El Rocío 2018

Colorida presentación de las filiales ante la Blanca Paloma

  • Veinte filiales de la provincia se postran ante la Patrona de Almonte

  • Valverde del Camino hizo su presentación con su ahijada, la nueva filial de San Sebastián de los Reyes

Luminosa, cromática, vivaz y aromática fue la jornada central de la presentación de las hermandades, uno de los actos más multitudinarios de la romería y con más matices para los sentidos. Como cada año, este momento cargado de religiosidad popular y verdad rociera en el que cada pueblo y ciudad acude al encuentro de su Madre, dejó imágenes, sonidos y olores que con garbo e identidad dan nombre a esa realidad de fe que es el Rocío.

Las 80 primeras filiales, por riguroso orden de antigüedad, volvieron a postrarse un año más ante la Blanca Paloma, con un sello propio y el acervo de cada una de ellas, con un color o un elemento distintivo que les representa. Además, muchas hermandades tuvieron en sus carretas un recuerdo para San Juan Pablo II, en los días previos a cumplirse el vigésimo quinto aniversario de su visita a la aldea almonteña. En la puerta principal del ya Santuario Nacional de Nuestra Señora del Rocío fueron recibidas por la Hermandad Matriz de Almonte, presidida por Juan Ignacio Reales, y la hermana mayor, Eva Toro, ante la mirada de rocieros, curiosos y neófitos en la temática rociera, algunos con caras de sorpresa y con muchas preguntas que no pudieron responderse fácilmente. Y es que para hablar del Rocío hay que crear nuevas palabras. Un nuevo vocabulario que pueda dar explicación a lo que se vive, se experimenta y se conoce, en ocasiones por primera vez, en este rincón único del sur de Europa.

El ADN rociero es realmente visible en los pueblos más próximos a la aldea almonteña, cuya historia es herencia transmitida por muchas generaciones y que se renueva anualmente en este acto central del sábado de romería. Las primeras cinco filiales, allá por el siglo XVII, fueron pioneras en peregrinar y dar a conocer el nombre de Rocío en otras localidades. Como marca la tradición, a las 12:00 abrió la presentación la Primera y Más Antigua Hermandad del Rocío de Villamanrique de la Condesa, acompañada por prácticamente todo su pueblo. Tras ella, Pilas, otro de los municipios más rocieros de Sevilla. La Palma del Condado y Moguer fueron las primeras localidades onubenses en presentarse en la jornada de ayer ante María Santísima del Rocío. La filial palmerina, con el templo de plata que lleva por carreta, presentó su Simpecado ante la Reina de las Marismas entre cantos y vivas. Un año más, los bueyes que llevan su carretón se postraron ante la Blanca Paloma, ante los aplausos de todos los presentes. A continuación, con una amplia caballería y una representación de sus célebres carros a la larga, entró desde su calle la Hermandad de Moguer. Los mayordomos de este año, montados a caballo, se bajaron a la altura de la ermita para acompañar al carretón de esta filial, que este año acredita poseer 300 años como mínimo. Y tras la ciudad juanramoniana y del Tinto, le tocó el turno a la ciudad del Guadalquivir: la vinatera Sanlúcar de Barrameda.

Pasadas las 13:00 y directamente desde el camino se presentó ante la Virgen la Hermandad de Triana, con un millar de polvorientos peregrinos que entonaron el tradicional Te saludamos Blanca Paloma. Tras sus carretas llegó Umbrete, con su característico cajón, y la filial de Coria del Río, que dio pasó minutos después a la llegada de la Hermandad de Huelva. La carroza de la capital, con uno de los exornos florales más bellos de la jornada -de tonos malva, blanco y rosa-, apareció por la calle Moguer rodeada de centenares de peregrinos y autoridades políticas y militares.

La hermana mayor de la filial onubense, Cinta Burguillos, llegó a la ermita junto a su marido cargada de emociones, en uno de los momentos más esperados por los rocieros de la capital, al grito de "Huelva, Huelva" que se extendió durante algunos minutos con alegres sevillanas y el paso de los tradicionales carros de la Hermandad de Huelva.

Inmediatamente después se presentaron las hermandades de San Juan del Puerto y Rociana del Condado. A lo largo de esas horas centrales de sol continuaron las presentaciones de otras filiales de la provincia: Trigueros, Hinojos -cuyo hermano mayor, Juan Antonio Maraver, se convierte en la segunda persona con síndrome de Down en ostentar este cargo-, Bonares, Bollullos Par del Condado, Valverde del Camino -que hizo la presentación con su ahijada, la nueva filial de San Sebastián de los Reyes-, Gibraleón, Lucena del Puerto, Punta Umbría y Palos de la Frontera. Pasadas las 18:00 se presentó la filial de Emigrantes, con numerosos peregrinos y sus caracterísicos carros, que llenaron de color la tarde del sábado de Rocío. A pesar de no contar con hermano mayor para esta romería, los rocieros de la filial onubense arroparon con entusiasmo a la junta gestora que desde el pasado año, bajo la presidencia de Fernando Ramírez, se hace cargo de la hermandad.

La segunda jornada de la presentación de hermandades, que se prolongó más allá de las 21:00, con algunos momentos de chubascos vespertinos, contó también con la participación de otras filiales de Huelva: Paterna del Campo, Villarrasa, Isla Cristina, Ayamonte y Villalba del Alcor. Todas ellas y sus centenares de peregrinos, al igual que el resto de hermandades, se postraron un año más ante la Blanca Paloma con el firme deseo de pasar una feliz romería. Y, cómo no, poder volver el próximo año a visitar a la Reina de las Marismas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios