HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

España

El apoyo de Ciudadanos y la huida de ERC recomponen las alianzas del Gobierno

  • Pedro Sánchez rescata el acuerdo de reconstrucción del país, más allá de la comisión parlamentaria donde se redujo

Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso. Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso.

Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso. / EFE

Si tu aliado no te apoya en las prórrogas del estado de alarma ni con los Presupuestos Generales del Estado, quizás no sea tu socio. Hasta antes de la pandemia, el sostén que ERC le daba al Gobierno de Pedro Sánchez se sustentaba en una (olvidada) mesa de negociación política sobre Cataluña. Diez semanas después, esto ha cambiado: es Ciudadanos el que salva al Gobierno, aquella mayoría de la moción de censura se ha esfumado, es posible que la "nueva normalidad" traiga otro esquema de alianza en el Congreso. Dos partidos tan antagónicos como el de Inés Arrimadas y el PNV son los que han salvado esta nueva prórroga, la quinta, hasta el 7 de junio.

La geometría variable está cambiando, por cuánto tiempo es algo que se desconoce. Hasta Compromís, que hasta ahora ha venido apoyando a Sánchez en casi todo, se ha desmarcado y votará en contra. Según ha explicado Joan Baldoví, la nueva alianza con los naranjas ha sido determinante. El tándem Inés Arrimadas y Edmundo Bal -el diputado que sustituye a la líder naranja a causa de su embarazo- simboliza esa nueva pieza. Tras criticar al Gobierno, ha dicho: "Los que siempre que votan que no que vayan a un hospital y miren a la cara a un médico o a un enfermero y explíquenle porque votan que no; todos estamos enfadados, pero hay que votar con el corazón, no con las tripas". "Lo que los españoles nos piden es que nos pongamos de acuerdo", ha resumido. 

No obstante, Bal ha dejado claro que el Gobierno no cuenta con "un nuevo socio, sino con un partido de Estado".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles la quinta prórroga del estado de alarma, y lo ha hecho con una defensa de los logros conseguidos por el confinamiento general de la población. "De haber tenido la estrategia de la inmunidad de grupo, se habría contagiado un tercio de la población española y habríamos tenido 300.000 muertos", ha indicado, para agradecer a los diputados que han venido apoyando los decretos de estado de alarma, porque "han salvado miles y miles de vidas de compatriotas".

La intención expresa de Sánchez es volver a solicitar otra prórroga después de que concluya la siguiente, el 7 de junio, para que dure hasta el final del plan de desescalada. "Ni un día más", ha matizado. En estos momentos, cuenta con el apoyo mayoritario que le dan Ciudadanos y de varios pequeños partidos. La negativa de ERC a suscribir este nuevo apoyo al Gobierno deja abierta la continuidad de las alianzas del Gobierno, sustentado hasta ahora en los apoyos con los nacionalistas e independentistas.

La prórroga tiene 168 votos a favor, 165 en contra y tres abstenciones. A la espera de saber los votos del PNV, Bildu, Más País y Nueva Canarias, le apoyan Ciudadanos, Coalición Canaria, Teruel Existe y el Partido Regionalista de Cantabria. En contra, están los del PP, Vox, Junts, la CUP y Foro Asturias.

La nueva prórroga será de estas dos semanas, a pesar de que el Gobierno quería prolongarla hasta el final del plan de desescalada. El segundo apoyo decisivo de Ciudadanos ha conseguido modificar esta intención. En esta prórroga, la única autoridad delegada será el Ministerio de Sanidad; salen, por tanto, los de Defensa, Interior y Transportes de este sanedrín que ha venido gobernando España en las últimas 10 semanas. A medida que las provincias vayan atravesando la fase 3, lo que no ocurrirá hasta el 21 de junio, los gobiernos autonómicos volverán a tomar sus competencias plenas. Por ejemplo, las de educación.

El nuevo liderazgo de Inés Arrimadas ha roto los ejes del apoyo del Gobierno de Sánchez, al convertir en prescindible la alianza del PSOE y de Unidas Podemos con ERC. El precio que paga el Gobierno no es baladí: el decreto de la prórroga de un mes llegó tal cual al Consejo de Ministros del pasado martes, y tuvo que ser modificado sobre la marcha. ERC se excluye del acuerdo por el apoyo de Ciudadanos.

El presidente ha dado por superado dos de los tres hitos que deben marcar el final de la pandemia de Covid-19: doblegar la curva de los contagios y superar en altas epidemiológicas a los nuevos casos. Resta implantar el remedio terapéutico y la vacuna para extinguir a un nivel adecuado la extensión del coronavirus. Sánchez ha anunciado que, después de finalizar la desescalada, habrá que reformar varias leyes de Sanidad, Salud Pública y la de Defensa Nacional para mantener bajo control los posibles brotes de la pandemia.

El presidente ha ofrecido una primera aproximación del coste de la pandemia para las arcas del Estado. Hasta ahora, el Covid-19 ha costado 138.900 millones de euros. 106.000 millones se han destinado a ayudas económicas, 4.910 millones en coste sanitario, 27.000 millones en los acuerdos laborales y 816 millones, en ayudas sociales.

1.400 millones han salido del Fondo de Contigencia para nutrir al Ministerio de Sanidad, que ya ha consumido el 98% del total. De los 100.000 millones en avales que ha dado el ICO, sólo queda una cuarta parte por liberar. Sánchez ha explicado que estos avales han generado unos créditos por valor de 64.500 millones de euros a las empresas solicitantes.

Pedro Sánchez ha rescatado el acuerdo de reconstrucción de España, esos émulos de los Pactos de la Moncloa que terminaron reducidos a una comisión parlamentaria. El presidente lo ha vuelto a enmarcar en un ámbito que supera el del Congreso, al integrar a los agentes sociales, comunidades y municipios. Una vez que el PP y Vox se desmarcan de nuevos apoyos al Gobierno, es difícil de concebir que esa comisión sea el formato fértil para obtener un acuerdo.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios