanzado hace casi un año en París, que entró en vigor ayer, día 3. El Gobierno es el encargado de remitir el convenio al Parlamento, que es el encargado de refrendar el acuerdo.

Nuevo fiscal general del Estado

Otro de los cometidos que se prevé a corto plazo es el nombramiento del nuevo fiscal general del Estado, puesto que la actual responsable, Consuelo Madrigal, ha cesado con el nuevo Gobierno, como establece el Estatuto del Ministerio Fiscal. El Ejecutivo no ha concretado cuándo podría aprobar la designación, ni tampoco ha dado pistas de si seguiría Madrigal, quien ha estado al frente de la institución desde enero de 2015, o se optaría por otra persona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios