Huelva de ayer a hoy

Centenario del retablo cerámico de la Virgen del Rocío de la iglesia de San Pedro de Huelva

  • En su origen estuvo en la capilla bautismal, donde la Virgen del Rocío recibía a todos hasta que en la restauración de 2002 se trasladó a la nave del evangelio

El retablo cerámico cumple un siglo desde su bendición.

El retablo cerámico cumple un siglo desde su bendición. / Josué Correa

El altar cerámico de la Virgen del Rocío de la parroquia mayor de San Pedro cumple un siglo. Se trata de una artística obra que ofrece un toque muy especial en el templo, ya que destaca de cualquier otro retablo. Tal día como hoy de 1921 se bendijo el retablo, aunque ubicado en lugar distinto a donde lo vemos en la actualidad.

Su primer sitio fue en la capilla bautismal que se había realizado a expensas de José Ruifernández, donde se coloca una pila de granito ofrecida por Guillermo García y García.

Virgen del Rocío de Joaquín Gómez del Castillo, de 1940. Virgen del Rocío de Joaquín Gómez del Castillo, de 1940.

Virgen del Rocío de Joaquín Gómez del Castillo, de 1940. / Josué Correa

Un lugar muy especial pues al recibir las aguas bautismales y entrar en la comunidad cristiana se tenía tan de cerca a la Virgen del Rocío.

Una forma también de difundir la devoción, que en el caso del propio retablo es por la generosidad del médico cirujano de Huelva Fernando Pérez Sevillano y su esposa Soledad Navarro. De los donantes sabemos que Pérez Sevillano era hermano de la Hermandad del Rocío de Huelva, quien años antes, en 1917, había ocupado el cargo de hermano mayor, mientras que Soledad Navarro era camarista de la hermandad.

En el frontal de se puede leer la leyenda que dice: “Donado por D. Fernando Pérez Sevillano. Año de 1921”. Mientras que en una de las alas exteriores del pedestal, a la derecha, aparece la inscripción que refiere su autoría: “Sevilla (Triana), año 1921”; y a la izquierda, “Fábrica de M. Rodríguez Pérez Tudela”.

Donado por Fernando Pérez Sevillano, en 1921. Donado por Fernando Pérez Sevillano, en 1921.

Donado por Fernando Pérez Sevillano, en 1921. / Josué Correa

Se completa así un tiempo de prosperidad en la hermandad, ya que se coloca aquí el simpecado donado en 1919 por Miguel Quintero Domínguez, que iría en la nueva carreta que se realiza en este tiempo. Más tarde se coloca en el retablo una réplica de la Virgen del Rocío, que sería destruida en el asalto a la parroquia de San Pedro en la Guerra Civil, en 1936.

El retablo se pudo salvar ya que la iglesia no fue incendiada. En 1940 se repone la imagen de la Virgen del Rocío por otra que realiza Joaquín Gómez del Castillo, de un metro de altura de gran belleza devocional.

La restauración de la parroquia de 2002 llevó consigo cambios dolorosos para adaptarse al proyecto técnico de Cultura que al eliminar la capilla del Descendimiento obliga a buscarle una nueva ubicación en el templo. Así que la solución técnica dada es la de trasladarlo a la capilla bautismal, y desplazar el retablo de la Virgen del Rocío tras ser desmontado al lugar donde hoy se encuentra en la nave del evangelio.

Tags

más noticias de EL ROCÍO Ir a la sección El Rocío »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios