Balance del año

Emigrantes y Huelva afrontan el año con nuevos presidentes

  • Los rocieros celebraron Pentecostés unidos a los dos simpecados

Nunca se podía pensar que situaciones tan difíciles para al devoción rociera por la pandemia, como para otros sectores de la sociedad, ofrecieran momentos tan especiales. Es lo que les ha pasado a las dos hermandades rocieras de la capital que en verdad este año han hecho un camino unto hacia el Pentecostés permanente de la Virgen del Rocío.

Ambas tuvieron la suerte de presentarse en sus jornadas habituales con sus simpecados ante la Blanca Paloma en Almonte, constituyendo todo un acontecimiento con miles de personas acompañándoles, ganando así el jubileo rociero.

Durante el confinamiento ambas hermandades tuvieron una actitud positiva de acercamiento y ofrecimiento tanto a la población onubense como a los centros sanitarios con numerosas iniciativas, desde hacer mascarillas a ayudas alimenticias.

De vuelta de ese tiempo, la ciudad de Huelva vivió de una forma muy especial ese Rocío de luz al que invitaba la Hermandad Matriz para que en sintonía todas las filiales vivieran un rocío diferente pero igualmente lleno de espiritualidad y vivencias, distintas a la de una camino o una romería, pero que de seguro se van a guardar como acontecimientos únicos a recordar siempre.

Se viven momentos históricos en las capillas de ambas corporaicones rocieras

Las hermandades de Huelva y Emigrantes tras la celebración de sus cultos que pudieron desarrollar en las capillas de sus casas de hermandad, dentro de las restricciones propias de afro y medias de seguridad, se dispusieron a vivir varias jornadas muy intensas en las que se fusionaron ambas hermandades, con una misma mirada a los dos simpecados que se encontraron juntos en ambas capillas.

Tras la celebración de sus cultos, los dos simpecados quedaron en sus capillas para ser venerados por los rocieros onubenses en sus días de salida tradicional hacia la aldea almonteña.

Inolvidable es el rezo del rosario en la jornada del Domingo de Pentecostés ante los dos simpecados en la capilla de la Hermandad de Huelva, presidiendo en su carretera de plata la imagen de a Virgen del Rocío de la parroquia de la Inmaculada Concepción. Una vigilia hacia esa jornada en la que se espera el encuentro en la mañana con la Blanca Paloma ante los simpecados en la aldea. Todo ello se prolongó con la misa celebrada ante los dos simpecados en la jornada del Lunes de Pentecostés en la capilla de Emigrantes.

Los rocieros onubenses continúan ahora su labor social y su actividades propias, Emigrantes pendiente de la celebración de su cincuentenario, paralizadas las actividades por todas las restricciones provocadas por la pandemia. Con el deseo de desarrollar un amplio e intenso programa.

Dos hermandades que también han cambiado sus presidentes, aunque por motivos distintos. En Emigrantes asume la presidencia José Francisco Garrido, al dimitir Inocencio Forcén por motivos personales.

En la Hermandad de Huelva es Juan Carlos Rubio quien asume la presidencia tras ganar las últimas elecciones convocadas, sustituyendo así a Antonio Sánchez de Piña que ha estado al cargo en estos últimos cuatro años.

Tags

más noticias de EL ROCÍO Ir a la sección El Rocío »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios