2015 Elecciones Municipales

Iglesias ve "gestos reveladores" de un cambio de relaciones con el PSOE

  • El líder de Podemos asegura que "basta con escuchar" los socialistas para ver que "su tono es distinto", pero dice que no entrarán en sus gobiernos. Avisa a IU de que Podemos no será su "balsa de salvamento" sino el "paraguas del cambio".

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha admitido que ve "gestos reveladores de que la relación" con el PSOE ha cambiado y que basta escuchar a sus dirigentes para comprobar que el tono que utilizan es distinto al de antes, aunque mantiene que no entrarán en ningún gobierno de los socialistas. En rueda de prensa para analizar los resultados de las elecciones, Iglesias se ha referido así a la conversación que mantuvo ayer con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un contexto en el que dirigentes como el candidato socialista a la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado convencido de será presidente con el apoyo de Podemos. "Es evidente que sí, ahora Pedro Sánchez me llama y antes no me llamaba", ha dicho el secretario general del PSOE sobre el cambio de la relación con los socialistas. Un gesto que, según Iglesias, es bueno y sitúa a Podemos en una posición de poder hacer exigencias y poder lograr cambios.

Así, aunque ha recalcado su "voluntad" de no entrar en ningún gobierno presidido por los socialistas, pero para apoyar cualquier investidura -recuerda- se tendrán que tomar medidas en dos direcciones: tolerancia cero con la corrupción y planes de rescate ciudadano que planteen el fin de los recortes. "Pensamos que es bueno que una fuerza política como Podemos sea capaz de condicionar la rectificación de otras fuerzas políticas si eso se traduce en políticas favorables para el resto de los ciudadanos", ha subrayado.

Iglesias ha admitido un "avance" en el sentido de racionalizar las decisiones políticas y que exista una vía de contacto que hasta ahora no había, si bien no ha querido "sacar conclusiones precipitadas" de lo que fue -según ha dicho- una conversación cordial y con mentalidad constructiva pero también  "llena de ambigüedades y vaguedades", como suele ocurrir en estos casos. "No quiero que nadie sea preso de sus palabras", ha respondido al ser preguntado si vio a Sánchez proclive a aceptar sus condiciones.

Sánchez e Iglesias quedaron en contactar de nuevo la próxima semana y el líder de Podemos no ha descartado que celebren una reunión presencial y no telefónico, pero de momento no se ha concretado fecha ni lugar para ese nuevo contacto que Podemos afronta con buena disposición y voluntad constructiva. En ese sentido, el secretario general de la formación ha asegurado también que hace unos días la responsable de Análisis Político y Social de Podemos, Carolina Bescansa, se reunió con el secretario de Acción Política y Ciudadanía del PSOE, Patxi López, también "con total normalidad" para valorar la situación política. 

Iglesias avisa a IU de que Podemos no será su "balsa de salvamento" sino el "paraguas referencia del cambio"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha avisado este jueves a Izquierda Unida de que no va a ser la "balsa de salvamento de nadie" y que el "cambio" no pasa por "una coalición de partidos", al tiempo que ha defendido que su formación tiene intención de ser de cara a las próximas generales el "paraguas" que sirva de "referencia" para conseguir ese "cambio". Así lo ha asegurado Iglesias desde la sede de Podemos en la primera rueda de prensa que ha ofrecido tras las elecciones autonómicas y municipales del domingo, en la que ha defendido que si algo han demostrado estas elecciones es que la formación morada no debe convertirse en un "partido más" sino ser un "espacio en el que se encuentren cómodos todos los que están llamados a protagonizar el cambio". "Aunque Podemos se ha convertido en referencia fundamental del cambio, no podemos convertirnos en un partido más sino que tiene que ser una referencia de todos los sectores que apuesten por el cambio, tengan o no el carné de Podemos", ha explicado, para añadir, no obstante, que siguen apostando por la estrategia ideada en su asamblea constituyente de otoño, que pasa por concurrir con sus siglas en las generales.

De este modo, Iglesias ha descartado que Podemos esté dispuesto a formar parte de una coalición de partidos para formar un frente de izquierdas, pero sí ha dado a entender que están dispuestos a recibir con los brazos abiertos a todos aquellos que compartan sus principios y apuesten por el cambio, como ya hicieron en las listas de Madrid y Andalucía para las autonómicas, en las que integraron a representantes de otros partidos como Equo. "Muchos sectores y activistas pueden hacer aportaciones fundamentales. Es fundamental que no perdamos de vista ese elemento. Que no perdamos de vista el protagonismo ciudadano que necesitamos para llevar a cabo la transformación política", ha ahondado.

 Preguntado en concreto sobre el candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, de quien hace un año y medio dijo que era una de las pocas personas capaces de dar un paso al frente para impulsar el cambio, Iglesias ha señalado que "en estos últimos tiempos las fechas de caducidad en política se reducen enormemente". "Hay cosas que envejecen muy rápido", ha señalado. "La apuesta por el cambio y por la unidad popular no tiene nada que ver con acuerdos entre partidos, y mucho menos con lo que podríamos llamar una balsa de salvamento para nadie. Cada uno tiene que asumir las consecuencias de la estrategia política que ha llevado a cabo", ha afirmado, para insistir en que "quien piense que el futuro pasa por una coalición que sirva para salvar a un partido", no cuenta con su acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios