Elecciones catalanas

El 'Govern' se atribuye la "decisión final" sobre el posible aplazamiento del 14-F

  • La decisión definitiva se tomará este viernes y se buscara el consenso de todos los partidos catalanes

  • Illa seguirá de ministro hasta empezar la campaña si se aplazaran los comicios

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras su intervención en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de ministros, este martes en Moncloa. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras su intervención en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de ministros, este martes en Moncloa.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras su intervención en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de ministros, este martes en Moncloa. / Ballesteros (EFE)

La consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha asegurado este martes que es al Govern a quien le corresponderá tomar la "decisión final" sobre un posible aplazamiento de las elecciones previstas para el 14 de febrero, aunque se buscará el "consenso" con todos los partidos catalanes.

En la rueda de prensa telemática posterior a la reunión semanal del Govern, Budó explicó que este viernes se volverá a reunir la mesa de partidos con representación en el Parlament para tomar una "decisión definitiva" sobre si hay que aplazar los comicios, en base a los últimos datos y proyecciones epidemiológicas.

Si no hubiese un "consenso absoluto", puntualizó, "le tocaría al Govern acabar de tomar la decisión", como "les tocó a los gobiernos de País Vasco y Galicia" en la pasada primavera, cuando en pleno confinamiento optaron por posponer sus comicios autonómicos.

Budó afirmó que en el País Vasco y Galicia, que retrasaron los comicios del 5 de abril al 12 de julio, se buscó primer el consenso parlamentario y finalmente los gobiernos decidieron aplazar las elecciones.

Inhabilitación de Torra

En Cataluña, sin embargo, los comicios del 14-F fueron convocados de manera automática al vencer los plazos tras la inhabilitación de Quim Torra como president, por lo que su aplazamiento podría abrir una nueva polémica, ya que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha advertido de que con los datos epidemiológicos disponibles "no hay ningún motivo para aplazar las elecciones".

Las patronales catalanas Pimec y Foment del Treball han trasladado al PSC su rechazo a un posible aplazamiento electoral porque, a su entender, Cataluña y su economía no pueden esperar más a un nuevo Govern.

El líder de Cs en Cataluña y candidato el 14-F, Carlos Carrizosa, ha acusado este martes al PSC de tener prisa para celebrar los comicios por un "fallo de cálculo electoralista al designar" al ministro de Sanidad, Salvador Illa, como candidato de los socialistas a las elecciones.

Illa se declara centrado contra el virus

Illa ha afirmado por su parte este martes que, en caso de que se aplacen las elecciones catalanas previstas el 14 de febrero debido a la pandemia, se mantendrá en el cargo hasta que empiece la campaña, tras asegurar que está "centrado al 101 por ciento" en la lucha contra el virus.

Illa no se ha pronunciado sobre si sería conveniente o no posponer los comicios, al asegurar que es un asunto que debe acordarse por consenso entre el Govern y los partidos.

"Soy ministro a jornada completa y estoy al 101 por ciento centrado en la lucha contra el virus. Es lo que estoy haciendo y lo que voy a seguir haciendo mientras desempeñe las funciones de ministro de Sanidad. Las dejaré de desempeñar cuando empiece la campaña en Cataluña", ha comentado Illa en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Preguntado por si su continuidad en el Gobierno le beneficiaría respecto a otros candidatos por tener una mayor visibilidad, Illa ha insistido en que sólo está preocupado en hacer su tarea y combatir el virus: "No sé si esto genera o no genera algún tipo de ventaja. Me da igual".

"Estoy centrado en hacer mi trabajo en unas semanas que cómodas no son", ha añadido el candidato del PSC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios