España

La muerte de Barberá agrieta el pacto por la corrupción de PP y C's

  • Los populares proponen "revisar" el acuerdo con el partido naranja, que se niega a retocarlo

Comentarios 1

Asoman algunas grietas, quizás sin importancia por ahora, en el respaldo prestado por Ciudadanos (C's) al Partido Popular para que Mariano Rajoy fuera investido presidente del Gobierno, a propósito del debate abierto en España sobre la corrupción, con la figura de la repentinamente fallecida Rita Barberá como telón de fondo. El PP sugirió ayer una "revisión" del acuerdo que firmó con la formación naranja a cambio de una serie de medidas, algunas de ellas contra la corrupción.

El documento recoge que todo dirigente investigado -antes imputado- por este tipo de conductas debe abandonar su cargo público, una línea roja del partido de Albert Rivera en la negociación con el PP. Apenas dos semanas después de la firma, Barberá fue encausada por el Supremo y presionada para abandonar el Partido Popular. Ahora, este punto suscita dudas en el PP y en el Gobierno, ya que de algún modo se relaciona el trágico final de la senadora, que murió de un infarto el miércoles, con su situación tras haber sido apartada sin ni siquiera ser declarada culpable.

El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, abogó por "dar una vuelta" al pacto con C's. "Hay que hacer una profunda reflexión sobre todo lo que ha sucedido y sobre si vamos por el camino adecuado y correcto", dijo en una entrevista en TVE. Desde el Gobierno propusieron ayer consensuar con el resto de partidos el trato que se da a los imputados por corrupción, pero Ciudadanos se mostró firme en su postura y advirtió de las consecuencias "políticas" del posible incumplimiento del acuerdo.

"Hay un pacto firmado, nosotros hemos cumplido nuestra parte al votar en la investidura (de Rajoy) y si el PP decide incumplirlo en cualquiera de sus puntos, ya sea económico o en lucha contra la corrupción, se habrá roto ese pacto", destacó el vicesecretario de la formación naranja, José Manuel Villegas. "Donde Ciudadanos es decisivo para formar Gobierno, los imputados tienen que abandonar su cargo público. En nuestro caso, no hay que darle ninguna vuelta al pacto, lo que hay que hacer es cumplir los pactos, están para cumplirse; los imputados no pueden estar en la vida pública", remachó.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, quitó hierro al asunto para subrayar que su compromiso con el desarrollo de las medidas contenidas en el acuerdo entre el PP y C's "goza de muy buena salud".

Desde Podemos la interpretación es bien distinta. Su secretario de Organización, Pablo Echenique, defendió que "no parece lo más sensato ni lo más limpio" que se quiera rebajar el listón de las exigencias contra la corrupción aprovechándose del fallecimiento de "una persona relevante", como Rita Barberá. "Creo que instrumentalizar lo que ha ocurrido para aligerar los requisitos de lucha contra la corrupción no parece lo más sensato, ni lo más limpio", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios