El Rocío

La Hermandad Matriz reajusta las medidas para las peregrinaciones ante los últimos rebrotes

  • Solo serán acreditadas 25 personas para la misa, entre ellas la junta de gobierno

  • No habrá procesión con el Simpecado ni actuarán los coros en la celebración eucarística

La Virgen del Rocío en la parrqouai de Almonte. La Virgen del Rocío en la parrqouai de Almonte.

La Virgen del Rocío en la parrqouai de Almonte. / M. G.

La Hermandad Matriz del Rocío anuncia unas correcciones y ajustes a las normas para las peregrinaciones extraordinarias ante la situación de la pandemia y las recomendaciones de aforo de las autoridades.

Así lo ha dado a a conocer el presidente de los rocieros, Santiago Padilla, que ha querido enviar a las hermandades del Rocío “un mensaje de ánimo y de estímulo al comienzo de este nuevo curso”. Un periodo que sigue siendo difícil, en medio de esta pandemia, pero que “de ningún modo puede desanimarnos, ni llevarnos a la inacción total”, ha destacado.

Atendiendo a la evolución de casos de rebrotes en el último mes, Santiago Padilla informa que se han “hecho correcciones y ajustes puntuales a las normas para las peregrinaciones extraordinarias”. Una normativa que se hizo pública el pasado mes de julio, con el objetivo de velar por el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias. La hermandad no descarta “modificaciones adicionales en las próximas fechas, en función de las nuevas directrices sanitarias y de cómo evolucionen los datos de la pandemia”.

El ajuste de la normativa de peregrinaciones extraordinarias a la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción afecta al número de miembros acreditados por hermandades y a la disposición del simpecado y ubicación de los miembros de la junta de gobierno.

En este sentido se indica que la hermandad acreditará, para presidir su misa a 25 personas, entre las que deben estar los miembros de la junta y tendrán reservado un espacio en la nave del crucero, donde se encuentra el Crucificado y la Virgen de los Dolores.

La relación de las personas acreditas (nombre, apellidos, lugar de residencia habitual, teléfono de contacto y consentimiento del uso de estos datos para este caso concreto) deberá estar en disposición de la Hermandad Matriz, al menos, tres días antes de la celebración de la misa.

El resto de hermanos deberán encontrar acomodo, sin que puedan reservarse asientos, en el resto de plazas disponibles de la Parroquia, que cuenta con un aforo de 200 personas, según la normativa actual de aforos en lugares cerrados.

Estará en el presbiterio el simpecado de la hermandad, colocado en un pie, situado en el lugar debido al efecto (una persona de la hermandad que celebra su misa supervisará la colocación del mismo, desde la parte de atrás del altar mayor de la parroquia). El resto de hermanos permanecerán en el lugar asignado para las personas acreditadas, dándole un tratamiento preferente al presidente y/o hermano mayor.

El acompañamiento musical se hará, sin ser obligatorio, con los tamborileros de la hermandad con un máximo de tres, a quienes se les reservará un espacio. Este año no se admitirá el acompañamiento de coros.

Durante la celebración de la eucaristía, sólo estará en el altar el capellán o el director espiritual de la hermandad, que deberá traer su alba personal. Las personas que hagan las lecturas o peticiones tendrán que llevarlas impresas previamente.

El simpecado se depositará desde la sacristía de la parroquia, sin procesión, la tarde antes (concertando previamente la hora) o en la mañana del domingo, entre las 8:00 y las 8:30. Siendo situados detrás del altar mayor, presidido por la Santísima Virgen del Rocío, hasta que se celebre la misa de la hermandad, que se ubicará en el lugar habitual del presbiterio.

La retirada de los simpecados podrá hacerse entre las 14:00 y las 17:00 de ese día, comunicando previamente la hora prevista y debiendo hacerse, de igual modo, sin procesión.

Las personas acreditadas para escuchar la misa accederán por la puerta del Evangelio, diez minutos antes de la celebración de la Eucaristía.

El resto de puntos no se han modificado, aunque se destaca que serán razones objetivas para suspender una peregrinación la declaración de un brote significativo en Almonte o en la localidad o ciudad donde radique una hermandad. También se informa en este escrito enviado a las filiales que en el Santuario del Rocío, donde podrán seguirse las misas en directo a través de pantallas, se celebrará misa a las 11:00 todos los domingos.

En su escrito el presidente se despide “con la confianza de que más pronto que tarde podamos empezar a ver la luz al final de este túnel, y normalizar de verdad nuestras vidas y el de nuestras instituciones”. Poniendo esta situación en las manos de la Virgen del Rocío, “con el convencimiento de que es nuestra principal valedora ante el Altísimo en esta hora de aflicciones”.

Tags

más noticias de EL ROCÍO Ir a la sección El Rocío »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios