José María Pérez, Peridis. Arquitecto, dibujante

"En la educación del Rey, el deber está por encima incluso del amor"

  • José María Pérez es arquitecto y dibujante y ha ganado con 'Esperando al Rey' el premio de novela histórica Alfonso X el Sabio.

Comentarios 1

De niño jugaba en las ruinas de la iglesia románica de Santa María la Real, en Aguilar de Campoo. Peridis (Cabezón de Liébana, Cantabria, 1941) ha ganado con Esperando al Rey (Espasa) el premio de novela histórica Alfonso X el Sabio, con un jurado presidido por Soledad Puértolas. El 4 de mayo de 1976, día de la salida del periódico, empezó sus dibujos en el diario El País, al que llegó desde Informaciones. Es arquitecto y estudioso de las catedrales. 

-¿Su primera novela es novela histórica o historia novelada?

-Es novela. Una historia contada como novela a través de unos personajes.

-Sale airoso de los niños, los más difíciles en el cine según Hitchcock...

-Y las mujeres. Muestro la Edad Media a través de los olvidados y los ignorados, los artistas y las mujeres (Teresa, Cecilia, Constanza...). Los artistas han  hecho los monumentos, las mujeres los reyes.

-¿El castillo de Monterroso es un homenaje a Monterroso, el autor del relato más corto de la literatura?

-Me gustaba el nombre. El sitio existe y los personajes casi todos. De ficción hay muy pocos.

-Soria, Burgos, Toledo eran como hoy Nueva York, Londres o Chicago.

-Toledo era la gran ciudad de los reinos cristianos y Córdoba la de los reinos de taifas.

-¿España eran sus castillos y catedrales?

-Sus ciudades amuralladas. Como toda Europa. El fenómeno de la ciudad es eminentemente europeo.

-¿Es la novela de un arquitecto?

-De un arquitecto, de un dibujante, de un divulgador del Románico, de un curioso, de un caricaturista de El País que ha aprendido en el periódico la riqueza de los diálogos. 

-¿Cómo se imagina la vida en la Edad Media?

-Muy fácil. No tengo más que cerrar los ojos e irme al pueblo de mi abuela, en Santa María de Redondo, donde nace el Pisuerga. No tenían luz. El agua la cogían en el río, todo el tiempo de luto. Tenían ocho y diez hijos, se les morían la mitad. Ordeñaban las vacas, cuidaban el huerto, hilaban, bordaban, cosían. Se hartaban de trabajar y de tener hijos. Los hombres se iban a la guerra en primavera y el resto del año trabajaban para el señor o para sí mismos si eran aparceros. Ha evolucionado más la vida como yo la conozco desde mi infancia hasta ahora que desde la Edad Media a mi infancia. 

-El cerco de Almería es la primera nota andaluza...

-Allí muere el emperador Alfonso. Baeza fue una plaza muy importante en el juego de alianzas con los reyes moros, en especial con el rey Lobo de Murcia, un cristiano renegado.

-¿Andalucía era entonces Al-Ándalus?

-La clave fue Las Navas de Tolosa. Si Alfonso VIII pierde esa batalla, la Reconquista a lo mejor habría sido al revés.

-¿Cómo llevarían no estar al cabo de la actualidad?

-Los informativos eran los monjes y los peregrinos. Eran la radio, la televisión y el periódico. Venían siempre con noticias, contaban historias y leyendas que la gente esperaba con curiosidad. Los monjes eran claves, sobre todo los benedictinos. Eran los mensajeros de Europa.

-San Benito es su patrón.

-Se lo merece. Se inventó la sociedad moderna con el ora et labora.

-¿Le puede ser útil el libro al Rey actual?

-Al libro le habría venido muy bien que su padre hubiera tardado más tiempo en abdicar. Hay consejos. Uno de ellos, que en la educación del Rey está primero el sentido del deber, por encima del amor, incluso.

-¿El poder del Rey es real?

-Alfonso VIII era abuelo de San Luis de Francia y de Fernando III el Santo. El matrimonio con Leonor de Plantagenet fue un acierto diplomático. Abrió el comercio con Inglaterra, Italia y Flandes. Alfonso VIII le dio fueros a los puertos del Cantábrico. Aparece la primera Universidad de España, Palencia. Las primeras Cortes democráticas de Europa, dentro de lo que cabe. Con representación de las ciudades, a las que les pedían impuestos y soldados, y eran el contrapeso de los obispos y los nobles.

-¿Daba menos ruido Cataluña?

-Pertenecía a la corona de Aragón y miraba más al Mediterráneo.

-¿Se plantea hacer una novela contemporánea?

-Yo soy muy medieval. Soy un hombre del Románico. espero hacer una trilogía si tengo salud, ganas y se venden los libros.

-¿Qué le parece la desertización de Castilla?

-Me da una pena muy grande. El Románico era eminentemente rural. La despoblación es letal. Algunos monasterio son geriátricos.

-¿Cuáles serían las taifas de la Monarquía actual? ¿Los republicanos? ¿Podemos?

-Yo creo que está dentro del propio sistema. Las taifas podían ser las autonomías. Pero son taifas constitucionales a las que se llegó mediante acuerdos, con algún desacuerdo sustancial. En Hispania había seis reinos, cinco de ellos cristianos. León y Castilla querían acabar con Portugal; Aragón y Castilla, con Navarra; los reinos de taifas, con los cristianos. Confluyeron dos reconquistas, la del norte, y la del sur, con el califato en Marraquech.

-El Madrid ha jugado en Marraquech el Mundialito. ¿Los estadios son las nuevas catedrales?

-Quizás sean los rascacielos porque el dios hoy es el dinero. Los estadios son los  nuevos coliseos.

-¿Ha seguido Isabel?

-He visto algunos episodios. Me ha gustado, lo cual demuestra que en España se pueden hacer series tan buenas como Los gozos y las sombras o La Regenta. A ver si algún productor se anima con mi novela.

-¿Hay malos su novela?

-Uno o uno y medio. Todos somos un poco malos y un poco buenos.

-Publicó La luz y el misterio de las catedrales. ¿Cómo se encuentran?

-Románicas, quedan Santiago de Compostela, Zamora y un poco de Salamanca. Palencia desapareció, Burgos también. Están las de Calahorra, Tudela y alguna en el Pirineo. Y las góticas empezaron con Cuenca y Sigüenza.

-Sancho el Deseado muere con 25 años. ¿Hubo mucho hombre que pudo reinar, como la película de John Huston?

-A Enrique IV le cayó una teja en la cabeza con 14 años y la corona pasó a su sobrino. Era nieto de Enrique II de Inglaterra, el que mandó matar a Thomas Becket. A los reyes era tradición ponerles siempre el nombre del abuelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios