Richard Golding | Empresario y bodeguero “La gente quiere cosas nuevas, ahí entran los vinos de Tierra de Cádiz”

Richard Golding, en sus viñedos de Arcos de la Frontera. Richard Golding, en sus viñedos de Arcos de la Frontera.

Richard Golding, en sus viñedos de Arcos de la Frontera. / M. G.

Richard Golding (Londres, 1949) Llegó a España en los setenta como director de marketing de Schweppes y cayó de pie con aquel recordado eslogan de “aprende a amar la tónica”. Desde entonces ha sido CEO o Presidente Ejecutivo en RJR Nabisco, Dorna y Parques Reunidos, entre otros. Actualmente es presidente no ejecutivo de Vitaldent y de Bodega Tesalia y asesora a dos fondos de capital riesgo. Reside con su familia en una finca de Arcos, entre caballos, un proyecto para producir trufas y un viñedo de once hectáreas, plantado en 2010, que cuida y supervisa con su hija Natalia. Tesalia y Arx (primera añada en 2015) son vinos tranquilos de acusada personalidad, en la línea de otras emergentes bodegas andaluzas.

–Usted llegó a España en plena Transición. Desde la perspectiva de un hijo adoptivo, háganos una ficha de cata de la democracia española tras cuatro décadas largas de crianza.

–En ese periodo España demostró una tremenda madurez política para hacer una ejemplar transición a la democracia. Actualmente me preocupa la crispación ideológica y territorial… los extremismos no suelen ser positivos.

–Llegó con un lema que se hizo mítico, “aprenda amar la tónica”. ¿Cómo nos convenció?

–Fue cuestión de entender al consumidor y venderle las bondades de algo que conocían. Hacer que aprendieran a apreciar el sabor con una buena dosis de humor y entretenimiento en los anuncios. Por suerte fue un éxito extraordinario.

–Cualquier español cuarentón recuerda aquellos anuncios del señor de las gafas.

–Se llama Bernard le Coq y a sus 69 años sigue actuando. Estábamos rodando uno de los primeros spots con él en Sierra Nevada, había un reno que formaba parte de una historia, al empezar a rodar se escapó por la nieve y estuvimos una hora buscándolo.

–Hacer vino tiene un halo romántico, se puede tomar como una declaración de amor a una tierra, pero no deja de ser un negocio.

–Tienes que ser un romántico, lleno de ilusión y de una buena dosis de realismo para meterte con un proyecto nuevo en este sector. En España hay, se estima, mas de 45 mil referencias de vino... hacerte un hueco, por lo tanto, es muy complicado y debes tener las ideas muy claras para poder llegar abrir un espacio. Tenía que ser un proyecto basado en la calidad y en la diferenciación. Hicimos muchos estudios previos para ver si el proyecto tenía sentido y nos rodeamos de un equipo top de expertos en viticultura y enología. Aun siendo consciente de que esta es una inversión a largo plazo, estoy muy contento de cómo va.

–Seducir con un buen vino parece más fácil que hacerlo con tónica. Pero sólo lo parece. La oferta vinícola es cada vez más amplia.

–La diferenciación es fundamental para abrir un hueco en el mercado. Con Bodega Tesalia nos diferenciamos primero con la zona escogida para hacer vino tinto, Tierra de Cádiz, que es nueva para la gran mayoría de los consumidores nacionales y mas aun en el extranjero. La mezcla de varietales también le da personalidad: petit verdot, syrah, tintilla de Rota y cabernet sauvignon. Otro rasgo son nuestros sistemas de estructuras en el viñedo, elevamos las uvas del suelo y creamos una cubierta vegetal de manera natural buscando así la frescura y acidez óptimos para una zona cálida.

–Y usted, como experto en marketing y reconocido empresario, ¿qué cree que le falta a los vinos andaluces para ser mejor considerados en España y a los españoles en el mundo?

– Los vinos de Jerez son un referente mundial de calidad, para el resto falta dar a conocer la calidad que hay en algunos y trabajar para subir la calidad del resto. No hay que tener ningún complejo y salir haciendo ruido.

–Los vinos de Cádiz están cada vez más presentes en las cartas y los supermercados. ¿En qué medida es por la personalidad de la uva autóctona, la tintilla de Rota, y por la pujanza de las nuevas bodegas?

–Actualmente la gente quiere conocer cosas nuevas y experimentar con productos de distintas zonas. Si a eso le añades la mejora de calidad que se ha marcado, es lo que ha hecho que los vinos de la Tierra de Cádiz vayan entrando y ganando cuota. Y la tintilla de Rota, además de sumar a nuestros coupages, da un punto extra de diferenciación.

–Este año embotellaron 37.000 botellas de Arx y 12.000 de Tesalia. Quieren llegar a las 100.000 en total unos años, pero llegó la pandemia…

–La pandemia retrasará nuestros planes un año, pero el plan y objetivo siguen vigentes. Seguimos abriendo mercados y saldremos con una primicia en los próximos meses…

–El consumo de vino se estaba resintiendo, pero la gente bebió más vino en el confinamiento. El toro vuelve para el sector ahora.

–El sector de calidad va a seguir creciendo. Tesalia como recién llegado a la plaza no creo que sea el apropiado para dar consejos a nadie pero quizá si sugerir primar la calidad y apoyar la exportación.

–Como londinense, ¿le teme más al Brexit que a la crisis por el Covid-19?

–Claramente, hubiera preferido que no se hubiera dado el Brexit , pero soy optimista con que el sentido común reinará y que se acordará una situación que desde el punto de vista comercial, de movimientos y derechos de las personas sea muy similar al actual. El impacto del Covid ya lo hemos visto en cuanto a nivel sanitario y humano, pero todavía no sabemos a nivel económico la magnitud final.

–Vio la luz en una tierra de fino humor y ha echado raíces en otra que no le va a la zaga.

–El sentido del humor ha sido un aspecto fundamental en mi carrera. Ayuda mucho en ciertas ocasiones, acerca a personas e incluso puede aliviar algo en negociaciones tensas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios