España

Igualdad se desmarca de las manifestaciones por el 8M

Victoria Rosell. a la derecha de la ministra de Igualdad, Irene Montero, en la manifestación del 8M el pasado 2020 en Madrid. Victoria Rosell. a la derecha de la ministra de Igualdad, Irene Montero, en la manifestación del 8M el pasado 2020 en Madrid.

Victoria Rosell. a la derecha de la ministra de Igualdad, Irene Montero, en la manifestación del 8M el pasado 2020 en Madrid. / EFE

La Delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, considera "evidente" que hay un "ataque real" al 8 de Marzo, aunque ha garantizado que el Gobierno cumplirá "sin duda" con las indicaciones de la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, contrarias a la convocatoria de concentraciones para conmemorar el Día de la Mujer Trabajadora.

"Creo en la creatividad de la movilizaciones del movimiento feminista, habrá balcones y un cumplimiento estricto desde el Gobierno de todas las normas sanitarias", ha garantizado Rosell este viernes en una entrevista en TVE.

Sobre la polémica en torno a la decisión del Delegado del Gobierno de Madrid, Manuel Franco, de autorizar concentraciones de menos de 500 personas en contra el criterio del Ministerio de Sanidad, Rosell ha asegurado "estar con Carolina Darias, que ha dicho que no es en absoluto recomendable".

La Delegada de Gobierno considera importante para el movimiento feminista poder hacer públicas sus reivindicaciones en la calle pero ha reiterado que "este año toca hacer caso a todas las recomendaciones". Y ha pedido, en alusión a la polémica por la convocatoria de actos conmemorativos, que "desde la derecha nadie de lecciones de cuidar la salud y salvar vidas, porque son las mujeres quienes han demostrado en pandemia estar haciéndolo".

Para Rosell es evidente la existencia de "un ataque real" al 8 de marzo por parte de quienes "intentarían boicotearlo con pandemia y sin pandemia" y ha recordado las críticas contra la manifestación del pasado año "cuando se intentó menospreciar el 8M cuando hubo un mitin de Vox a puerta cerrada sabiendo que estaban contagiados y hubo fútbol". En su opinión, "si nadie ve una carga peyorativa contra el 8 M es por negar la evidencia".

En alusión a la crítica de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que calificó la manifestación del 8 de marzo de 2020 como el Día de la mujer contagiada, Rosell ha asegurado que esas manifestaciones "desacreditan a quienes las pronuncian, no a las mujeres".

La recomendación del Ministerio de Sanidad

Ya este pasado jueves, fuentes del Ministerio de Igualdad aseguraron que, ante el próximo 8M, seguirían las recomendaciones de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, quien había subrayado que este año "no ha lugar" a las manifestaciones del Día de la Mujer ante la situación epidemiológica del país.

Tras la polémica suscitada el año pasado por las masivas manifestaciones celebradas en numerosas ciudades del país pocos días antes de que se decretara el estado de alarma y el confinamiento por la pandemia, las distintas delegaciones del Gobierno están revisando con carácter restrictivo las marchas que quieren organizar distintos colectivos para este 8M.

Fuentes de Igualdad señalaron que el ministerio que dirige Irene Montero se remite a lo que diga la ministra Darias, que es la principal autoridad sanitaria, además de las delegaciones del Gobierno y las consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas.

El pasado miércoles, en rueda de prensa al término del Consejo Interterritorial de Salud, Darias señaló, "sin ningún tapujo", que para "seguir con la cultura de cuidado y prevención" la situación actual no permite llevar a cabo los actos para conmemorar el Día de la Mujer.

Hizo estas declaraciones después de que la Delegación del Gobierno en Madrid señalara que no va a autorizar manifestaciones de más de 500 personas, al desaconsejarlo la Consejería de Sanidad.

Hasta el momento se han autorizado varias peticiones formuladas por organizaciones feministas para manifestarse porque respetan los "parámetros exigibles" en la actual situación sanitaria y no superan las 500 personas, según apuntó el delegado, José Manuel Franco.

Por su parte, el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha manifestado que su departamento ha desaconsejado las marchas sobre las que se le ha consultado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios