Remedios Miralles, mejor Directiva de Recursos Humanos del Año

"Conciliar no es sólo para mujeres embarazadas o salir antes del trabajo"

  • La malagueña asegura que "es más barato contratar a una persona que a tres, pero a la larga sale más caro".

Remedios Miralles. Remedios Miralles.

Remedios Miralles. / M.G.

-¿Cuántos empleados tiene que dirigir en el Grupo Peñarroya?

-Entre 600 y 700. En agosto incluso podemos llegar a 800.

-El director de Recursos Humanos suele ser el más odiado por los empleados. ¿Ha conseguido darle la vuelta a la tortilla?

-No sé si tanto como darle la vuelta a la tortilla, pero llevamos seis años trabajando mucho en cuidar el clima laboral de la organización y hemos puesto en práctica distintas herramientas que quiero pensar que nos han facilitado el camino. Nuestro grado de conflictividad es muy bajo, el índice de satisfacción del personal está en un 8,4 sobre 10, medimos el clima laboral todos los años y tenemos una participación del 92% de la plantilla en las encuestas cuando lo habitual en las empresas es que esté en torno al 40%.

-Ha implantado un sistema de conciliación que ya fue premiado en 2014 en el Congreso Nacional por la Racionalización de Horarios.

-Sí, es un sello auditado por Aenor que se llama EFR (Empresa Familiarmente Responsable). Estamos hablando de conciliación personal, profesional y familiar. Conciliación no es igual a mujer embarazada y salir antes del trabajo. Eso es el sesgo y la deformación de la palabra conciliación. También tiene que conciliar el viudo, el separado, el que quiere hacer un viaje de placer y, por supuesto, el padre de familia. Hacemos planes de desarrollo profesional, de formación, de calidad en el empleo, de apoyo a las familias... Hay que tener en cuenta todas las necesidades del trabajador, desde casarse hasta tener un hijo, separarse o irse a Gran Bretaña a aprender inglés.

-¿Tienen todas esas posibilidades contempladas?

-Tenemos un catálogo con 70 medidas muy diversas. La embarazada puede irse 20 días antes del parto pagado por la empresa para dar a luz tranquilamente; se puede recibir formación en horas de trabajo; tenemos una bolsa de días sin colegio, por la cual si un día el hijo no va al colegio el trabajador puede quedarse con ellos siendo retribuido por la empresa, entre otras.

-Una de las medidas más demandadas en general es aumentar los 15 días del permiso de paternidad. ¿Qué tienen ustedes?

-Estamos haciendo un nuevo catálogo que presentaramos a finales de noviembre en el que vamos a incluir entre una semana y diez días más para el padre, además de los 15 que marca la ley. La madre, además de los cuatro meses legales, cuenta con dos semanas más, al margen de la lactancia, y puede unir sus vacaciones.

-Al final va a ser la persona más querida de la compañía.

-No, que va [se ríe]. También hay medidas exigentes.

-¿Rinde más el trabajador si se siente a gusto?

-Claro. La gente, cuando se siente bien tratada, cumple y responde cuando hay picos de trabajo.

-¿Es rentable?

-Hay dos índices que le interesan mucho a cualquier empresario que son el de absentismo y el de rotación en el puesto de trabajo porque cuestan mucho dinero a una compañía. Nuestro índice de rotación desde hace seis años ha descendido sustancialmente hasta estar por debajo del 5%. Y en el de absentismo estamos en torno al 2,8%.

-¿Por qué las empresas apuestan tan poco por la conciliación?

-Hay un gran desconocimiento. Muchos piensan que es sólo que la gente salga antes del trabajo, que sólo es para mujeres embarazadas o que es ir a por los niños al colegio y eso es lo más pequeño de la conciliación. También creo que hay miedo por ver qué pasa si se toman estas medidas.

-¿Sigue habiendo directores de recursos humanos que piensan que cuanto más duro se sea con el empleado,mejor?

-Sí. Hay personas que piensan que hay que reducir las personas a un número. Necesitan ratios y prefieren que una persona eche muchas horas de trabajo para reducir su presupuesto de personal. Es más barato contratar a una persona que a tres, pero no se dan cuenta del índice de oportunidad si esa persona se accidenta por trabajar tantas horas y tiene un absentismo prolongado o se marcha. Lo que tapas de una manera inmediata, a la larga sale más caro. Hay que pensar más en el largo plazo que en el corto.

-La cultura del presentismo en la silla de trabajo es muy española.

-Sí. Es un error.

-¿Debería estar obsoleta la jornada partida con dos horas en medio libres para comer?

-Depende del sector. No es fácil abolirlo. En nuestro caso lo hicimos por fases. Hay que diseñar un plan y empezar a hacerlo.

-¿Cuáles son las nuevas tendencias en la gestión de personas?

-Tender a ser empresas más sostenibles, que se ocupen de la salud y la formación del empleado, más digitalizadas, más humanas potenciando mucho la acción social con los trabajadores. Empresas que cuiden el entorno del trabajador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios